>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Se frena la recuperación del empleo, ¿qué puede pasar con el trabajo de los uruguayos? – Fm Ideal 90.1

Se frena la recuperación del empleo, ¿qué puede pasar con el trabajo de los uruguayos?

Las cifras del mes de febrero reflejaron que el mercado laboral aún continúa sin recuperarse del impacto producido por la pandemia del COVID-19.

La recuperación del mercado laboral se vio atenuada en el mes de febrero y esperan mayor deterioro por la situación sanitaria. Foto: Estefanía Leal

Durante el mes de febrero la recuperación del mercado laboral se atenuó pese a que no hubo un deterioro significativo de los principales indicadores. Las tasas de empleo y actividad registraron una leve caída, mientras que la tasa de desempleo aumentó.

Según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en febrero creció la cantidad de personas desempleadas dado que la tasa de desempleo -que mide las personas desocupadas respecto de la Población Económicamente Activa (PEA)- creció a 11,1%, mientras que el mes anterior había sido de 10,7%, de 10,5% en diciembre y de 10,9% en noviembre. Si se compara frente al mismo mes del año anterior, el desempleo se había ubicado en 10,5%.

De acuerdo con los datos procesados por El País, en el mes de febrero unas 198.818 personas estaban desocupadas en Uruguay, lo que significó unas 6.676 personas más frente al mes inmediato anterior y unas 8.008 más frente a febrero del año pasado.

En tanto, la tasa de empleo -indicador que evalúa la porción de personas empleadas con respecto a la Población en Edad de Trabajar (PET)- fue 54,9%, lo que implicó una baja frente a enero cuando el indicador había sido de 55,2% y una contracción también frente al mismo mes del año pasado cuando se había ubicado en 56,4%. La tasa de empleo en febrero fue la misma que en diciembre de 2020.

Es decir que en febrero hubo 1.593.747 uruguayos empleados, lo que implicó 7.605 personas menos respecto a enero y 33.115 personas menos frente a igual mes del año anterior.

Por otra parte, la tasa de actividad -que mide el porcentaje de la PET que tiene empleo o que lo busca- tuvo una leve contracción de dos décimas al pasar de 61,9% en enero a 61,7% en febrero. Esto significa que en febrero hubo 1.791.151 personas activas, unas 4.568 personas menos en comparación con enero y 26.088 menos frente a febrero de 2020.

Debido a la pandemia del COVID-19, el INE comenzó a publicar otros indicadores adicionales que, entre otras cosas, reflejan la cantidad de personas que realizaron teletrabajo efectivo como también aquellas que pasaron de ser ocupados ausentes de su trabajo y ocupados presentes.

Según el INE, el 11% de los ocupados declararon haber realizado trabajo a distancia en la semana anterior a la consulta, lo que “representa 1,1 puntos porcentuales superior con respecto al mes anterior”.

Del total de personas que en enero estaban trabajando, un 91,5% (lo que representa 1.214.000 personas) mantuvo esa actividad, mientras que un 5% (unas 66.000 personas) pasaron a ser ocupados ausentes de su trabajo.

¿Qué significa esto? Son aquellas personas que tienen actualmente un empleo pero estuvieron ausentes durante la semana en que el INE hizo la consulta, ya sea por estar en seguro de paro o en cuarentena, por ejemplo.

“Para ser considerados como tal, deben mantener un vínculo con el trabajo, seguir percibiendo algún ingreso o ganancia por ese trabajo o volver a trabajar dentro de cuatro semanas o menos”, explica el INE.

En tanto, un 3,5% de las personas que en enero estaban trabajando (unas 46.000 personas) perdió su puesto de trabajo en febrero, 1,7% (unas 22.000 personas) pasaron a ser desocupadas y 1,8% (unas 24.000 personas) entraron dentro de la inactividad.

Desde la Consultoría Económica de PwC, el economista Ramón Pampín manifestó que “lamentablemente no vemos aspectos positivos” en las cifras de febrero dado que “se confirma el estancamiento al que iba el mercado de trabajo, con una evolución de la tasa de actividad y una tasa de empleo que indicaba que la gente estaba saliendo a buscar trabajo de una forma más vigorosa que la que las empresas demandan personal”.

Si se consideran los promedios anuales, aún hay cerca de 65.000 ocupados menos respecto a 2019, según Pampín aunque advirtió que fuera de la comparación de promedios y si se ve lo ocurrido “intra-año 2020, luego de un importante deterioro en marzo.abril, a lo largo del año pasado se dio una recuperación del mercado de trabajo que se estancó hacia finales de año”. De acuerdo con las estimaciones de PwC, durante 2020 se dio “una generación neta de empleo pero eso se revirtió en diciembre y febrero”.

Por su parte, la economista y socia de Exante, Florencia Carriquiry manifestó a El País que si bien “las cifras de febrero marcaron un deterioro del mercado laboral frente a enero” este fue “acotado”. A su entender, “a la luz de la baja temporada turística del verano, el mercado laboral resistió enero-febrero de mejor manera de lo que podía preverse”. De todos modos en febrero de 2021 teníamos unos 33.000 ocupados menos que en el mismo mes de 2020 (previo al COVID-19) y mirando para adelante, tendemos a pensar que el agravamiento de la situación sanitaria estaría impactando negativamente en el mercado laboral a partir de marzo”, analizó Carriquiry.

Foto: Fernando Ponzetto

Por último, el economista de Grant Thornton, Nicolás Cichevski manifestó a través de cuenta en Twitter que “si bien no se observa un deterioro en el empleo” de acuerdo a las cifras de febrero, “sí parece haberse enfriado la recuperación experimentada previo al rebrote (del COVID-19) de diciembre”.

“Habrá mayor deterioro”

De acuerdo con Pampín, “a partir de marzo y abril, con la mayor incidencia de la pandemia, habrá mayor deterioro del mercado de trabajo”, sobretodo en la tasa de empleo. En relación a cuándo se podría visualizar una recuperación del mercado laboral, el economista afirmó que “los niveles de empleo se recuperarán a niveles pre- pandemia recien avanzado el año 2022”. Por su parte, Carriquiry dijo que “la recuperación del empleo será lenta”, pese a “que el rápido avance de la vacunación permita pensar en un mejor segundo semestre en términos de actividad”. Es por eso que desde Exante afirman que la próxima negociación salarial “deberá ser muy cautelosa, con el objetivo de recuperar puestos de trabajo aunque eso suponga retrasar la recuperación del salario real”.

Fuente: Elpaís