FM Ideal En Vivo Lucas Sugo en “El legado”: “Tengo miedo al olvido; vivo con ese fantasma” – Fm Ideal 90.1

Lucas Sugo en “El legado”: “Tengo miedo al olvido; vivo con ese fantasma”

El cantautor uruguayo fue el entrevistado de este viernes en el programa que se emite por la web de El País y por Canal 10

Lucas Sugo en El Legado. Foto: El País

Recibido con los acordes de “La media vuelta” al piano y un “Bienvenido a tu legado, Lucas querido”, de parte del conductor, Ignacio González, el cantante Lucas Sugo fue la figura de El Legado, el programa que se emite por la web de El País, y sus perfiles de Facebook y YouTube.

“Qué lindo que es el camino bien recorrido”, dijo Sugo mirando un álbum de fotos con momentos de su vida. “Un camino bien recorrido en emociones, de las buenas y de las otras también. Y en ese recorrido recibí muchos aprendizajes que trato de atesorarlos en mi corazón hasta hoy. Todo valió la pena”.

El programa, que también se emite en Canal 10, estuvo marcado por la emoción, un registro que está en la base misma del formato. Y que acá se hizo sentir cuando Sugo habló de su madre, el vínculo con el público e incluso algunos momentos oscuros de su vida. En todo momento se mostró agradecido por estar ahí y por haber conseguido una permanencia más allá de “Cinco minutos”, la canción que lo hizo popular.

“Desde chiquitito cuando cerraba mis ojos pensaba en este tipo de cosas”, confesó Sugo sobre si imaginaba la carrera que consiguió. “Pero ojo siempre con tremenda cuota de cordura, de mesura, sabiendo que soy hijo del interior de un país chico donde no pululan las oportunidades”. Para conseguirlo, dijo, “hay que tener constancia en las gotas de transpiración en el camino; la actitud tiene que ser constante”.

Lucas Sugo en El Legado. Foto: El País

Enfrentado a un espejo, que es central en el primer acto, Sugo recordó sus comienzos como recitador en el norte del país, sus primeras veces frente al público. Declamó de memoria aquellos versos que se acompañaron de las primeras “mariposas en el estómago”, en lo que fue, dijo, “su primer test vocacional” porque “ese cosquilleo me gustó”.

“Ese punto de partida me lleva al vínculo maternal”, dijo Sugo. “Mamá me motivaba mucho a esto, me tomaba la memoria, me enseñaba a recitar. Es una época muy linda y especial”.

Lucía Rodríguez fue madre y padre. “Era con la que íbamos de madrugada a las escuelas de campaña y hacía mucho frío; me acuerdo del frío”, contó, muy emocionado, Sugo. “Y también me acuerdo de ella a la noche, con la misma entereza, cocinando en casa. Y de las recetas que dejaba en la heladera para que yo cocinara. Después me di cuenta que ella tenía dos trabajos y que se había ido a Rivera una maestra recién recibida. Me críe con algunas dificultades económicas pero con todas las necesidades básicas suplidas y con dignidad”, dijo Sugo llorando. “Es impresionante la deuda de gratitud para mi vieja”.

El cantautor, quien viene de llenar dos Antel Arena, actuó tres noches en el Teatro Solís, la locación de El legado y que recorrió con González. “Entrar al teatro fueron dos horas llorando porque significaba mucho llegar a este lugar”, recordó sobre aquella vez que conquistó la ciudad. Ahora desde el palco presidencial vio, con emoción, como unos actores representaban una escena de sus comienzos musicales en los que un promotor del norte del país, los echó de un baile.

“Está recontra basado en hechos reales”, dijo sobre la recreación. “Tenía una banda que se llamaba Lucero, conseguimos un baile y no nos preparamos muy bien, era solo ilusión y ahí aprendí que la vida no solo es entusiasmo sino hay que prepararse. Esa cachetada fue didáctica.”

Con referentes tan disímiles como Gardel, Freddie Mercury y Luis Miguel (de quien tenía tres posters en su cuarto de adolescente, confesó) y a probar suerte en varios proyectos pasó a integrar Sonido Profesional, la popular banda en la que estuvo entre 2002 y 2012. En 2013 llegó “Cinco minutos”.

“‘Cinco minutos’ catapultó muchas cosas y me permitió llegar a la capital y hacerme conocido. Esa canción me dio mucho”, le dijo a González. “Y ahora felizmente veo que no soy rehén de ella. No la pasé muy bien porque estaba la incertidumbre de no saber si iba a seguir mi carrera después del hit pero gracias la gente que empezó a respaldar esta historia y en el Velódromo de 2015 cuando la canción ya había bajado, me di cuenta que la aceptación popular aún crecía”.

“Me siento exitoso y el éxito es lindo”, dijo Sugo quien también recorrió algunos de los momentos de depresiones y excesos y habló de la estabilidad que consiguió con Antonella con quien esperan a Isabella, su primera hija juntos. “Las luces son fuertes pero por los valores que uno los atesora en el corazón uno no se pierde ni se encandila con esas luces. Pero uno lo vive intensamente y es consciente que las cosas que me han tocado vivir son muy grandes y ojalá siga un poco más”.

“Tengo mucho miedo al olvido”, dijo Sugo. “Siempre soñé con recibir cariño y dar afecto con la música y el olvido es un fantasma necesario, te alimenta también. Los temores son necesarios en la vida para tratar de mejorar, para no aflojar. Por eso vivo con el fantasma del olvido: no quiero que me venga a visitar”.

Fuente: Tvshow