>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Máxima tensión en Israel: Netanyahu dijo que Hamás “cruzó una línea roja” al disparar cohetes – Fm Ideal 90.1

Máxima tensión en Israel: Netanyahu dijo que Hamás “cruzó una línea roja” al disparar cohetes

Las ciudades de Jerusalén y Gaza vivieron ayer lunes uno de los días de mayor tensión y violencia de los últimos años.

Los enfrentamientos entre palestinos y la Policía israelí en la Explanada de las Mezquitas volvieron a Jerusalén. Foto: AFP

Las ciudades de Jerusalén y Gaza vivieron ayer lunes uno de los días de mayor tensión de los últimos años. Más de 150 cohetes fueron lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel por el grupo islamista Hamás, en el poder en el enclave palestino. Por su parte, Israel respondió con bombardeos sobre objetivos de esta organización islamista en Gaza.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró que Hamás, considerada una organización terrorista, cruzó una “línea roja” al disparar cohetes hacia Israel, y prometió una respuesta contundente.

“Las organizaciones terroristas en Gaza cruzaron una línea roja en la noche del Día de Jerusalén’ disparando cohetes”, dijo Netanyahu.

“Israel reaccionará con fuerza (…), el que ataque pagará un precio alto. Les digo, ciudadanos de Israel, que el conflicto actual podría durar algún tiempo”, añadió.

Hamás y otros grupos armados palestinos presentes en Gaza multiplicaron ayer lunes por la noche los lanzamientos de cohetes hacia el sur de Israel, con disparos que se acercaron a Jerusalén, según el ejército israelí. Según Hamás, se lanzaron 100 cohetes.

El ejército israelí afirmó que se lanzaron 150 desde Gaza. Algunos cohetes fueron bloqueados por el escudo antimisiles “Cúpula de Hierro”, pero otros cayeron sobre Israel, dijo el ejército israelí.

El Ministerio de Sanidad de Gaza confirmó la muerte de 20 palestinos, entre ellos nueve niños, aunque algunos habrían muerto por “una explosión interna”, según testigos.

Muhamad Fayad, un comandante del brazo armado de Hamás, murió en Beit Hanun, en el norte de Gaza, confirmó una fuente del movimiento islamista armado.

El brazo armado del movimiento islamista Hamás comenzó los disparos, tras un ultimátum a Israel, que hicieron sonar las alarmas en Jerusalén, por primera vez desde 2014.

Junto con los bombardeos, los enfrentamientos entre palestinos y la Policía israelí en la Explanada de las Mezquitas volvieron anoche a Jerusalén, que siguió registrando disturbios en la Ciudad Vieja y alrededores, durante una jornada que dejó casi 400 heridos y 263 hospitalizados.

Tras el disparo de cohetes desde Gaza, las protestas se extendieron por ciudades árabes del norte de Israel, con 46 detenidos, según la Policía israelí, y por Cisjordania.

En la Puerta de Damasco, una de las principales entradas a la ciudad amurallada y epicentro de la tensión de estas semanas, continuaron las cargas policiales con granadas aturdidoras y cañones de agua sucia.

Los palestinos se enfrentaban a los agentes israelíes con lanzamiento de piedras, botellas y fuegos artificiales.

En respuesta al lanzamiento de cohetes por Hamás sobre Jerusalén, el ejército israelí bombardeó Gaza. Foto: AFP

Ultimátum de Hamás.

Horas antes de los ataques contra Israel, el grupo Hamás había amenazado con una escalada militar si las fuerzas israelíes no se retiraban de la Explanada de las Mezquitas.

El domingo, se habían lanzado desde el enclave palestino globos incendiarios y cohetes hacia el sur del territorio israelí en apoyo a los manifestantes de Jerusalén.

Heridos por los enfrentamientos con palestinos en Jerusalén. Foto: EFE

Estos choques coincidieron con la celebración, según el calendario hebreo, del “Día de Jerusalén” que marca la conquista de la parte oriental de la ciudad por Israel en 1967.

La “marcha de Jerusalén”, a menudo envuelta en altercados y que tenía que congregar anoche a miles de israelíes en la Ciudad Vieja, fue finalmente anulada.

La cuestión de Jerusalén es uno de los principales escollos en las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, que están en punto muerto desde hace años.

Pero el detonante de los enfrentamientos actuales en Jerusalén Este es el caso de cuatro familias palestinas del barrio de Sheij Jarrah, sobre las que pesa una orden de desalojo. En este contexto, la justicia israelí aplazó una vista sobre el caso prevista para ayer lunes.

La disputa en Sheij Jarrah se centra en la propiedad de tierras sobre las que fueron construidas varias casas donde viven familias palestinas.

El tribunal de distrito de Jerusalén falló a principios de año en favor de las familias judías que reivindican la propiedad de los terrenos. Según la ley israelí, si los judíos pueden probar que su familia vivía en Jerusalén Este antes de la guerra árabe-israelí de 1948, pueden pedir que les sean restituidos sus derechos de propiedad.

Comité Central Israelita

El Comité Central Israelita del Uruguay repudió firmemente los hechos de violencia que se vienen sucediendo en Jerusalén y otras ciudades de Israel, provocados por parte del grupo terrorista Hamás y la Autoridad Palestina.

“En el día de hoy -por ayer lunes-, cayeron en suelo israelí 40 misiles disparados desde Gaza, y si aún no debemos lamentar muertos israelíes, es gracias a la cúpula de hierro en algún caso, otros que cayeron en terreno descampado y las alarmas que anticipan y dan segundos a la población para correr a refugios seguros”, dice un comunicado del Comité Central Israelita del Uruguay. “Es nuestro anhelo que prime la razón por sobre el fundamentalismo que solo sabe de fanatismo, violencia y terror”, agrega.

El gobierno de Israel también ha responsabiliza a Hamás y a la Autoridad Palestina por la violencia en Jerusalén.

EE.UU. defendió a Israel y condenó a Hamás

Secretario de Estado pidió a las dos partes terminar con los enfrentamientos

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instó ayer lunes tanto a Israel como a los palestinos a reducir las tensiones y enfrentamientos en Jerusalén, y al grupo armado islamista Hamás que suspenda inmediatamente el lanzamiento de cohetes contra el territorio hebreo.

“Todas las partes deben desescalar, reducir las tensiones, tomar medidas prácticas para calmar las cosas”, señaló Blinken en el marco de una reunión con su homólogo jordano en Washington.

Blinken condenó enérgicamente a Hamás, el movimiento islamista que controla la Franja de Gaza, por el lanzamiento de cohetes y respaldó el derecho de Israel a responder.

Los ataques con cohetes “deben detenerse de inmediato”, dijo el secretario de Estado. Blinken además destacó el aplazamiento de una decisión sobre el desalojo de familias palestinas en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén, un detonante inmediato de esta nueva crisis. “Pero es imperativo que todas las partes tomen medidas para aliviar la situación”, dijo Blinken.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió de urgencia ayer lunes para evaluar la violencia de los últimos días en Jerusalén, pero sin llegar a un acuerdo sobre una declaración conjunta, ya que Estados Unidos considera que “por ahora no es oportuno lanzar un mensaje público”, señalaron diplomáticos.

Tras consultas realizadas sobre la posibilidad de publicar un texto común llamando a una desescalada, varios diplomáticos indicaron a AFP que finalmente no debía emitirse ningún comunicado ayer lunes.

En la mañana, Estados Unidos había explicado a los otros 14 integrantes del Consejo de Seguridad, en una reunión por videoconferencia realizada a puertas cerradas, “trabajar entre bastidores” para calmar la situación y dijo “no estar seguro de que a estas alturas un comunicado pueda ayudar” a solucionar la crisis en Jerusalén.

Fuente: Elpaís