>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Martín Ligüera es el arquitecto del destino de Nacional – Fm Ideal 90.1

Martín Ligüera es el arquitecto del destino de Nacional

El entrenador está obligado a diseñar en pocas horas el mejor juego posible para que el tricolor consiga ser finalista del Campeonato Uruguayo.

Martín Ligüera. Foto: Estefanía Leal.

La perspectiva no es la mejor. A un equipo que por falta de actitud o de juego hasta puede interpretarse que renunció a la posibilidad de asegurarse su presencia en la definición del Campeonato Uruguayo, hay que reconstruirlo en cuestión de horas. Martín Ligüera, entonces, se convierte en el arquitecto del destino de Nacional.

Y le espera una tarea ardua. Dura. No hay dudas, el trabajo que tiene por delante es grande. Debe diseñar el mejor juego posible, encontrar las columnas que sean capaces de borrar la imagen de un equipo en ruinas. Que se fomente una superación en concentración, solidaridad, confianza y, especialmente, en fortaleza anímica, para que un pequeño primer golpe no termine siendo el definitivo, el del nocáut.

De la oscuridad Nacional solamente podrá salir si Ligüera es capaz de lograr un impulso en la mentalidad ofensiva, pero también hacer comprender que urge sostener un equilibrio. Ya no solo anímico, sino futbolístico. Es clave, que el equipo tricolor consiga una superación en los siguientes aspectos del juego:1

Cerrojo defensivo

En los últimos tres partidos creció de manera sorprendente la debilidad en el fondo. La zaga dejó de conformar junto a Sergio Rochet un “candado”. No ayudó tampoco el hecho de que en el mediocampo se perdió marca. El único que trabajó correctamente sobre ese rubro es Felipe Carballo. El DT tiene que hacer entender que hay que colaborar en la contención.

Además de perder marca, Nacional también dejó por el camino, partido tras partido, la mejor elaboración de juego. El bajón de la producción de Gabriel Neves y Emiliano Martínez colaboró para que el tridente que supo ganar elogios perdiera ante los mediocampistas de Danubio, Liverpool y Boston River. Ligüera debe trabajar para que se recupere el porcentaje de acierto en los pases.3

Presión colectiva

Para Ligüera también es fundamental que haya comprensión de que si se tira la presión alta la tarea la cumpla el equipo y no de forma exclusiva Gonzalo Bergessio o eventualmente Brian Ocampo y algún mediocampista. La presión individual colaboró para que los rivales organicen su juego sorteando con facilidad la resistencia.4

Intensidad

Un aspecto del juego que el tricolor fue perdiendo es la intensidad. Hay hasta señales de un afloje físico mayor al de sus oponentes. En el comienzo de la era Giordano el equipo marcaba el ritmo del partido, hace rato que no lo puede hacer. Otro tarea especial para el entrenador.5

Dinámica

El equipo precisa que vuelvan las transiciones rápidas: organizadas para que avancen varios jugadores juntos cuando se ataca y solidaria cuando es imprescindible que se retroceda para cubrir espacios defensivos. Ligüera debe estimular una circulación más veloz y esperar que recupere la precisión.6

Fuerza anímica

En el primer partido como DT de Nacional a Ligüera no le respondieron los jugadores en un rubro esencial: el anímico. El primer gol de Boston River fue un impacto muy fuerte para el equipo.

Sin mucho tiempo por delante, el técnico de la casa tiene que llevar adelante una gran obra. Ligüera sabe que es el arquitecto del destino de Nacional.

Variantes

Algunas posibilidades

En la defensa.
Seguramente, Matías Laborda regrese a la zaga para ocupar la baja por suspensión de Renzo Orihuela. Como otras veces, Guzmán Corujo será su compañero. No parece que se produzcan variantes en los laterales.

En el mediocampo.
Es también muy probable que Gabriel Neves sea otra vez titular en Nacional, dado que el trabajo de Rafael García fue muy pobre. Si bien Neves no está en su mejor momento, parece ser el principal candidato. 

En el ataque.
Alfonso Trezza es un jugador que era titular en la Tercera de Ligüera y por eso tiene chance de jugar en lugar de Ignacio Lores. No hay que olvidar que Lores sustituyó a Pablo García, que tampoco está en gran momento deportivo.

Fuente: Ovaciondigital