Fm Ideal 100% Online Novedades y boicots marcan los Juegos de Invierno en Pekín; EE.UU. no enviará a sus representantes – Fm Ideal 90.1

Novedades y boicots marcan los Juegos de Invierno en Pekín; EE.UU. no enviará a sus representantes

El gobierno norteamericano reafirmó su resolución debido a los “continuos genocidios y crímenes contra la humanidad en Xinjiang y otros abusos de derechos humanos”.

Pekin. Foto: AFP.

Los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín comenzarán en un mes (el 4 de febrero), marcados por boicots diplomáticos, el coronavirus y la incertidumbre sobre la tenista Peng Shuai, caso que no termina de esclarecerse.

Del 4 al 20 de febrero, la capital china se convertirá en la primera ciudad en organizar unos Juegos de Invierno y de Verano, tras celebrar estos últimos en 2008. Aquellas justas sirvieron como carta de presentación para lo que llegaría a ser la segunda economía mundial.

En esta ocasión, los gobernantes comunistas de China esperan inspirar a 300 millones de seguidores de los deportes invernales y unir al mundo frente a la pandemia.

Todo indica que será el evento deportivo masivo más restringido desde la aparición del COVID-19, con los casi 3.000 atletas y funcionarios dentro de una “burbuja” para prevenir los contagios.

Los organizadores prometieron hacer unos Juegos “verdes, inclusivos, abiertos y limpios”, pero ambientalistas cuestionan la proclama, y la contaminación persiste como una amenaza común en China.

El ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, pareció rechazar las polémicas sobre los Juegos al declarar que “la manipulación de algunos políticos occidentales no afectará la emoción de los Juegos, solo expondrá su propia fealdad”.

Boicots

El gobierno estadounidense anunció que no enviaría representantes diplomáticos u oficiales a los Juegos por los “continuos genocidios y crímenes contra la humanidad en Xinjiang y otros abusos de derechos humanos”.

Pekín advirtió que Estados Unidos “pagará el precio” por ello, pero eso no impidió que Australia, Reino Unido y Canadá se unieran al boicot diplomático. Los atletas de esos países sí participarán.

China también enfrenta presión para garantizar la seguridad de la tenista Peng Shuai. La deportista, después de acusar al exviceprimer ministro Zhang Gaoli de abuso sexual, ha reaparecido en público en China, pero persisten dudas sobre su libertad y seguridad.

Otro tema es el coronavirus. El surgimiento de ómicron plantea un desafío para los Juegos, y ya tuvo su impacto porque los jugadores de hockey de la liga estadounidense NHL no irán a Pekín por los contagios.

Cómo será el evento.

Los Juegos se realizarán en tres “zonas” y usarán instalaciones nuevas y otras de 2008, incluyendo el estadio nacional “Nido del pájaro” para las ceremonias de inauguración y clausura.

China aceptará espectadores, a diferencia de la mayoría de los eventos en Tokio (por la pandemia), pero no está claro cuántas personas podrán ingresar, y ninguna podrá venir del exterior.

Qué tan verdes.

China quiere usar los Juegos Olímpicos para mostrar sus credenciales verdes, pero el costo ambiental de unos juegos dependientes de la nieve artificial es motivo de preocupación.

Resulta difícil verificar de forma independiente lo que China ha dicho sobre los Juegos. Por lo pronto, China se comprometió a utilizar solo energías eólica, hídrica y solar, pese a que dos tercios de su economía depende del carbón.

Pista para los Juegos de Invierno. Foto: AFP.

La ciudad de Zhangjiakou, una de las tres sedes olímpicas, instaló plantas eólicas en cientos de hectáreas para producir 14 millones de kilovatios de electricidad, similar a la energía que produce Singapur.

Las autoridades también cubrieron laderas de montañas con paneles solares con las que esperan generar otros siete millones de kilovatios.

El comité organizador de los Juegos dijo que China construyó una “planta energética que toma la energía generada de fuentes renovables, la almacena y transmite a todas las sedes”. Indicó que esto debe garantizar un abastecimiento eléctrico ininterrumpido.

Pero el acelerado crecimiento chino ha dependido durante décadas de energía generada con carbón, y el país ha luchado por dejar atrás su dependencia de ese combustible contaminante. De hecho, Pekín está construyendo más plantas a carbón que el resto del mundo combinado, un plan que amenaza con descarrilar sus metas de descarbonización y el esfuerzo global por enfrentar el cambio climático.

De dónde vendrá la nieve.

Los eventos exteriores en las montañas de Zhangjiakou y Yanqing, al norte de Pekín, dependerán enteramente de nieve artificial.

La nieve artificial ha sido utilizada en diferente medida desde las Olimpiadas de Invierno de 1980 en Lake Placid, Estados Unidos.

China calcula que necesitará unos 185 millones de litros de agua para producir la nieve requerida para eventos como el esquí y el snowboard. El agua vendría de embalses gigantes en Zhanjiakou, “pero será menos de 1% del abastecimiento de agua de la ciudad”, aseguró Zhang Li, miembro del comité organizador de los Juegos, al diario estatal Global Times.

Los fabricantes de nieve han dicho que el agua usada para producir la nieve no contiene “aditivos químicos” y que al derretirse, volverá naturalmente al suelo.

La polémica surge porque la ciudad de Pekín sufre la falta de agua, con solo 185 metros cúbicos de líquido por persona cada año para sus 21 millones de habitantes. Eso es menos de un quinto de lo necesario según los parámetros de la ONU.

Desde que Pekín fue escogida para organizar los Juegos, el gobierno local inició un frenesí de construcciones. China tiene ahora 654 pistas de hielo, tres veces más que en 2015, y el gobierno planea construir otras 400. Pero ambientalistas advierten que promover deportes de invierno que dependen de hielo y nieve artificiales pueden agravar la falta de agua en sitios con abastecimiento limitado.

Carmen de Jong, geógrafa de la Universidad de Estrasburgo, dijo que “crear eventos sin el recurso primario del cual se depende no es solo insostenible, es irresponsable”. (Con información de AFP)

Despejar el smog del cielo

En un intento de despejar el smog del cielo de Pekín antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022, los hornos de carbón en 25 millones de casas del norte de China fueron sustituidos el año pasado por gas o electricidad.

Decenas de miles de fábricas fueron multadas por exceder los límites de emisiones, y las plantas de acero en los alrededores de Pekín fueron obligadas a reducir su producción a la mitad.

El número de días fuertemente contaminados en la ciudad cayó a 10 en 2020, comparado con 43 en 2015, según datos del ministerio del Medioambiente, aunque la calidad del aire de Pekín normalmente excede los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una evaluación del movimiento global Greenpeace de 2015 determinó que “la gran lección de los Juegos Olímpicos de 2008 (de Pekín)… ha sido entender que con trasladar las industrias contaminantes de Pekín a provincias vecinas no mejora la calidad del aire”.

Otro factor de pesa en materia ambiental es el transporte. El comité organizador de los Juegos de Inviernos señaló que alrededor de 655 autobuses a hidrógeno serán usados para transportar a los atletas y autoridades durante el mega-evento, según la agencia noticiosa estatal Xinhua.

En total, 85% de los vehículos que se utilizarán en los Juegos usarán electricidad o hidrógeno para reducir la contaminación, según anunciaron las autoridades chinas. (Con información de AFP)

Catorce muertes

Al menos catorce personas han fallecido tras un enorme corrimiento de tierra en Bijie, China. Hasta ahora se ha localizado a 17 personas con vida. El suceso ocurrió a las 19.00 del lunes (11.00 GMT) en una área en la que se estaba construyendo un centro de formación para un hospital. Unos 720 efectivos participaron en las labores de rescate. Las autoridades dijeron que están investigando las causas del suceso.

La ciudad entró totalmente en “bucle cerrado”

Miles de conserjes, cocineros, conductores, están aislados desde ayer

Pekín acordonó ayer martes la “burbuja” de las Olimpiadas de Invierno, al preparar las sedes de los Juegos, el transporte y el personal para el evento. Miles de trabajadores de los Juegos, voluntarios, conserjes, cocineros y conductores estarán aislados por semanas en el llamado “bucle cerra-do”, sin contacto físico con el exterior.

China, donde emergió el coronavirus a fines de 2019, mantiene una estrategia de tolerancia cero con el COVID-19 y sigue la misma política para limitar el potencial impacto de la pandemia en los Juegos de Invierno, y los posteriores Paralímpicos.

Las medidas contrastan con las de los Juegos de Verano de Tokio, que permitieron alguna movilidad para los voluntarios y otros trabajadores.

La prensa internacional y unos 3.000 atletas deben llegar a la capital china semanas antes del inicio y permanecerán en la burbuja hasta que abandonen el país. Deben tener la vacunación completa o hacer una cuarentena de 21 días al llegar a Pekín, serán sometidos a pruebas diarias y deberán usar mascarilla todo el tiempo.

Zhao Weidong, jefe de prensa del comité organizador de los Juegos, dijo: “Hoteles, transporte, alojamientos y nuestros proyectos Olímpicos de corte científico tecnológico están listos”.

Periodistas vieron a trabajadores levantando cercas de alambre y guardias de seguridad vigilando en el frío invernal. Diplomáticos en China dijeron que las medidas parecen tan impenetrables que temen no poder ofrecer asistencia a sus nacionales dentro de la burbuja. AFP

Fuente: Elpaís