>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< «Tony» Pacheco: papá full time, Macaluso, Recoba, Ruglio y por qué no está en Peñarol – Fm Ideal 90.1

«Tony» Pacheco: papá full time, Macaluso, Recoba, Ruglio y por qué no está en Peñarol

El último ídolo de Peñarol habló con Ovación acerca de su presente y su futuro. Ya tiene su cuerpo técnico armado para lanzarse como DT, pero sin enloquecerse. Para él, todo es cuestión de tiempo.

Antonio Pacheco. Foto: Marcelo Bonjour.

Antonio Pacheco colgó los botines hace seis años, pero la pelota sigue rodando en su cabeza. Siempre. Y si es con gajos amarillos y negros, mejor para él. Se fue de Peñarol a mediados de 2015 y se alejó de las cámaras. En realidad, eso es un decir. Hoy dedica gran parte de su día a estar en Zoom para ayudar a sus hijos con las clases virtuales que trajo la pandemia del coronavirus.

«Ahora básicamente disfruto la familia. En este año tan particular, tan difícil que estamos atravesando todos, estoy ayudándolos un poquito con los Zoom. Mis hijos son chicos y trato de acompañarlos en todo lo que puedo. Lamentablemente no pueden ir presencialmente al colegio más allá de que ahora se está empezando a ver que, poquito a poco, van surgiendo los retornos», contó a Ovación.

De todos modos, «Tony» aclaró que no es de los padres ansiosos que aguardan por la presencialidad: «Estoy tranquilo, pero creo que para ellos es fundamental. Deben estar con sus profesores, sus amigos. Los seres humanos somos seres sociales con lo cual eso es importante y mucho para ellos. Más allá de que eso te da una cierta libertad para que los papás podamos desarrollar nuestros compromisos, trabajos o las cosas cotidianas que tenemos que hacer».

A sus 45 años, convertido en papá full time de Benjamín, Catalina y Florencia, «Tony» sigue con la llama encendida. Esperó, se preparó, conformó su equipo con Damián Macaluso y el profesor Gastón Berriel y está a la espera de una posibilidad para trabajar como director técnico; pero sin enloquecerse. Para él, como reitera a cada rato, todo es cuestión de tiempo.

A continuación, un resumen de la charla con el último ídolo de Peñarol.

Antonio Pacheco. Foto: archivo El País.

¿Por qué esperaste tanto tiempo para ser DT? Algunos empiezan a dirigir al otro día que dejan de jugar.

No es que haya esperado tanto, se fue dando. El curso de entrenador lo hice mientras estaba jugando por lo que de alguna manera pensaba que en el futuro podía ser una posibilidad de vincularme de nuevo al deporte y al fútbol en particular que es parte de mi vida. Creo que cada persona necesita su momento. Ahora se dio por diferentes circunstancias, pude armar el equipo de trabajo que deseo y a partir de ahí estamos esperando.

¿Cómo te preparaste durante estos años?

Mirando mucho: partidos, entrenamientos, conversando con gente de fútbol. Intentamos abarcar dentro de lo que vamos pudiendo el conocimiento del juego desde otro rol. El conocimiento del juego en sí mismo como futbolista ya lo conocemos, ahora está la otra parte.

¿Por qué elegiste a Damián Macaluso como ayudante técnico?

Porque se preparó, porque tenemos una amistad y principalmente porque tiene los mismos valores y la misma forma de pensar en muchas cosas de la vida. En el fútbol ni que hablar, pero la vida es la que te hace tomar decisiones y compartir esas vivencias. No te digo que pensemos igual, pero tenemos los mismos valores.

Y además se complementan, ¿no? Fueron jugadores bien distintos.

Totalmente. Bien diferentes, no solamente por las posiciones en las que jugábamos si no por las características. Todo lo que concierne al juego en sí mismo es importante desde todas las visiones.

Damián Macaluso y Antonio Pacheco. Foto: archivo El País.

Con la amistad que tenés con el «Chino» Recoba, ¿no pensaste en conformar dupla con él?

Somos amigos. Tenemos una amistad enorme, pero… (piensa). Es difícil. Poder podríamos, pero por diferentes razones ahora y por el momento eso no se da.

¿Entre esas razones está la rivalidad entre Peñarol y Nacional y que ustedes en un futuro se proyecten llegar ahí?

Claramente, por un tema de respeto a las instituciones.

¿Y al «Chino» como ayudante técnico en Nacional cómo lo ves?

Muy bien, está contento y eso es lo más importante. Está haciendo algo que le gusta y uno cuando los amigos están haciendo cosas que le gustan y les va bien, más allá de la situaciones, a mí me pone contento.

Álvaro Recoba y Antonio Pacheco. Foto: Darwin Borrelli.

¿Se puede saber cómo van a jugar tus equipos o hay que esperar a ver los jugadores que tengas?

Lo primero es ver qué plantel tenés, eso sin dudas. Nosotros venimos trabajando de un tiempo a esta parte y tenemos claro la idea que queremos. Después está en transmitírselo al grupo, pero no hay mucho misterio en el fútbol. Hay que intentar en base a los jugadores que tiene el plantel y el entrenador dar las herramientas.

Es inevitable no preguntarte por Peñarol. ¿Por qué no estás hoy en el club?

(Piensa) Y porque no hay lugar para todos.

¿Pero tu teléfono no sonó durante este tiempo?

Hablamos en varias oportunidades, pero después cuando el presidente (Ignacio Ruglio) habló conmigo me dijo que no era el momento para ingresar al club. No hubo nunca una propuesta, esa es la realidad, no hay mucho más que eso.

¿Cómo es tu relación con Ruglio? Ya se conocen de cuando fueron dirigente y jugador.

Dirigente y jugador.

¿Hoy te sentís solamente entrenador o analizarías ser gerente deportivo?

(Piensa) Como dije antes, uno tiene que ir preparándose y estar abierto a escuchar propuestas, porque de eso se trata. Después está en que aquello que realices se haga como uno pretende y te guste hacerlo. Eso es importantísimo. Lo que pasa es que de alguna forma para saber si te gusta hacerlo, tenés que hacerlo, indudablemente eso va a depender de la propuesta que se tenga si es que la hay.

Ignacio Ruglio. Foto: Estefanía Leal.

Facundo Torres, la 8 y los clásicos de Copa

«Tony» indicó que hoy ve «muy bien» a Peñarol, dijo que está de acuerdo con que hayan vuelto a utilizar la camiseta número 8 que tanto lo identificó, porque “la camiseta siempre tiene que estar en la cancha”, y también se mostró muy contento por el presente que viven Facundo Torres y Agustín Álvarez Martínez.

«‘Facu’ te das cuenta claramente que es un jugador criado en el club, en su juego, en su predisposición al juego. Lo mismo el ‘Canario’. La posibilidad de haberse criado en el club les da unas armas que está bueno que se les noten. Eso es lo más importante y lo están haciendo muy bien al igual que otros chicos», detalló.

Respecto a los clásicos por los octavos de final de la Copa Sudamericana, opinó: «Hacía muchos años que esto no sucedía y hoy tiene el condimento de que cada uno tiene su estadio. También es una linda experiencia para vivir y más por el tiempo que hace que no se enfrentan en torneos internacionales».

Pacheco disputó los dos últimos cruces coperos entre los grandes: en la Libertadores de 1998 y la Mercosur de 1999. «Teníamos dos grandísimos equipos en ambos años, después esto es fútbol y se va dando… Por suerte tuvimos la suerte de avanzar», recordó.

Consultado acerca de si eran más duros los clásicos de antes que los de ahora, contestó: «Los clásicos son cerrados generalmente, es el partido que espera todo el Uruguay, el jugador se prepara de una manera especial y eso genera también una expectativa mayor. Después depende también de los equipos que se encuentran y las propuestas de los mismos. Los clásicos son siempre friccionados. Hoy hay mucho más cuidados, hay más cámaras. El fútbol a partir de tanta televisación ha cambiado un poquito, pero producto de que también el jugador se cuida un poquito más».

Gol de Pacheco contra Nacional por la Copa Mercosur de 1999. Foto: archivo El País.

Fuente: Ovaciondigital