>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< «¡Vamos Guapo!», el último grito; así fue la despedida con honores de Jorge Larrañaga – Fm Ideal 90.1

«¡Vamos Guapo!», el último grito; así fue la despedida con honores de Jorge Larrañaga

El ministro Larrañaga fue velado en el Palacio Legislativo; este lunes será sepultado en Paysandú.

El “¡Vamos Guapo!” retumbó en el Salón de los Pasos Perdidos y el eco dio paso a una lluvia de aplausos. Luego el momento más duro. Cargar el féretro de Jorge Larrañaga, bajar las interminables escalinatas del Palacio Legislativo y volver a apretar los dientes, cerrar la garganta y que las bocinas de los autos, y más aplausos, hicieran lo suyo: decir adiós por última vez.

La muerte del ministro del Interior Jorge Larrañaga (64) impactó. “Estaba en su mejor momento”, dijo ayer el presidente Luis Lacalle Pou. A pesar de la pandemia del COVID-19, fueron cientos de personas las que se acercaron al Palacio Legislativo para acompañar a la familia y despedir a “El Guapo”.

Apenas unos minutos antes de las nueve de la mañana, el féretro de Larrañaga, envuelto en una bandera uruguaya ingresó al Salón de los Pasos Perdidos. Fue cargado por familiares del ministro, por su mano derecha Santiago González, titular de la dirección de Convivencia y Seguridad Ciudadana, y por Diego Fernández, el director Nacional de la Policía.

Sus familiares y sus compañeros en el Ministerio del Interior se quedaron rodeando el ataúd esperando a los que se acercaran a despedirlo. Bien cerquita estaba la vicepresidente de Beatriz Argimón y el ministro de Defensa Javier García, quien compartió años de militancia con Larrañaga en Alianza Nacional y quedó interinamente a cargo del ministerio.

En el Palacio Legislativo predominaba el silencio. Los únicos sonidos que lo alteraban eran la llegada de alguna persona que golpeaba sus palmas contra la espalda de los familiares y allegados de Larrañaga.

Familiares de Jorge Larrañaga, integrantes del Ministerio del Interior y dirigentes de todos los partidos políticos despidieron ayer al ministro. Foto: Leonardo Mainé

El exsenador Pedro Bordaberry y el ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte fueron de los primeros en llegar para despedir al ministro. Sobre la hora 10 arribó el presidente junto a su esposa Lorena Ponce de León. Con ojos vidriosos, Lacalle abrazó a Santiago González y luego hizo lo mismo con cada uno de los cuatro hijos de Larrañaga.

En diálogo con la prensa, al retirarse, el presidente recordó lo mucho que el ministro disfrutaba de ser padre y que su “momento de paz” era cuando estaba con ellos. «Se fue cuando había encontrado su lugar, le cabía el cargo 24/7, como se dice en la jerga policial. No descansaba. Es un golpe muy duro, lo vamos a extrañar, estoy muy mal», dijo emocionado el primer mandatario.

Pero hubo un concepto que se instaló luego de conocerse el fallecimiento de Larrañaga: “la vara quedó alta”. “Se fue un gran político, un gran líder que en sus treinta pico de años en política transformó un departamento, un partido y se puso a disposición del Uruguay”, indicó a El País Santiago González. “Puso su propio vida a disposición de su gente y demostró que las cosas se podían hacer, en 14 meses probó que se podía combatir el delito, se podía combatir el narcotráfico, levantar la moral de la Policía, y eso lo transformará en un hombre muy grande”, agregó.

En la noche del sábado, horas después de conocerse el fallecimiento, varios patrulleros prendieron las sirenas y lo homenajearon en las inmediaciones del Palacio Legislativo.

Ayer, varios actores políticos que participaron del velatorio de Larrañaga dejaron palabras emotivas para despedirlo. “Era un personaje muy particular, muy querible”, dijo el expresidente Luis Lacalle Herrera. Y agregó: “Jorge va a ser siempre una velita prendida, o un fogón como le gustaría decir a él, para que los blancos nos refugiemos a su calor”. Fueron varios los dirigentes, de todos los partidos políticos, que se refirieron al legado de Larrañaga tanto a nivel político como de su gestión.

Por el Frente Amplio, concurrieron al velatorio la intendenta de Montevideo Carolina Cosse y los senadores Alejandro Sánchez (MPP) y el socialista Daniel Olesker. “Una angustiosa sorpresa. Un político de fuste y un integrante republicano del sistema político. Mucha gente lo ha seguido y ha perdido a su líder. A toda esa gente, un gran abrazo”, expresó Cosse.

El cortejo fúnebre partió rumbo a la sede del Partido Nacional, donde lo esperaban principales figuras blancas y decenas de personas. Foto: Leonardo Mainé

Al mediodía, el cortejo fúnebre partió del Palacio Legislativo, en caravana, hacia la sede del Partido Nacional. Allí, decenas de personas esperaron al vehículo que trasladaba los restos del ministro, para dar su último adiós. Luego el cortejo siguió rumbo a Paysandú, el lugar donde Larrañaga nació y forjó su carrera política. Allí será sepultado y despedido por sus más cercanos.

El cardenal Daniel Sturla le dedicó unas palabras a Larrañaga y rezó el “Padrenuestro” junto a los presentes. Foto: Leonardo Mainé

Producción: Joaquín Silva

Larrañaga iba a ir a operativo de “frío polar”

El ministro Jorge Larrañaga murió el sábado tras sufrir un paro cardiorrespiratorio. Según pudo saber El País, el ministro se sintió mal en una casa en la capital donde mantenía una reunión de trabajo. Se alcanzó a llamar a la emergencia móvil Semm, que intentó reanimarlo pero finalmente falleció. Según narraron fuentes cercanas a Larrañaga, el ministro tenía pensado participar esa noche con Santiago González (director de Convivencia) del operativo “frío polar”, para trasladar personas en situación de calle a refugios del Mides.

El año pasado, Larrañaga y González participaron de un operativo similar y hablaron con personas en situación de calle para convencerlos de que pasaran la noche en refugios, comieran algo caliente y no se quedaran a la intemperie. El mismo sábado que falleció el ministro, González lo iba a acompañar al inicio de los operativos de este año y Larrañaga aceptó. “Él estaba bien, con ganas de trabajar”, explicó a El País un allegado al ministro colocando como ejemplo la actividad programada, por lo que nadie esperaba este desenlace.

Lacalle Pou y Argimón estarán hoy en el sepelio

Los restos del nacionalista Jorge Larrañaga serán sepultados hoy, a partir de las 10 de la mañana, en Paysandú. Su ciudad natal y la misma que lo vio forjar su carrera como político: primero como intendente, luego como candidato presidencial, senador y por último como ministro.

El presidente Luis Lacalle Pou y la vicepresidenta Beatriz Argimón participarán del entierro. También lo hará el ministro de Defensa Javier García quien, de forma interina, quedó al mando de Interior.

Ayer al retirarse del velatorio del ministro, Lacalle Pou expresó que Larrañaga era un “trabajador incansable”. “Parecía que nunca iba a descansar Jorge, ese cuerpo grande, fuerte, que se cayó muchas veces y se levantó más, lo sufrí en carne propia en la competencia”, apuntó. El presidente remarcó que el ministro “estuvo en todas las batallas”.

Fuente: Elpaís