>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Por temores en Europa, la OMS revisa la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 – Fm Ideal 90.1

Por temores en Europa, la OMS revisa la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19

Varios países la suspendieron por casos de coágulos sanguíneos. Expertos de la OMS se reúnen hoy para analizar la seguridad de la vacuna contra el coronavirus.

AstraZeneca informó que se encontraron poco más de 30 casos de trombosis o embolia pulmonar en 5 millones de vacunados. Foto: AFP

Pese a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que se siga usando la vacuna de AstraZeneca/Oxford contra el COVID-19, en Europa hay más dudas que certezas y cada vez más países suspenden su aplicación.

Los expertos de la OMS se reunirán hoy martes para analizar la seguridad de la vacuna.

“No queremos que la gente entre en pánico y, por el momento, recomendamos que los países sigan vacunando con AstraZeneca”, dijo Soumya Swaminathan, científica jefe de la OMS, en una rueda de prensa en Ginebra, luego que varios países suspendieron su uso por temores ligados a coágulos sanguíneos. “Hasta ahora, no hemos encontrado un vínculo entre estos hechos y la vacuna”, añadió la experta.

“Según lo que hemos visto hasta ahora en los datos preliminares, no hay aumento del número de casos de episodios tromboembólicos”, agregó por su parte Mariangela Simao, subdirectora general de la OMS.

Los datos analizados por la OMS indican que esos casos corresponden a lo que ocurriría de forma natural en la población en general en un periodo dado.

“No hay ninguna muerte documentada que se haya relacionado con alguna de las vacunas contra el COVID-19”, insistió Swaminathan.

La OMS basa su recomendación en que los beneficios de la vacunación son mayores que los riesgos. La institución anunció, no obstante, que hoy martes se reuniría su grupo de expertos para analizar la seguridad de la vacuna desarrollado por el laboratorio anglosueco.

Frente a las dudas que han surgido, varios países europeos han optado en los últimos días por suspender el uso de la vacuna de AstraZeneca. Otros han detenido la vacunación con dos lotes específicos fabricados en Europa y que se consideran sospechosos.

Vacuna de Astrazeneca contra el COVID-19. Foto: AFP

Simao sostuvo que parar de utilizar la vacuna de AstraZeneca u otras es un riesgo mayor frente a la gravedad de la pandemia, que ha causado en un año la muerte de más de 2,6 millones de personas.

También sostuvo que no se ha recibido información que haga referencia a eventos tromboembólicos en países fuera de Europa donde también se está inoculando con la vacuna de AstraZeneca.

Esta compañía ha cerrado acuerdos con fabricantes de vacunas de la India y Corea del Sur que están produciendo la vacuna y exportándola a distintas partes del mundo.

AstraZeneca emitió ayer un comunicado en el que afirma que se han examinado los datos de seguridad de más de 17 millones de personas que recibieron su vacuna en la Unión Europa y el Reino Unido y que esta información “no ofrece ninguna prueba de un riesgo mayor” de eventos tromboembólicos.

La compañía precisó que en total se han registrado 15 casos de trombosis venosa profunda y 22 de embolia pulmonar entre los vacunados hasta el 8 de marzo, “una cifra que es muy inferior a lo que podríamos encontrar naturalmente en una población de esta magnitud”.

Vacuna de Astrazeneca contra el COVID-19. Foto: AFP

Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró ayer lunes que sus expertos están analizando los casos de tromboembolismo en pacientes vacunados con AstraZeneca y que anunciará el próximo jueves sus conclusiones, pero mantiene de momento la recomendación positiva sobre la vacuna.

El regulador europeo sostuvo que “los beneficios de la vacuna de AstraZeneca en la prevención de COVID-19, con su riesgo asociado de hospitalización y muerte, superan los riesgos de efectos secundarios”.

Alemania, España, Francia, Italia, Dinamarca, Noruega, Islandia, Bulgaria, Irlanda y Holanda han suspendido el uso de la vacuna, mientras que otros países como Austria, Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo retiraron un lote en concreto al detectar casos de trombosis.

La EMA considera la decisión de estos países como una “precaución tomada a la luz de su situación nacional”, pero subrayó que los eventos que “involucran coágulos de sangre, algunos con características inusuales como un bajo número de plaquetas, han ocurrido en un número muy pequeño de personas que recibieron la vacuna”. La EMA señaló que hasta el 10 de marzo se reportaron 30 casos de coágulos entre las cerca de 5 millones de personas vacunadas con AstraZeneca en el Área Económica Europea, que une a 30 países.

De todos modos, la decisión de algunos de los países más grandes y más poblados de Europa de detener la aplicación de la vacuna de AstraZeneca aumentará la preocupación por la lenta inoculación, que se ha visto afectada por problemas en la producción.

Alemania se enfrenta a una tercera ola de infecciones, Italia está intensificando sus confinamientos y los hospitales de la región de París están cerca de la saturación.

El ministro de Salud germano, Jens Spahn, dijo que aunque el riesgo de coágulos es bajo no puede ser descartado. “Es una decisión profesional, no política”, señaló.

Reino Unido, en tanto, afirmó que no tiene problemas con la vacuna de AstraZeneca, mientras que Polonia indicó que los beneficios superan a los riesgos.

Moderna comienza a probar su segunda vacuna

Moderna Inc anunció ayer lunes que había administrado su dosis a un primer participante en un estudio en fase inicial de una nueva vacuna para el COVID-19 que podría almacenarse y enviarse en refrigeradores en lugar de en congeladores.

La empresa estadounidenses informó que su nueva candidata a vacuna podría facilitar la distribución, especialmente en los países en desarrollo, donde los problemas de la cadena de suministro podrían obstaculizar las campañas de vacunación.

El estudio de fase inicial evaluará la seguridad y la inmunogenicidad de la vacuna de nueva generación, designada como mRNA-1283, en tres niveles de dosis, y se administrará a adultos sanos en una sola dosis o en dos dosis con 28 días de diferencia, dijo la empresa.

Moderna también tiene previsto evaluar la mRNA-1283 como una posible inyección de refuerzo en futuros estudios.

La semana pasada, Moderna comenzó a administrar dosis a los primeros participantes en un estudio en el que se prueban las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 dirigidas a la variante que apareció por primera vez en Sudáfrica, conocida como B.1.351.

Moderna es una de las tres vacunas autorizadas para su aplicación en Estados Unidos, junto a las de Pfizer, Moderna y Johnson&Johnson.

Fuente: Elpaís