>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Madre de menor golpeado por un policía: “Estaba nerviosísimo, le pegaron cachetadas y piñas” – Fm Ideal 90.1

Madre de menor golpeado por un policía: “Estaba nerviosísimo, le pegaron cachetadas y piñas”

El Ministerio del Interior sumarió al efectivo de la Republicana que golpeó al menor, le quitó su arma y lo dejó inoperativo. El resto de los policías están siendo investigados.

Menor grabó a policías que lo obligaron a irse. Efectivos lo siguieron, lo obligaron a borrar la filmación y lo golpearon. Foto: Captura video

Ana Laura estaba cocinando pizzas para vender cuando su hijo de 16 años le dijo “voy a la plaza (Varela) con el primo y unos amigos, y después vuelvo”. La madre le contestó que tuviera cuidado y siguió preparando la comida para “hacer unos pesos extras” porque es “madre soltera”, cuenta a El País.

En menos de una hora su hijo ya estaba de vuelta en casa y a la madre le pareció raro el poco tiempo que se ausentó. Dice que llegó “nerviosísimo” y le extrañó que al preguntarle qué había pasado, el menor callara. Ana Laura insistió y le preguntó por qué estaba solo y dónde había quedado su primo de 18 años.

Me pegaron los milicos”, soltó finalmente el adolescente tras la insistencia de su madre. La mujer, de 43 años, se angustió y enseguida replicó: “¿Qué hiciste, qué pasó?”. Él respondió: “No hice nada”.

De acuerdo al relato de Ana Laura, su hijo, su sobrino y otras cinco personas se juntaron “un rato” en la plaza Varela, ubicada en Avenida Brasil y Bulevar Artigas, sobre las 23:30 del pasado viernes. En determinado momento dos policías se acercaron al grupo de jóvenes y les dijeron que se fueran porque estaban generando una aglomeración.

Los adolescentes, agrega Ana Laura, acataron la orden y cruzaron a la estación de servicio de Bulevar Artigas y Canelones. Según la versión de la mujer, los policías los siguieron e insistieron en que se fueran. “Mi hijo me dijo que no entendía… porque ellos eran pocos y había grupos de personas más grandes en la plaza”. El menor de 16 años decidió entonces grabar la situación porque, según él, la Policía “no tenía por qué” sacarlos de la plaza, al ser un grupo reducido. Y además solo decidieron dirigirse a ellos, cuando había grupos más grandes en ese mismo lugar.

“La Policía fue de nuevo a sacarlos y mi hijo siguió grabando. Después, los chiquilines se fueron corriendo para el lado de la rambla, pero los interceptaron”, añadió.

El video.

Al llegar al cruce de Alfredo Baldomir y Juan Parra del Riego, el menor de 16 años fue golpeado por un policía de la Guardia Republicana que, además, lo obligó a borrar lo que había filmado en la Plaza Varela. Esta situación fue, a su vez, grabada por un vecino de la zona.

Guardia Republicana. Foto: Fernando Ponzetto – Archivo El País

La filmación comenzó a circular en las redes sociales. El senador frenteamplista Alejandro Sánchez difundió las imágenes en su cuenta de Twitter. “Me llegó por WhatsApp este video. Desconozco las circunstancias del procedimiento. Lo que sí es claro que hay abuso policial. Le pegan a un joven por la espalda para que borre un video. ¿Qué filmó? El ministerio debe a aclarar este asunto”, escribió el legislador.

Más tarde el senador indicó que el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, se había comunicado con él para informarle que se había iniciado una investigación administrativa sobre los hechos.

Según indicaron fuentes policiales a El País, el hecho ocurrió efectivamente a las 23:30 del pasado viernes en Baldomir y Parra del Riego, un rincón de Pocitos. Los policías que son investigados son seis. Algunos pertenecen a la Guardia Republicana, otros al Grupo de Respuesta Táctica (GRT), y los restantes a la Zona Operacional 1 de la Jefatura de Policía.

Ayer el exdirector de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Gustavo Leal, difundió un video más largo con una duración de casi 9 minutos. En las imágenes se observa y se escucha cómo los policías le exigen al menor de 16 años que borre el video que había filmado en la Plaza Varela. Luego un efectivo de la Guardia Republicana le efectúa varios golpes al menor.

Sobre el final del registro los policías les dicen a las tres personas, que tenían retenidas contra los patrulleros, que tienen cinco segundos para irse. “Ahora sí me agarraron con un poquito de corazón, tienen cinco segundos para desaparecer”, dice uno de los efectivos.

“Por suerte alguien grabó todo esto porque si no, no hubiéremos podido hacer nada”, dice a El País la madre del menor agredido.

Ana Laura cuenta que, según le dijo su hijo, los policías le espetaron: “Ya te vamos a agarrar gordo puto, te vamos a matar”, y agregó: “Los policías le querían sacar lo que el chiquilín había grabado y se lo hicieron borrar. Esas filmaciones no las pudimos recuperar”.

Según la madre, su hijo grabó dos videos: “Uno de siete minutos y otro de tres”, y además tomó fotos de los policías. Todo el material fue borrado.

Sobre la madrugada del sábado la mujer se dirigió a la seccional 10 para denunciar que su hijo de 16 años había sido golpeado por la Policía.

“El dolor que yo sentí por mi hijo… no tiene razón esa cachetada que le dieron, porque le pegaron cachetadas y piñas. Mi hijo accedió a borrar el video. Se asustó. No tienen por qué agredirlo”, dice su madre.

En la tarde del sábado el comisario a cargo de la seccional 10ª, Francisco Idiarte, se comunicó con la mujer. “El comisario la verdad que está haciendo un buen trabajo y se está preocupando bastante”, cuenta Ana Laura y agrega: “Se le notaba muy preocupado por el caso porque lo vi personalmente. Yo me puse mal y me dejaron desahogarme, porque la primera impresión al ver el video fue la de llorar”. La mujer dice que su sobrino y otro adolescente también fueron “golpeados”.

Tras la divulgación del episodio, el Ministerio del Interior decidió abrir una investigación interna contra los policías que participaron del procedimiento. Fuentes ministeriales indicaron a El País que el efectivo de la Republicana que golpeó al menor “fue sumariado, se le retiró el arma y se lo sacó de la operativa”. En tanto, la Fiscalía inició una investigación por presunto abuso de funciones.

Fiscalía General de la Nación. Foto: Gerardo Pérez

El caso está en manos de la fiscal de Flagrancia Brenda Puppo. Consultada por El País, la representante del Ministerio Público indicó que lo que se está investigando es si hubo o no un delito de abuso de funciones por parte de los policías que actuaron en el procedimiento.

“Vamos a citar a las víctimas para tomarles declaración”, explico la fiscal y sentenció: “Primero se les toma declaración a las víctimas para que digan bien lo que pasó, porque eran tres chiquilines y tengo a dos individualizados. Y luego de eso empezaré a tomar declaración a los policías”.

Larrañaga le salió al cruce a Díaz

En la tarde del domingo el fiscal de Corte Jorge Díaz utilizó su cuenta de Twitter para informar que la Fiscalía había iniciado una investigación de oficio sobre el procedimiento policial que, a esa altura, ya había circulado por las redes sociales.

“En la tarde de hoy (domingo) he dispuesto que el video completo sobre un procedimiento policial, que ha circulado parcialmente en las redes sociales, sea remitido por la DPA (Oficina de Depuración, Priorización y Asignación) a la fiscalía correspondiente, a los efectos pertinentes”, informó el fiscal de Corte.

Tras este mensaje, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, decidió contestarle. “Sr. Fiscal de Corte. Ayer, la Policía le dio cuenta a Fiscal de 6º Turno Dr. (Pablo) Rivas, quien dispuso algunas medidas. Hoy, además, se dio cuenta a la fiscal (Brenda) Puppo. Ha sido la Policía la que activó, como corresponde, la intervención de la Fiscalía”, apuntó el secretario de Estado. La denuncia fue radicada por la madre del joven agredido a la seccional 10ª y el comisario derivó todas las actuaciones a la Fiscalía. Luego el video completo de lo que sucedió fue remitido a la fiscal a cargo del caso.

La investigación sobre el procedimiento que los policías hicieron en Pocitos estará en manos de la fiscal Brenda Puppo, porque al momento de los hechos se encontraba subrogando el turno de la Fiscalía de 11° Turno, a quien correspondía la indagatoria. El caso tuvo repercusión en las redes sociales y varios legisladores del Frente Amplio se pronunciaron al respecto. Además de Alejandro Sánchez, el senador Óscar Andrade compartió el video e hizo referencia a la LUC y a recomendaciones del experto internacional de Naciones Unidas Jan Jarab, quien señaló que “la ampliación del uso de la fuerza junto con reducción de la rendición de cuentas representa un cóctel peligroso”.

Repudio de los sindicatos

Sindicatos integrantes de la Unión de Sindicatos Policiales del Uruguay (USIP) rechazaron la actitud de los efectivos en el procedimiento. “Expresamos nuestro total repudio a este tipo de acciones, las cuales no representan a la gran mayoría de los funcionarios que día a día trabajan de forma honesta cumpliendo con la Constitución, las leyes, los decretos y reglamentos, siendo siempre nuestro principal objetivo el bienestar de todos los habitantes de la República”, indicaron a través de un comunicado.

Fuente: Elpaís