>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Venden por web y luego los asaltan: fiscales alertan por modalidad delictiva en aumento – Fm Ideal 90.1

Venden por web y luego los asaltan: fiscales alertan por modalidad delictiva en aumento

Cuando el comprador incauto llega al lugar, hay dos personas esperándolo. Con amenazas o esgrimiendo armas de fuego, el comprador es rapiñado.

Las pérdidas que sufren damnificados son difíciles de recuperar. Foto: Archivo El País

La maniobra es simple. El “anzuelo” utilizado por los delincuentes es un celular de alta gama, un televisor o un Play Station. Lo publicitan a buen precio en una red social. Y luego esperan.

El interesado se contacta. El supuesto vendedor lo cita a una esquina de un barrio periférico. Cuando el comprador incauto llega al lugar, hay dos personas esperándolo. Con amenazas o esgrimiendo armas de fuego, el comprador es rapiñado.

Tal modalidad delictiva fue alertada por el fiscal y presidente de la Asociación de Magistrados Fiscales del Uruguay, Willian Rosa. “Estamos investigando con la Policía cinco o seis rapiñas mediante este sistema. Si el comprador ofrece resistencia, puede sufrir violencia. Estamos investigando un caso en que a la víctima le iban a robar un auto a punta de pistola”, dijo Rosa a El País.

El fiscal señaló que los avisos clasificados de redes sociales dejan expuestos a los compradores de buena fe y son un marco que abre las puertas a la delincuencia. E hizo un llamado a los compradores a que “maximicen los cuidados” cuando son citados a lugares alejados o con poco público por supuestos vendedores.

También sugirió a los compradores “visualizar” a los vendedores para saber si son confiables o no a través de su cantidad de transacciones, reputaciones o el tiempo que operan en la red social.

En caso de que el comprador no adopte medidas, explicó el fiscal, corre riesgo de sufrir una rapiña, ser estafado o que le vendan algún objeto robado.

El último caso bajo esta modalidad delictiva a través de clasificados en una red social, según Rosa, ocurrió apenas hace unos 10 días.

Decenas de estafas.

Rosa advirtió también sobre las decenas de estafas que se realizan a través de clasificados en redes sociales. Los productos más demandados son teléfonos celulares (Iphone y Samsung Note), televisores, cocinas a leña, hornos de hierro y Play Station.

El 5 de febrero de este año, Rosa publicó en su cuenta de Twitter: “Investigamos centenas de estafas pequeñas vinculadas a compras en redes sociales. Me apena el perjuicio que sufren las víctimas. Los montos no son elevados, pero para un laburante es mucho. Hay que extremar cuidados a la hora de comprar así”.

En el hilo de su tuit, el fiscal agregó: “La Fiscalía investiga, imputa, obtiene condenas, pero difícilmente se subsane el perjuicio, por eso hay que prevenir. Fiabilizar al vendedor. Son muchos casos y damnificados, hay que tomar más recaudos”.

El 22 de febrero, la Fiscalía de Durazno de 1er Turno, representada por la fiscal adscripta Ana Claudia Lema, logró una condena a una mujer por reiterados delitos de estafa. Esta vendía productos a través de Internet pero nunca los entregaba una vez que le giraban el dinero.

La formalización inicial fue por dos delitos de estafa, pero a lo largo de la investigación se tiene evidencia de más de 30 delitos similares. La Justicia condenó a la mujer a dos años y seis meses de penitenciaría.

Hizo 200 estafas por red social

La Policía de Montevideo estaba tras sus pasos desde hacía meses. La mujer se “especializó” en vender Play Station a través de los clasificados de una red social. Los publicaba a un precio tentador. A los interesados, les trasmitía que los vendía muy baratos porque ya no los usaba.

Los compradores confiados caían uno a uno. La mujer exigía que le giraran el dinero por una red de cobranzas. Cobraba, pero nunca enviaba los Play Station.

Investigadores de la Zona IV (Cerro, La Teja y barrios aledaños) se encargaron de buscar a la estafadora. En el marco de la investigación supieron que la delincuente había vendido 31 Play Station, pese a que no tenía ningún aparato de ese tipo.

Los policías capitalinos se enteraron, además, que maniobras similares fueron efectuadas por la mujer en Lavalleja, Durazno y Salto. Se le atribuyen unas 200 estafas bajo esa modalidad, según dijo una fuente del caso a El País.

La Fiscalía de Minas unificó todos los casos. La mujer fue procesada con prisión por reiterados delitos de estafa.

Fuente: Elpaís