>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Uruguay deberá presentar en mayo su respuesta a una demanda internacional de más de 800 millones de dólares que enfrenta por Pluna. – Fm Ideal 90.1

Uruguay deberá presentar en mayo su respuesta a una demanda internacional de más de 800 millones de dólares que enfrenta por Pluna.

Sus exsocios privados sostienen que el Estado expropió la aerolínea sin pagarles una compensación.

En la demanda aseguran que Uruguay quiso destruir a la aerolínea, que ahuyentó a propósito al banco que prestaría dinero para rescatarla y que «persiguió» a sus socios hasta meterlos presos.

“Uruguay asfixió operativa y financieramente a Pluna”, dice la demanda por 800 millones de dólares contra el Estado uruguayo que lleva adelante la sociedad panameña Larah, que tuvo el 75% de la aerolínea.

Los demandantes alegan que el país violó el Convenio de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre Uruguay y Panamá expropiando ilegalmente la aerolínea, sin pagar una compensación económica.

Larah se presentó ante el CIADI del Banco Mundial con los testimonios de Arturo Álvarez Demalde y Sebastián Hirsch, quienes lideraron la compañía entre 2007 y 2012, un informe pericial de valuación de daños y especialistas del mercado aeronáutico.

“Este caso de trata sobre la destrucción por Uruguay de Pluna Líneas Aéreas Uruguayas, una aerolínea pujante y en expansión que Larah y su ejecutivos habían logrado transformar exitosamente con mucho trabajo e importantes inversiones”, sostiene la demanda, a la que accedió Telemundo.

El documento detalla que entre 2008 y 2011 las rutas de la aerolínea se triplicaron y que la cantidad total de pasajeros se duplicó.

Sin embargo, sostiene el escrito, Uruguay decidió liquidar la aerolínea y desprenderse de sus socios privados en 2011 para evitar demandas por 3.500 millones de dólares por su sociedad anterior con la brasileña Varig.Entonces, dice el documento, Ancap intimó a Pluna a pagar 20 millones de dólares sin previo aviso y bajo amenaza de corte de servicio, mientras que Uruguay le pidió a Larah capitalizar urgentemente la aerolínea, pero ahuyentó al banco que otorgaría 30 millones de dólares, primero, y 45 millones de dólares, después.

Además, tras su liquidación en 2012, buscó traspasarle sus aviones y rutas al principal competidor aéreo y fluvial: Buquebus, beneficiando al empresario Juan Carlos López Mena, “aliado del presidente Mujica”, afirma el documento.

Autoridades uruguayas explicaban que la empresa no había logrado corregir sus números mientras aumentaba sus pasivos, y que las propuestas de los socios privados solo incrementaban las deudas frente a un afectado patrimonio.

Por esto, la aerolínea había entrado en causal de disolución desde el primer año de gestión compartida.“Con total desprecio por el estado de derecho, Uruguay no solo expropió la inversión de Larah en Pluna, sino que llegó incluso a encarcelar a su ejecutivos sin juicio previo, violando a sabiendas tratados internacionales en materia de derechos humanos”, agrega el documento.

Álvarez Demalde y Hirsch pasaron cuatro y catorce meses en prisión preventiva, respectivamente, por un delito continuado de estafa especialmente agravada por su gestión al frente de Pluna.

Al día de hoy no tienen condena.También fue a prisión por un año y medio el gerente general de la compañía, Matías Campiani.

La demanda reclama una indemnización por unos 80.600.000 dólares, cifra a la que se llega sumando el 75% de las acciones de Pluna y los intereses generados desde el cierre de la empresa.

El Estado uruguayo deberá presentar su respuesta en mayo, a lo que seguirán otras instancias antes del dictamen final.

Uruguay es auspiciado por los abogados que lo representaron en los casos Philip Morris y Aratirí.

Consultadas por Telemundo, las actuales autoridades de gobierno se excusaron de hacer declaraciones.