Fm Ideal 100% Online Viuda y dos hijastros de millonario polaco litigan por US$ 16 millones – Fm Ideal 90.1

Viuda y dos hijastros de millonario polaco litigan por US$ 16 millones

El empresario Juan Kobylanski falleció a los 95 años; ahora sus herederos cruzan acusaciones y demandas civiles.

Poder Judicial. Foto: Darwin Borrelli.

La viuda y dos hijos del acaudalado empresario Juan Kobylanski se enfrentan en la Justicia por una fortuna de US$ 16 millones.

Proveniente de una familia acomodada de Polonia, Kobylanski era estudiante de Medicina cuando se desató la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Ferviente católico, se unió a la resistencia para enfrentarse a los alemanes. Fue capturado y estuvo en siete campos de concentración. Al finalizar la guerra, comenzó a vender metales provenientes de deshechos bélicos. Y así fue que logró hacerse de una pequeña fortuna. Luego viajó a América Latina donde compró campos en Paraguay y en Uruguay.

Kobylanski falleció el 27 de marzo de 2019. Tenía 95 años. A partir de ese momento, la difícil relación entre la viuda y los dos hijos del empresario se deterioró aún más. A principios de 2020, uno de los hijos presentó una denuncia penal en la Fiscalía de Montevideo de 11° turno contra la viuda y exsecretaria personal de su padre por más de 60 años.

Según la denuncia presentada por el hijo de Kobylanski, la viuda “se había aprovechado” del deterioro mental del empresario obligándolo a casarse con él, desheredando a sus dos hijos y más tarde ocupando la titularidad de la Fundación Kobylanski, entre otras acciones en desmedro de los herederos legítimos. Esa denuncia fue archivada.

Al no estar ante una sentencia firme, el hijo de Kobylanski tomó conocimiento de nuevos hechos que “habilitan” la presentación de una segunda denuncia penal y “ratifican plenamente” la certeza del “aprovechamiento” realizado por la viuda en su beneficio propio y en perjuicio del fallecido y sus dos hijos. Así lo dice el escrito elaborado por los abogados Alejandro Balbi y Víctor Della Valle en representación del hijo del empresario.

El hijo de Kobylanski se enteró que la viuda había iniciado el trámite de la sucesión en el Juzgado de Familia de 25° Turno. En esa sede la mujer agregó el último testamento del empresario firmado el 21 de febrero de 2019. Al leer ese testamento, el hijo supo que él y su hermana habían sido desheredados por su padre, dice la denuncia de Balbi y Della Valle.

Juan Kobylanski

Agrega que el testamento “beneficia ampliamente” a la viuda porque la designa legataria de una casona ubicada en la rambla montevideana valorada en US$ 1.000.000 y determina que el heredero de todos los bienes del empresario sea la Fundación Juan Kobylanski.

La viuda del polaco fue designada como presidenta de dicha fundación “con absoluto poder de los bienes y dinero dejados a la misma”, sostiene la denuncia.

Al tomar conocimiento del contenido del último testamento, el hijo del empresario presentó una demanda de nulidad del matrimonio de su padre con la secretaria personal por entender que Kobylanski no estaba en pleno uso de sus facultades mentales cuando tomó la decisión de casarse con la mujer, dice la denuncia penal. Y agrega que el hijo también entabló una demanda de nulidad de testamento ante el Juzgado de Familia de 25° Turno con el mismo argumento. “En el período que va de fines del 2016 -luego de su última operación- hasta la fecha de su fallecimiento, mi padre sufría un deterioro cognitivo importante que lo inhabilitaba a tomar todas las importantísimas decisiones que adoptó en ese corto período de tiempo. La denunciada lo manipuló para que adoptara decisiones que la beneficiaban”, insiste el escrito.

Y pide a la Fiscalía que formalice la investigación contra la viuda de Kobylanski por un delito de abuso de inferioridad psicológica de los incapaces, y eventualmente por estafa y apropiación indebida.

Testaferro.

Los abogados de la viuda de Kobylanski, Gonzalo Ramírez y Gabriel Valentín, rechazaron en la Justicia Civil las tres demandas de los hijos del empresario reclamando cifras millonarias. Y agregaron que, en su testamento, Kobylanski dispuso que la casi totalidad de sus bienes habrían de ser heredados por la Fundación Kobylanski para continuar cumpliendo con su deseo de mantener vivos sus vínculos con Polonia y especialmente con la Capilla San Juan Pablo II ubicada en un campo del empresario en Maldonado.

Kobylanski también quiso dar participación en la fundación que lleva su nombre a representantes de una orden católica en Uruguay. En todos los testamentos que otorgó por lo menos en los últimos 10 años, Kobylanski estableció que había transferido en vida bienes a su hijo por mas de 20 millones de euros.

Kobylanski también afirmó, en esos documentos, que su hijo era testaferro de varios inmuebles de su propiedad y que este los había vendido sin su autorización, según consta en un escrito enviado por el abogado Ramírez a El País.

“Evidentemente molesto con la viuda de su padre porque defiende en juicio el testamento y los intereses de la Fundación Kobylanski, el hijo presentó contra ella una denuncia penal absurda, a la que le está dando difusión pública con la finalidad de amedrentarla”, dice el documento. Y agrega: “Detrás de esta denuncia hay un interés patrimonial del denunciante y es la Justicia de familia, quien resolverá sobre estos asuntos”.

Andrés Ojeda, abogado penalista y asesor de la viuda de Kobylanski, dijo a El País que el hijo del empresario “no está teniendo los resultados que busca” en los juzgados civiles y que por eso apela ahora a una segunda denuncia penal. Y advirtió: “(El hijo) denunció hechos a sabiendas de que son falsos para forzar responsabilidades penales que no existen y eso no lo podemos permitir. Por eso estamos evaluando denunciarlo por simulación de delito”.

Cumpleaños con Sturla

El 21 de julio de 2017, tres días antes de su casamiento con su secretaria personal durante 60 años, el empresario Juan Kobylanski organizó la fiesta de su cumpleaños en el restaurante “Casa Violeta”. En la Revista Paula, donde se publicaron imágenes del evento, se observa que asistieron al almuerzo el cardenal Daniel Sturla, los monseñores Milton Tróccoli y Antonio Bonzani y el presbítero Juan Silveira. A la reunión también concurrieron otras personalidades como el embajador Juan Romero, el exministro del Interior, Ángel María Gianola y Graciela Rompani. El abogado de la viuda de Kobylanski, Gonzalo Ramírez, dijo a El País que “es absurdo” pensar que el empresario era incapaz cuando estuvo durante dos horas almorzando con diez amigos y nadie se dio cuenta de ello. “Una persona que se quiere casar con un incapaz, no lo lleva a una reunión de diez personas”, concluyó Ramírez.

Fuente: Elpaís