>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Por COVID-19 y a pedido de los reclusos, cierran cárcel de Salto – Fm Ideal 90.1

Por COVID-19 y a pedido de los reclusos, cierran cárcel de Salto

Paralelamente a esta medida se están llevando a cabo testeos masivos a todos los reclusos y es probable que el número de contagios se incremente.

En la cárcel de Salto hay 375 personas en cuarentena. Se están realizando testeos masivos. Foto: Sergio Senisa

Nueve meses pasaron antes de que el COVID-19 entrara a las cárceles. Nueve meses en los que las autoridades penitenciarias y del Ministerio del Interior idearon una estrategia para que ese momento se estirara lo máximo posible: reducir las visitas a una persona por recluso y que, además, el visitante tuviera menos de 60 años y más de 18. A pesar del esmero, en noviembre el virus cruzó las rejas.

Hoy, a cuatro meses del día que el COVID-19 llegó a las prisiones, son 625 los casos activos que hay distribuidos en distintos centros penitenciarios del país. Por eso el plan de vacunación, previsto en primera instancia para el 18 de marzo, se adelantó para el 12 y ya se están administrando las primeras dosis.

La Unidad N° 5 (cárcel de mujeres) fue la primera en recibir vacunas. Allí se inocularon 496 mujeres de las 500 que había habilitadas. En la Unidad N°9, que está ubicada al lado de la N° 5 y es donde están recluidas las mujeres con hijos, se vacunaron 23 de 25.

La siguiente decisión fue la de administrar las vacunas en la cárcel más grande de Uruguay: la Unidad N° 4 Santiago Vázquez (exComcar). El pasado miércoles fue la primera jornada de vacunación y se dieron 1.757 dosis. Ayer, en tanto, se administraron otras 803, por lo que el número de vacunados trepó a 2.560.

En esta unidad hay 3.836 personas privadas de libertad. Algunas de ellas ya contrajeron el virus y otras no están en el rango etario establecido para darse la vacuna de Sinovac.

Ayer, en tanto, comenzaron las jornadas de vacunación en Unidad 21 (Artigas) y en la Unidad 18 (Durazno). Hoy se suministrarán dosis en la Unidad N° 23 (Treinta y Tres), la Unidad N° 6 (Punta de Rieles), la Unidad 19 (Florida) y la Unidad N°22 (Rocha).

El próximo lunes, martes y miércoles recibirán la vacuna los reclusos de la Unidad N° 3 (Penal de Libertad).

Santiago González, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, indicó a El País que entre esta semana y la que viene “seguramente se termine de vacunar” en los centros penitenciarios.

La cárcel que hoy está más comprometida en cuanto a los contagios es la Unidad N° 20 (Salto), con 79 casos positivos. Según indicaron fuentes carcelarias a El País, por propia iniciativa de los reclusos y en mutuo acuerdo con las autoridades penitenciarias, se decidió cerrar el establecimiento por 15 días. Es decir, hasta finales de marzo.

Paralelamente a esta medida se están llevando a cabo testeos masivos a todos los reclusos y es probable que el número de contagios se incremente. Son 375 personas las personas que están en cuarentena.

Más casos.

El centro penitenciario que tiene más casos de COVID-19 es el exComcar, con una cantidad de 143 positivos.

La Unidad N° 1 (en el mismo predio de la cárcel de Punta de Rieles) tiene actualmente 109 positivos y le sigue la Unidad N° 12 (Cárcel Cerro Carancho) de Rivera, con 129 casos. Luego vienen la Unidad N°6 (Punta de Rieles), con 62, y la cárcel de Canelones, con 74.

Los restantes 29 casos que hay dentro del sistema penitenciario están distribuidos en el Penal de Libertad, la cárcel de Río Negro y la cárcel de Artigas. En este último centro, por precaución, no habrá visitas este fin de semana.

La cantidad de reclusos en cuarentena al día de hoy es de 1.425, según datos de la cartera. (Producción: Hugo Lemos)

El 94% de los presos se quiere vacunar

Según dijo a El País el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Santiago González, el porcentaje de reclusos que quieren vacunarse “es altísimo”.

“Se están vacunando en todas las unidades del país. Estamos en un 94% de gente que se quiere vacunar”, indicó el jerarca. Y explicó: “Es muy importante decir que el comportamiento de los personas privadas de libertad y sus familiares ha sido muy bueno”. Según González , “hay una consciencia muy grande de los reclusos sobre la enfermedad y sobre no querer contagiarse unos a otros”.

El director de Convivencia destacó que no es casualidad que las cárceles sean lugares donde hubo mayor aceptación para vacunarse.

“Es importante el trabajo que hicieron los ministros Jorge Larrañaga y Daniel Salinas, porque la cárcel es un barrio más”, sentenció.

Fuente: Elpaís