Fm Ideal 100% Online Nelson Burgos: “Me duele cuando se abren grietas culturales alrededor del Carnaval” – Fm Ideal 90.1

Nelson Burgos: “Me duele cuando se abren grietas culturales alrededor del Carnaval”

Nelson Burgos en el informativo de VTV. Foto: Gentileza Nelson Burgos

Sentado en el cordón de la vereda en su barrio, Piedras Blancas, le preguntó a su madre, o quizás fue a su padre, cómo se llamaba la murga que le estaba pasando por enfrente. Y la madre, o quizás fue el padre, le respondió “Don Bochinche y Cía”. Esa fue la primera vez que el Carnaval conquistó a Nelson Burgos.

Hoy, a muchos años de aquella niñez de barrio y de tablados, el actor, comunicador y también enfermero de pediatría se convirtió en uno de los rostros del carnaval en la televisión uruguaya.

Es, junto a Marcelo Fernández, el único integrante original que sigue en Pasión de Carnaval, el programa de VTV que día a día transmite en vivo el concurso y analiza cada etapa, y presenta las noticias carnavaleras en el informativo del canal. Y aparte de lo relativo a la fiesta popular, el año pasado estrenó un late night show, La noche del Pela, con el que saldó el pendiente de conducir su propia propuesta. Va los viernes, a las 22:00.

“Carnaval es un tema de pasión, de amor y de fidelidad”, dice Burgos a El País. “Una de las veces que me dirigió Omar Varela, me dijo que uno siempre tenía que tener la convicción de que hay que subir al escenario a ser feliz. Esa frase la tengo tatuada en el brazo izquierdo: subir al escenario a ser feliz. Y lo importante es eso. Yo soy apasionado en esto”.

—A lo largo de tu carrera trabajaste con grandes figuras de la televisión uruguaya. Ahora que conducís tu propio programa, La noche del Pela, ¿qué sentís que aprendiste de ellas?

—El gran maestro de la televisión uruguaya es Cacho De la Cruz. Con Cacho aprendí la pasión por el laburo, la pasión de pensar para adelante. Cacho tuvo por 40 años un programa de niños, y en noviembre ya sabía lo que iba a hacer en marzo. Y a todos les robás algo, porque acá sos popular. Ser famoso es tener un Land Rover en la puerta del hotel en Miami, acá sos popular y nos conocemos todos. Los conozco a todos y de los grandes, los medianos y los chicos siempre sacás algo. Y después tenés que poner tu propia impronta.

Nelson Burgos en “La noche del Pela”. Foto: Gentileza Nelson Burgos

—Ya que mencionás a Cacho, ¿por qué crees que aquel mozo que no hablaba y que interpretaste para Almorzando con Chichita caló tanto en la gente?

—Es increíble. A mí me parece que caló hondo por la impresionante figura de Cacho, y porque yo inventé un personaje. Lo reinventé. Yo debuté el 3 de julio de 1993 y Chichita ya venía de varios mayordomos, y cuando arranca la nueva producción me acuerdo que llegué a Canal 12 y me dijeron: “Vos parate ahí y chau, a otra cosa”. Y yo dije: “¿Qué hago acá parado?” Y miraba videos de Buster Keaton, películas viejas, para ver gestos, cosas, porque me parecía que la única forma de marcar presencia con la imponente figura de Cacho, era creando un personaje con caras. Y fue lo que hice y estuve 10 años ahí, y disfruté muchísimo. Pero después de ese mayordomo tuve que luchar muchísimo, durante años.

“Después del mayordomo de ‘Chichita’ tuve que luchar muchísimo, durante años”

Nelson Burgos

¿Para alejarte de él?

—No a mí, sino a la gente. Yo trabajé 10 años con Daniela Marotta, mi hermana de la vida artística; recorrimos el país haciendo eventos de todo tipo. Y cuando empecé a hacer unipersonales mucha gente me decía: “Pero cómo, ¿vos hablás?” ¡Mirá si habrá calado hondo el personaje de Chichita! Más allá de que en El show del mediodía yo hice muchos sketches, tuve que remar, y hasta el día de hoy me hablan de eso. Pero ojo, me pone muy feliz: significa que marcó una época.

—Estás en Pasión de Carnaval desde sus comienzos. ¿Cómo fue empezar, en 2004, un programa dedicado íntegramente a esta expresión, y cómo cambió?

—Yo había presentado un proyecto a VTV para hacer un programa de Carnaval, que quedó en un cajón. Un día un alto directivo de Tenfield me vio y me invitó a integrar un equipo, porque la empresa estaba por adquirir los derechos del Carnaval. En ese equipo estaban Luis Carballo, Tina Ferreira y yo, y había una mesa de discusión con Marcelo Fernández, el único que está conmigo hasta ahora, Daniel Lucas, (Nelson) “Laco” Domínguez, “Pelusa” Pintos y Nacho Suárez. Ese formato duró un año y al siguiente ya cambió. Y de ahí en más los compañeros han cambiado, pero el espíritu es el mismo: siempre trabajamos en procura de pintar la fiesta. Lo que sí me parece es que se fue metiendo más en el corazón de la gente. La televisación del Carnaval profesionalizó al artista y de eso no cabe duda, porque al estar en vivo y saber que te ven en todo el mundo, exigió a los conjuntos al máximo.

“La televisación del Carnaval profesionalizó al artista y de eso no cabe duda”

Nelson Burgos

—Al margen de la pandemia, este Carnaval carga con la particularidad del cambio de gobierno, tras 15 años de gestión de izquierda, y con la campaña de denuncias llamada Varones Carnaval. ¿De qué manera crees que eso va a incidir en los conjuntos?

—El Carnaval siempre estuvo politizado y si la murga decide militar desde el arte, hay que respetarlo. Podrás estar de acuerdo o no. Entonces puede ser que en este contexto esté partidizado, pero politizado estuvo siempre, porque en su momento Curtidores de Hongos le dio cada palo a la Intendencia del Frente que la partió al medio. Pero me duele cuando se abren grietas culturales alrededor del Carnaval, porque muchos se olvidan de que hay muchísima gente que trabaja ahí. Pero que va a influir, va a influir. Y en cuanto a Varones Carnaval, no sé qué podrá pasar en lo que expresen los conjuntos. A título personal, no tenemos que estar ajenos, y mirar para el costado nos hace cómplices. Está bien que se visualicen muchas cosas, y lo bueno es discutirlo y llevarlo a tema. Ser hombre en este país fue, durante muchos años, con una cultura patriarcal en la que vivimos los que tenemos más de 50 años, un privilegio, y muchos no nos damos cuenta o no nos quisimos dar cuenta. Uno crece acompasando la época y es difícil explicarle esto a mi padre de 86 años, pero sí es bueno que los que somos grandes les inculquemos a nuestros hijos que el rosado no es de nena ni el celeste es de varón. Porque en la lucha de género no hay que mirar para el costado: hay que involucrarse en lo que uno pueda, o por lo menos escuchar. Abrir la cabeza.
PRESENTE

“La noche del Pela” y los desafios del ciclo propio

Los últimos han sido años de actividad intensa para Nelson Burgos.

A la cobertura carnavalera que ya es un clásico en su vida profesional, la pandemia le sumó Mateando con Nelson, un ciclo de entrevistas que hizo a través de transmisiones en vivo de Instagram y que ya acumula más de 300 entregas. Y el año pasado vino La noche del Pela, un late night show que lo tiene de conductor y que incluye humor, música en vivo e invitados bien diversos.

“Yo venía de hacer alguna suplencia a Coco (Echagüe), a Fito (Galli) en Día a día, que ahora voy a volver a estar, pero nunca había tenido la conducción absoluta de un programa mío”, cuenta en charla con El País.

La propuesta le llegó en medio del azote del coronavirus, es una producción de Trimax Media e IMAM Producciones, y tiene un equipo de 26 personas que Burgos resalta de forma permanente. Va por VTV.

“Hay un gran trabajo de producción y eso es lo que yo soñaba: tener gente laburando que me apoyara y me respaldara”, dice el conductor sobre este proyecto, y también dice que llegó hasta acá porque insistió y buscó. O en sus propias palabras: “En mi vida he sido un laburante de esto, pensando y soñando cada día. Porque de eso se trata, de que siempre tengas proyectos y sueños. Si no, ¿de qué se trata la vida?”.

En su otra faceta profesional, la de la enfermería pediátrica, está de licencia y no sabe qué deparará su futuro. Pero de una cosa sí tiene certezas: “Lo que tengo claro es que yo soy igual en mi casa, en la enfermería, en la tele y en todos lados. La clave para que la gente te acepte es ser auténtico”.

Fuente: Tvshow