FM Ideal En Vivo Volcán en La Palma: nuevas bocas y más lava sobre la isla – Fm Ideal 90.1

Volcán en La Palma: nuevas bocas y más lava sobre la isla

La calidad del aire en la isla española se encuentra dentro de los límites saludables dicen los expertos, salvo en la zona próxima al Cumbre Vieja.

Dos jóvenes observan la erupción del volcán Cumbre Vieja. Foto: EFE

Una nueva colada de lava muy líquida apareció ayer viernes en la isla española de La Palma, donde el volcán Cumbre Vieja entró en erupción hace dos semanas. Según el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), esta nueva colada arrancó en la madrugada de este viernes, tras la aparición de una tercera boca considerada muy expulsiva. Videos aéreos captados por el IGME y el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) mostraban un impresionante río de lava incandescente abriéndose paso sobre un suelo carbonizado.

Esta nueva colada se suma a la lava que sigue acumulándose en el océano Atlántico, formando una vasta plataforma, cuya superficie llega a las 27 hectáreas (casi 38 canchas de fútbol) y no deja de crecer.

Desde su entrada en erupción el 19 de septiembre, el Cumbre Vieja ha expulsado “80 millones de metros cúbicos de magma”, indicó el presidente del gobierno regional de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Esta cantidad es, según Torres, el doble de lo emitido en 1971 por el vecino volcán de Teneguía, otrora dos veces mayor.

Después de haber recorrido seis kilómetros durante los primeros días de la erupción, y haberse casi parado después, el ardiente flujo de lava alcanzó el mar en la noche del martes, generando grandes cantidades de humo y gas tóxico.

La concentración de dióxido de azufre aumentó en las últimas horas en Tazacorte, el municipio más próximo, adonde la lava llega al Atlántico.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, que ya viajó a la isla en dos ocasiones, volverá mañana domingo a La Palma.

Límites saludables.

Mientras tanto, en el valle de Aridane, la zona de La Palma más próxima a la erupción, la calidad del aire se encuentra dentro de los límites saludables, aunque, cuanto más cerca de la zona de la erupción, los parámetros se alteran, por lo que se ha establecido una zona de exclusión de un mínimo de 2,5 kilómetros.

Y es que la tasa de emisión de dióxido de azufre es de 8.700 toneladas diarias.

También la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha detectado picos puntuales en determinadas zonas en la que los que la calidad del aire sobrepasa los niveles exigidos, sin que de momento haya riesgo para la salud de la población.

Este viernes, la columna de cenizas y gases ha alcanzado los 6.000 metros de altura, sin que se descarte que pueda afectar también a la parte norte de La Palma y que llegue ceniza fina a la isla de El Hierro, también en el archipiélago de las Canarias, por un cambio en las condiciones del viento.

10% de la isla afectada.

La superficie afectada representa el 10% de la isla, que tiene una extensión de algo más de 700 kilómetros cuadrados, según el Plan de Prevención Riesgo Volcánico (Pevolca), por lo que en el resto de la isla la vida es normal, sin sobresaltos y solo con algunos problemas como la caída de ceniza.

En contraste, los miles de damnificados por el volcán viven desde el inicio de la erupción en medio de la impotencia, la incertidumbre y la desesperación.

Y es que las edificaciones afectadas alcanzan las 1.005, de las cuales 870 han quedado destruidas, mientras que los kilómetros de carreteras dañados son 30,2, de ellos 27,7 arrasados por el paso de la lava, y la ceniza caída se extiende por 3.172,9 hectáreas.

Fuente: Elpaís