>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Macarena Botta: “Queremos que las mujeres y niñas vivan la vida que quieran” – Fm Ideal 90.1

Macarena Botta: “Queremos que las mujeres y niñas vivan la vida que quieran”

La cofundadora de Sinergia, Doctari y Brava, habló sobre sus inicios, el desafío de ser mujer emprendedora y su significado de éxito

Macarena Botta. La emprendedora asegura que si bien se avanzó en igualdad de género, «aun queda mucho por hacer». (Foto: Marcelo Bonjour)

«Me gusta eso de la conquista, del desafío y de aprender en el camino. Agradezco todos los días por la vida que tengo, por saber que no me va a faltar trabajo porque mientras tenga ganas de resolver problemas siempre habrá cosas para resolver”. Macarena Botta suelta estas palabras y las acompaña con una sonrisa y una entonación que reafirman lo dicho.

Emprendedoracofundadora de Sinergia y Doctari, entre otros proyectos, a través de los años aprendió que el camino es difícil, pero más si quien lo transita es una mujer. Por eso, en 2020 año asumió el desafío, junto a Magdalena Giuria, de crear Brava, un proyecto para hacer visibles a mujeres como líderes de opinión.

Botta forma parte del ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”, coorganizado por MAPFRE El País, donde a través de 10 encuentros registrados en formato audiovisual, diferentes referentes de la historia reciente de Uruguay dan cuenta de su experiencia y de cómo forjaron su presente.

Según cuenta BottaBrava surgió en una conversación. “Era sobre las cosas que nos pasaban a las mujeres, como ir a eventos y no verlas en los paneles. Entonces creamos este emprendimiento para que niñas mujeres puedan crear, diseñar y vivir la vida que quieran tener”.

En este sentido, recordó un episodio personal que ocurrió en Paysandú cuando le tocó contar su historia en un evento para emprendedores. “Llegué y en el día del ensayo general, fuimos a almorzar con autoridades y organizadores del evento. En una conversación de sobremesa, el organizador comenta ‘lo que pasa es que en Uruguay no hay oradoras mujeres’. Me comenzó a subir un calor, recordé todo lo que hice para asistir, el jet lag que tenía porque venía de un viaje, lo que pasé la noche anterior preparando la charla y le digo: ‘Disculpame’. Y me contesta: ‘Sí Maca, te lo digo por la experiencia, yo hace años que trabajo en esto de emprendedores y no hay’. Respiré hondo y le dije: ‘Primero que nada, no vuelvas a repetir eso en una mesa porque ahí estábamos tres oradoras mujeres del evento y es una falta de respeto a todas nosotras. Segundo, sos creador de opinión, porque tenés un cargo en una organización con mucha visibilidad a nivel nacional e internacional y las 15 personas que están en esta mesa se van a ir repitiendo que en Uruguay no hay oradoras mujeres. Se construye narrativa’. Y es que, citando a Magdalena Furtado, directora de ONU Mujeres en Uruguay todos y todas somos parte del problema y de la solución, entonces sin los varones no hacemos nada”. MACARENA BOTTA

«Dentro de las organizaciones, los equipos balanceados en diversidad generan un 38% más de innovación, porque crean valor desde la mirada de todas y todos, y las que trabajan la equidad de género tienen 60,7% más de resultados”.

Botta destacó que la igualdad de género además de ser “negocio” para la sociedad, es “negocio para las empresas”. “Hay estudios que indican que dentro de las organizaciones, los equipos balanceados en diversidad generan un 38% más de innovación, porque crean valor desde la mirada de todas y todos, y las que trabajan la equidad de género tienen 60,7% más de resultados”.

Y si bien reconoce que se ha avanzado, asegura que aun queda mucho trabajo por hacer. “Hay días que creo que estamos mejor, pero salgo tres metros de mi entorno, voy a un cumpleaños y escucho mujeres que dicen: ‘Él a mí me ayuda con el nene’. Entonces creo que tiene que ver con que las mujeres nos hagamos cargo de donde nos paramos. Esto es entre todos. Los varones pueden ayudarnos mucho, pero esto comienza por nosotras, en cómo nos hablamos, en cómo nos paramos”.

Vocación vs qué hacer

Si bien Botta se transformó en referente y su historia motiva a muchas mujeres, ese no fue un plan ideado hace muchos años sino que es consecuencia de elecciones en el tiempo. Implica, por ejemplo, su período de moza en Pedrera. “Me sirvió y aprendí mucho para abrir Sinergia la interacción con la gente, crear experiencia, organizar un evento. O animar cumpleaños infantiles que me ayuda a estar acá charlando con ustedes sin ningún tipo de timidez”

Evento. El encuentro fue moderado por Álvaro Kemper, Ana Laura Pérez y Alexandra Morgan. (Foto: Marcelo Bonjour)

Reconoce que nunca tuvo clara su vocación y encontrarla fue un gran desafío y motivo de angustia. Por ello, al optar por una carrera, lo hizo con un enfoque diferente, y según recordó, eligió economista porque es «una herramienta interesante» que le podía dar versatilidad.

Hoy, cuando sus amigos que tienen hijas le piden que las niñas hablen con ella para ver a qué se quieren dedicar, lo sintetiza en que la clave es “estar en movimiento” y entender que las carreras son herramientas, “luego uno le da el enfoque que quiere”.

El dinamismo de la actualidad también incide y ante ello transformarse es parte del éxito. “Hay que darse la oportunidad de cambiar de opinión, como yo me la di con ser mujer, con Sinergia, con Doctari. Y saber que, cuando uno hace espacio y deja las cosas que ya no están alineadas con lo que una es, aparecen oportunidades nuevas”.

MACARENA BOTTA

«Yo antes me abrazaba mucho a las recetas, a lo que me habían dicho, a lo que debería hacer, cuando solté cosas que no estaban asociadas conmigo, aparecieron otras con las que ni soñé. Eso es magia y me hace feliz todos los días»

Sobre esto, aconseja no tener miedo de dar un paso al costado cuando algo ya no es lo que se espera. “Yo antes me abrazaba mucho a las recetas, a lo que me habían dicho, a lo que debería hacer, cuando solté cosas que no estaban asociadas conmigo, aparecieron otras con las que ni soñé. Eso es magia y me hace feliz todos los días”, dijo.

Hoy reconoce que las personas que han pasado por su vida son el pilar de cada uno de los proyectos en que se sumergió, que está directamente vinculado a cómo se relaciona. “Yo no voy a juntarme con lo que dice la tarjeta de negocios, con el cargo o la empresa, voy a conversar contigo, siendo Maca, la misma que va a a almorzar, se va de vacaciones o hace una temporada de moza en la Pedrera”.

Y fue más allá. “Tiene ver con conectar con la otra persona y enamorarse del problema, porque emprender es identificar problemas de muchas personas. Si yo no hubiese validado Sinergia con un montón de gente, hubiera hecho un Sinergia para Maca. Y Maca hay una sola”.

Preguntar, hablar, pedir ayuda, actos que forman parte del éxito de Botta. “Éxito no es tener una cuenta bancaria abultada, no es el tamaño de los proyectos en los que estuve o estoy involucrada, sino ser feliz todos los días, no quedarme con las ganas de nada. Y en esto influyó animarme a pedir ayuda, que aprendí y me siento super orgullosa. Está relacionado a cómo se aprecia el fracaso lo único que tenemos garantido en la vida. Vamos a fracasar una y mil veces, pero está bueno verlo como una oportunidad de aprender y pensar qué nos quedamos de esa experiencia”, cerró.

Ver el resumen de la entrevistas aquí:

Los hijos y la maternidad

Botta no tiene hijos y tener que explicarlo ha sido un tema que le costó cerrar. “Comencé una conversación interna sobre dejar de explicarle a la gente lo que hago con mi vida. Me amigué con esto de ser embajadora de que no hay una receta. Tengo amigas que son madres y son muy felices, otras quieren serlo, no pueden y están en esa angustia. Y amigas que como yo decidimos no ser madres porque tenemos otros hijos. Mi abuela aún reza porque no me casé, sin embargo, cada vez que me ve dice: ‘Si yo fuera joven haría todo lo mismo que vos, me encanta lo independiente que sos’”.

Fuente: Elpaís