Los argumentos de la fiscal Alicia Ghione para pedir el desafuero de Gustavo Penadés

Vistas: 152
0 0
Tiempo de lectura:5 Minutos, 50 Segundos

Para la fiscal, «el relato de las víctimas es claro y contundente», y no descarta la intervención de Crimen Organizado.

El Senado trata este miércoles el pedido de desafuero al senador del Partido Nacional, Gustavo Penadés, investigado por delitos delitos sexuales. La sesión está prevista para las 9:30. El martes, la Comisión de Constitución y Legislación votó por unanimidad la solicitud de la fiscal Alicia Ghione.

Subrayado accedió al documento en el que Ghione expone a la jueza Marcela Vargas los motivos para pedir el desafuero. Entre las razones, la fiscal afirma que han presentado declaración ante la Fiscalía ocho personas y al menos cuatro más están identificadas, pero que aún no han comparecido. La Fiscalía no descarta que la investigación sea trasladada a los Juzgados Letrados Especializados en Crimen Organizado, según el número de imputados que se reúnan en la investigación.

La Fiscalía sostiene que “la forma de proceder del senador Penadés respecto a la explotación concreta de los adolescentes, se sostiene a lo largo de los años y el ‘modus operandi’ o forma de acceso a los adolescentes es similar”.

“El relato de las víctimas es claro y contundente, hay víctimas de muy diversas edades a lo largo de los años; lo que le otorga a los relatos mayor grado de certeza”, agrega.

“Tengamos presente, que en los delitos de abuso sexual y como el caso de ‘explotación sexual de adolescentes’ el relato de la víctima es fundamental”, acota. En todos los casos, fueron varones menores de edad, que son o han sido de contextos sociales altamente vulnerables.

Ghione afirma que “las evidencias reunidas hasta el momento, justifican claramente “la formación de causa”. De la evidencia surge de en algunos casos el abuso sexual ocurrió dos, tres o cuatro veces. En siete de los casos, son delitos que no han prescripto.

La fiscal funda el expediente en los artículos 45 y 259 del Código del Proceso Penal (CPP), artículos 59 y 64 de la Ley de Violencia de Género, Convención Internacional de los Derechos del Niño y Protocolos Facultativos sobre «prostitución (explotación) sexual de niños y adolescentes», y artículos 2, 3, 8 y 9 y en especial 123, 124 y 125 del Código de la Niñez y la Adolescencia, y artículos 2, 28 a 34 de la Ley Integral de Trata de Personas.

MODUS OPERANDI

Algunas de las personas que declararon en el caso afirmaron que Sebastián Mauvezín oficiaba como “reclutador” o “intermediario” entre los menores de edad y el senador Penadés. Mauvezín ofrecía en “ambientes gay” encuentros con Penadés a cambio de dinero y cobraba una “ganancia” u “obtenía otro tipo de beneficios”. Por eso, la Fiscalía solicita el levantamiento urgente del secreto bancario y la exoneración de la reserva tributaria de Mauvezín.

El contacto se hacía por Instagram. “Las víctimas relatan que el ahora senador Gustavo Penadés, los levantaba en auto por distintos lugares públicos, hace unos años atrás en Parque Batlle, ‘en la zona de los jueguitos o frente al gusano loco’; a otros en ‘la explanada del Palacio Legislativo’, y más recientemente en lugares públicos como una esquina cualquiera o en plazas públicas alejadas de cámaras”, afirma la fiscal.

“De las declaraciones obtenidas, se reúnen similares formas de convencer a los adolescentes a que accedan a tener actos sexuales, de cómo acceder a sus cuerpos, lograr que se desnuden, besarles, tocarles, solicitarles que ‘lo masturben’ y le hagan ‘sexo oral’, para finalmente en algunos lograr algo más. En ocasiones, con acciones violentas para obligar al ‘sexo oral’ o a la ‘penetración sexual’, en especial si los encuentros eran en la soledad del interior de un auto, donde solo se encontraban el senador Penadés y su indefensa víctima varón adolescente, en la oscuridad de alguna zona de Montevideo”, señala el documento.

Uno de los denunciantes afirmó que conoció a Penadés cuando tenía 16 años y al decirle que era menor de edad, el senador le respondió «si hay pelitos no hay delito»; ocurrió en 2016. Otros de los denunciantes contó lo que sucedió cuando tenía 13 años y que tuvo dos encuentros con el senador nacionalista en la zona del Parque Batlle.

«En un caso ya antiguo, la víctima era apenas un niño en un cuadro de fútbol, que el propio Penadés organizaba, cuando aún era un adolescente, ya con su capacidad de liderazgo, que el mismo indicó tener», señala el escrito.

EVIDENCIAS

La fiscal sostiene que tiene evidencia por testimonios y “otras medidas reservadas” de que Mauvezin “contactaba o reclutaba” a los menores que luego tenían los encuentros con el senador Penadés. Si bien indica que el intercambio económico entre el senador y el profesor era “en forma manual”, agrega que de los testimonios surge que con otros hombres la transacción fue vía electrónica, por lo que solicitó que se levante el secreto bancario.

“Pero Sebastián Mauvezín no solo recibía dinero del senador, sino de otros hombres para los que realiza el mismo trabajo de ‘reclutador en la explotación sexual de menores de edad’ y en esos casos lo haría a través de transacciones o transferencias bancarias; por eso necesitamos el levantamiento del secreto bancario y de la reserva tributaria, con la finalidad de poder identificar también a esas otras personas que pagan por la explotación sexual de adolescentes y reunir evidencia que corroboren los testimonios obtenidos”, argumenta Ghione.

Entre las solicitudes de la fiscal, se eleva un pedido a la empresa Meta, dueña de Instagram, para acceder a la información. Dado que, de acuerdo a la investigación que maneja Fiscalía, el profesor se contactaba con víctimas a través de esa red social.

Al respecto de la solicitud a Meta, la fiscal indica que se debe a que tanto el senador Penadés como el profesor tenían “urgencia” por “borrar la evidencia y cerrar las páginas de Instagram que aún podían contener mensajes, o que mostraban los perfiles que usaban”.

Además, solicita las imágenes de las cámaras de seguridad del hotel de alta rotatividad al que concurría el investigado con los menores de edad. Las filmaciones fueron negadas por el gerente del hotel. Pero la fiscal añade que prefiere acceder a las mismas por vía judicial, ya que por «entrega voluntaria podría claramente hacer desaparecer la evidencia».

AMENAZAS

Penadés se presentaba como “hombre bien vestido, que parecía de bien y me dijo que podía ayudarme a encontrar trabajo… pero vamos a tomar algo y charlamos…”, declaró uno de los denunciantes, y que luego lo llevó a un hotel para darle dinero a cambio de actos sexuales. “…sentí miedo porque se presentó como un legislador”, agregó. En todo el expediente, la fiscal Ghione hace hincapié en preservar la identidad de los denunciantes. En el documento, menciona amenazas e intentos de intimidar a los denunciantes.

La fiscal sostiene que se trata de una investigación compleja «no solo porque los hechos se han hecho públicos desde el inicio sino obviamente por la investidura del denunciado y el poder que su cargo tiene, y así lo ven las presuntas víctimas».

Fuente: Subrayado

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *