Fm Ideal 100% Online Uno atacó y el otro defendió: Facundo Torres y Mathías Laborda fueron las figuras del clásico – Fm Ideal 90.1

Uno atacó y el otro defendió: Facundo Torres y Mathías Laborda fueron las figuras del clásico

El atacante de Peñarol y el zaguero de Nacional fueron piezas destacadas en el empate sin goles en el Estadio Campeón del Siglo.

Facundo Torres. Foto: Estefanía Leal.

Fue el protagonista de la semana en la previa al clásico. Su titularidad estuvo en duda hasta último momento, pero no se quiso perder por nada del mundo el partido frente a Nacional. Facundo Torres no solo jugó, sino que también fue una de las grandes figuras de Peñarol en el empate sin goles ante un equipo tricolor que tuvo en Mathías Laborda como su máximo exponente.

Y en esa vorágine que tuvo el encuentro lo tuvo al 10 mirasol como a uno de los grandes protagonistas en cada ataque del equipo de Mauricio Larriera porque las pidió todas, las buscó y generó siempre peligro con pelota dominada.

Más allá de que cuando apenas iban dos minutos de juego Diego Polenta le cometió una falta, el atacante carbonero no se escondió y siguió metidito en el partido, fiel a su estilo y fiel a las ganas que tuvo de estar desde el inicio para no perderse el clásico.

ATACANTE

Hasta que el tobillo dijo basta

El sábado 23 de octubre Facundo Torres fue víctima de una durisima entrada en el partido frente a Villa Española en el Parque Alfredo Víctor Viera y se presumía que su presencia en el clásico iba a ser imposible ya que se esperaba entre 10 y 15 días de recuperación. Pero el 10 aceleró su proceso, mejoró mejor de lo esperado y ayer pudo ser titular. Jugó 71’ y fue el mejor del mirasol.

Pero Nacional marcó, cortó y limitó bastante a Peñarol. Eso le impidió jugar a Torres tan suelto como de costumbre, pero cuando encontró espacios, trató de desnivelar a tal punto de que el 10 participó de la inmensa mayoría de las jugadas de peligro que creó el aurinegro en 72 minutos en cancha, siendo la más clara un remate de media distancia a los 38’ que dio en el palo izquierdo del arco defendido por Martín Rodríguez y se perdió afuera.

Facundo Torres jugó hasta que el tobillo dijo basta —se retiró con un traumatismo—, pero mientras estuvo en cancha, fue de lo mejor que mostró Peñarol y el 10 sigue demostrando que está en gran nivel.

Mathías Laborda. Foto: Estefanía Leal.

Por el lado de Nacional, la figura de Mathías Laborda se agigantó con el paso de los minutos y cada vez que la zaga tricolor fue exigida, el defensor de 22 años rindió de sobremanera.

El fraybentino ganó la mayoría de los duelos mano a mano y tuvo la gran virtud de estar firma a la hora de anticipar a sus rivales.

ZAGUERO

La vuelta a la titularidad

Mathías Laborda regresó a la titularidad de Nacional después de mucho tiempo y lo hizo en su posición natural, la de zaguero por derecha. Jugó con mucha concentración y solidez, generando un bloque fuerte en defensa junto a Diego Polenta, Armando Méndez y Christian Almeida. Nacional logró su cometido de dejar el arco en cero y en parte fue gracias a la actuación de Laborda.

Además, ganó mucho en el juego por elevación, sacando un sinfín de pelotas y entendiéndose muy bien con Diego Polenta.

El joven zaguero suele rendir muy bien en este tipo de partidos, jugando en su posición natural de zaguero por derecha, donde más se destaca. Tiene pinta que llegó para quedarse con el puesto después de los bajos rendimientos que tuvo en el inicio del Clausura el joven Nicolás Marichal.

Otras figuras del clásico

WALTER GARGANO
​El Mota volvió a ser clave en el equipo de Mauricio Larriera y más allá de que lo rodearon bien en la primera parte y no lo dejaron jugar tanto porque lo marcaron mucho y no pudo mostrar el nivel de los partidos anteriores, luego creció. En el complemento se pudo soltar más y fue pieza clave otra vez. Terminó siendo el mejor del mirasol junto a Facundo Torres con un tremendo despliegue en la mitad de la cancha del conjunto carbonero.

CHRISTIAN ALMEIDA
​Se ganó el puesto en el lateral izquierdo para el clásico y no defraudó. El Keke se hizo fuerte a la hora de marcar la banda y por momentos, fue impasable. No logró desdoblarse tanto en el ataque, pero había una función que debía cumplir y la hizo casi que a la perfección: la de marcar. Ni Agustín Canobbio ni Ignacio Laquintana pudieron superarlo. Solo Facundo Torres en alguna oportunidad. Jugó un gran partido y le dio una buena señal a Ligüera.

Fuente: Ovaciondigital