OSE avanza en un estudio de un acuífero que estaría por debajo del río Santa Lucía

Vistas: 55
0 0
Tiempo de lectura:5 Minutos, 36 Segundos

La iniciativa surge de un análisis del geólogo Guillermo Popelka; la empresa pública impulsa la concreción de un contrato de investigación.

Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (archivo)

El programa En Perspectiva de Radiomundo hizo énfasis este lunes en una investigación del geólogo Guillermo Popelka que habla de la existencia de un acuífero que va por debajo del río Santa Lucía casi desde su inicio, que podría otorgar hasta el 40% del agua y cuyo acceso no sería difícil.

El programa dialogó con Arturo Castagnino, gerente general de OSE, quien ingresó al ente público en 1980, trabajó allí en un primer período hasta el 2005 (desde el 93 al 05 como gerente general) y volvió a la empresa y al cargo cuando asumió el gobierno de Luis Lacalle Pou.

El jerarca aseguró que en OSE están “siempre pensando en todas las posibilidades”, pero últimamente hizo particular énfasis en la de Popelka, que se remonta al período en el que gobernó el expresidente Tabaré Vázquez, cuando el geólogo presentó un informe a OSE haciendo un análisis sobre ello.

“En el marco de ese análisis, OSE informó exactamente hace 7 años y el directorio el 1º de junio le contestó a la secretaría del presidente. En ese informe, el ente establece primero los antecedentes, por supuesto que se reunieron con Popelka, le comunicaron que la idea no era desconocida para OSE, ya se había estudiado de forma bastante exhaustiva como parte del plan director de agua potable de Montevideo, que eso fue en el año 2000”, comenzó contando Castagnino.

“Ahí se evaluaron espesores de aluviones, potenciales volúmenes que pudieran ser extraídos y se diseñaron formas de captación. Esos informes fueron a la gerencia general de la época y en base a esos informes y los estudios que se habían realizado, el aprovechamiento del acuífero aluvial que indicaba Popelka para el abastecimiento del Área Metropolitana OSE informó que no era una alternativa oportuna y daba las razones”, contó.

Luego, el actual gerente general narró que el informe mencionaba que esa posible fuente abastecería a ciertas poblaciones de “pequeño porte”. Sin embargo, se reconoció que ese acuífero existía.

Para Castagnino ese acuífero va desde la desembocadura del Santa Lucía hasta casi todo el curso y tendría un proceso de captación de agua distinto a otros acuíferos convencionales porque su profundidad es menor.

“Ese acuífero tendría un sistema de captación del agua que es distinto a la captación de agua subterránea en acuíferos convencionales. En lugar de perforar en manera vertical se perfora en forma horizontal”, explicó, y agregó que existe maquinaria para hacerlo, más precisamente en Brasil.

“Yo conversé con un científico de la Universidad de San Pablo y me aseguró que tenían la maquinaria y la metodología para hacer una investigación de ese tipo”, indicó.

La prueba que avala

Castagnino explicó por qué el estudio del geólogo sería cierto y lo hizo dando datos que exponen por qué las reservas de agua continúan siendo suficientes a pesar de que la reserva de Paso Severino no recibe lluvias desde febrero.

“La represa en Paso Severino tiene una capacidad de almacenamiento de agua bruta de alrededor 65 millones de metros cúbicos. Teniendo en cuenta el caudal diario de Aguas Corrientes, que son 620 mil metros cúbicos por día, si no lloviera como no llovió y el Santa Lucía aportara muy poco caudal como lo hizo, las reservas de Paso Severino siempre han dado para tres meses y medio, y así están calculadas las reservas que normalmente se realizan a los efectos de embalsar agua para producción de agua potable”, inició.

“En base a que en tres meses y medio (en febrero) se iban a acabar las reservas de Paso Severino, comenzamos a bombear con mayor intensidad desde aguas abajo de la presa de captación de la usina de Aguas Corrientes. Nosotros lo que estamos haciendo es tomar agua desde aguas abajo del cauce del río Santa Lucía hacia aguas arriba de la represa de captación. Ese sistema de bombeo, que fue construido desde la década del 80, en base a esos caudales desde noviembre del año pasado, hemos bombeado una cantidad de 35 a 40 millones de metros cúbicos, que han permitido continuar con el abastecimiento y seguir reservando la cantidad de agua en Paso Severino”, agregó.

A continuación, Castagnino aseguró que lo que es “evidente” es que si uno mira la cantidad de cloruros que tiene el agua desde aguas abajo hacia aguas arriba es que la concentración tiene una evolución decreciente, es decir, desciende la concentración de cloruros, un ion que no es degradable.

Por tanto, el jerarca apuntó que si el cloruro no es degradable y la concentración de este ion desciende a medida que se va aguas arriba es porque hay un aporte en el volumen de agua, que, a entender de Castagnino, estaría siendo aportado por este acuífero. “Vemos que hay un aporte [de volumen de agua] importantísimo y ese aporte la única explicación es lo que hablaba Popelka”, detalló, y agregó que de no existir ese acuífero no habrían podido abastecer al Área Metropolitana porque estarían a nivel del Río de la Plata.

“Es evidente que hay un aporte. Ahora, un aviso para navegantes porque alguien puede decir: ‘Lo que pasa es que estoy tomando el agua embalsada en el cause desde su desembocadura hasta aguas abajo de la presa de captación de aguas corrientes’. Eso puede haber ocurrido en un momento, pero ese volumen embalsado es de muy poquitos millones y no se condice con los 35 millones que hemos extraídos que es la mitad del volumen de Paso Severino desde noviembre hasta ahora. Quiere decir que, en definitiva, hay buenas razones para pensar que Popelka tiene razón”, afirmó.

Finalmente, consultado sobre si se puede avanzar más, directamente investigar y poner a funcionar una eventual explotación, el gerente respondió afirmativamente y contó que estos análisis ya fueron informados al directorio y se está impulsando la concreción de un contrato de investigación con gente especializada.

“Por supuesto en este caso invitar a Guillermo Popelka que nos pudiera acompañar en esos estudios. No está concretado, hay que tener mucho cuidado con las contrataciones, hay que respetar las normas, en ese camino estamos, pero sí es cierto que es evidente que hay un aporte importantísimo de ese acuífero aluvial porque la realidad marca eso y gracias a ese aporte el abastecimiento público de Montevideo y de Canelones se ha mantenido y la gente no ha sufrido, en primer lugar, cortes”, concluyó.

Fuente: Montevideo Portal

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *