>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< MSP lanza plan de 120 días para normalizar los niveles de atención a la salud – Fm Ideal 90.1

MSP lanza plan de 120 días para normalizar los niveles de atención a la salud

La puesta en marcha del plan de normalización incluirá restablecer la atención presencial; hay 45.000 cirugías no oncológicas ni de emergencia se encuentran postergadas a la fecha.

Foto: Gastón Britos / FocoUy

El Ministerio de Salud Pública elabora un plan de normalización en la atención de la salud para «lograr volver a los niveles normales de atención en un plazo estimado de 120 días». «Con este fin es que se solicitó a los prestadores de salud información sobre listas de espera existentes y cuál era la disminución registrada en la actividad quirúrgica y de estudios diagnósticos», señala un comunicado difundido ayer por la tarde.

En cuanto a los motivos, el MSP sostiene que «una de las claves de la respuesta a la pandemia de Covid-19 en Uruguay ha sido el comportamiento del Sistema Nacional Integrado de Salud conducido de forma activa por el Ministerio de Salud Pública. En diálogo permanente con los diferentes actores de la salud como los prestadores y sindicatos, y en el marco de estado de Emergencia Sanitaria declarada el 15 de marzo, se habilitó como primera línea de atención válida la telemedicina y se dispuso la reprogramación de la actividad quirúrgica y estudios médicos no urgentes».

«En diálogo permanente con los diferentes actores de la salud como los prestadores y sindicatos, y en el marco de estado de Emergencia Sanitaria declarada el 15 de marzo, se habilitó como primera línea de atención válida la telemedicina y se dispuso la reprogramación de la actividad quirúrgica y estudios médicos no urgentes. De esta manera se logró conseguir la continuidad asistencial en una primera etapa de la pandemia en que se incitó a la población a que se quedara en su casa con el fin de evitar la propagación del virus SARS- CoV-2. En todo momento se mantuvieron los tratamientos y cirugías oncológicas urgentes», agregaron.

La cartera indicó que «a fines de mayo, ante la estabilización en el número de casos de Covid-19, se autorizó el inicio de la reprogramación de cirugías electivas o de coordinación que habían quedado postergadas. Entre junio y noviembre la atención en los centros de salud era de complementariedad entre la telemedicina y consultas presenciales. En el continuo monitoreo de la marcha de la pandemia en el país, en noviembre las autoridades sanitarias de esta cartera consideraron necesario restringir la atención presencial en los departamentos de Canelones, Montevideo, Rocha y San José por la constatación de un importante aumento en el número de casos de Covid-19».

Por último, expresa que «ante la actual tendencia a la baja en el número de nuevos casos de Covid-19 y estabilizada la cantidad de pacientes en cuidados críticos, se ha dispuesto la puesta en marcha del Plan de normalización de la atención médica con el restablecimiento de la atención presencial en todo el territorio nacional – con las necesarias medidas de prevención de contagios – y la prioridad establecida para las enfermedades crónicas no trasmisibles».

«El Plan de normalización de la atención médica será incluido dentro de las exigencias de las metas asistenciales para una normalización progresiva de toda la atención a partir de que se complete la vacunación del personal de la salud», concluye.

La resolución fue tomada luego de que el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), advirtiera sobre el impacto que la paralización de estos servicios debido a la pandemia estaba teniendo en los pacientes de enfermedades no transmisibles. «Para la mayor parte de la población, el riesgo de haber disminuido (o en algunas instituciones haber suspendido totalmente) las consultas presenciales, podría ser mucho mayor al posible riesgo de contagio por Covid-19», advirtieron desde el GACH.

Se estima que 45.000 cirugías no oncológicas ni de emergencia se encuentran postergadas a la fecha. Como referencia, se realizan unas 15.000 cirugías por mes, correspondiendo 9.000 a prestadores privados y 6.000 a hospitales de ASSE. Respecto de la atención en el primer nivel, se ha demostrado internacionalmente el deterioro de indicadores sanitarios en patologías No-COVID emergente en el transcurso de la pandemia, habiendo en Uruguay claros indicios de que la disminución de los pro-gramas de tamizaje (por ejemplo, mecanismos de detección temprana de pacientes oncológicos como el PAP) y el retraso en el diagnóstico precoz están incrementado la morbilidad y la mortalidad.

El Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ) estima que son más de 40.000 las intervenciones postergadas. «Algunos prestadores se lo han tomado prácticamente como una prohibición de operar», dijo a Subrayado Daniel Montano, presidente del SAQ. Estima que serán necesarias entre 20 y 25% de las horas de sala de operaciones para ponerse al día. Montano aseguró que «hay mucho dinero que no se gastó en cirugía» y que esos recursos deberían estar reservados para volcarse a las intervenciones. Al tiempo, que los prestadores continuaron recibiendo la partida correspondiente a las metas asistenciales a pesar de los atrasos, planteó. «Va haber que ver cómo hacemos para que se vuelva a operar, porque tenemos un compromiso con la sociedad», remarcó Montano.

Se estima que 45.000 cirugías no oncológicas ni de emergencia se encuentran postergadas a la fecha.