Fm Ideal 100% Online Los números positivos de Ancap, el “colchón” para aguantar los combustibles y más – Fm Ideal 90.1

Los números positivos de Ancap, el “colchón” para aguantar los combustibles y más

Ancap registró ganancias por US$ 98 millones en el tercer trimestre del año. “La exportación de energía eléctrica a Brasil mantiene niveles inéditos y sostenidos”, indicó informe de la petrolera.

Vista de la refinería de Ancap. Fernando Ponzetto

En el largo plazo, Ancap no tiene la espalda por sí sola de seguir sosteniendo las ventas de combustibles al público por debajo de la referencia de Precios de Paridad de Importación (PPI), que calcula mensualmente la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) haciendo el ejercicio teórico de cuánto saldría cada combustible en Uruguay si existiera la libre importación y un importador le compitiera a Ancap.

Sin embargo, desde fines de 2020 la situación crítica de sequía que comenzó a atravesar Brasil -y que aún se mantiene- implicó una espalda adicional para la petrolera estatal que lleva vendidos a UTE unos 360.000 metros cúbicos (m3) de gasoil que posteriormente son utilizados para generar energía eléctrica y venderla al país vecino. Los niveles frecuentes de venta de gasoil a UTE rondan entre los 40.000 y 80.000 m3 al año.

Ese “negocio excepcional” -como lo denominan las autoridades de Ancap y del gobierno- ha llevado a que en el acumulado a septiembre, el ente haya percibido ingresos por US$ 49 millones.

También es en gran parte lo que explica que la petrolera estatal haya cerrado el tercer trimestre del año con una ganancia de US$ 98 millones, según el estado de resultados presentado ayer por autoridades del directorio de Ancap en un taller dirigido a la prensa.

“La exportación de energía eléctrica a Brasil mantiene niveles inéditos y sostenidos. Hasta octubre se lleva vendido más de dos veces lo vendido en 2020 y más de 16 veces las ventas de 2019”, indicó el informe de la petrolera. Desde el directorio esperan además que la venta extraordinaria de gasoil a UTE se mantenga en los meses de diciembre y enero.

En el mercado monopólico (combustibles), la empresa reportó una pérdida operativa de US$ 19 millones como consecuencia de las ventas que realizó por debajo del PPI en gran parte del período. Eso significa que si bien actualmente Ancap tiene margen para vender por debajo de lo que un importador directo de combustibles estaría percibiendo, ese margen podría tornarse negativo si el precio del crudo a nivel internacional sigue al alza y si el Poder Ejecutivo continúa con la decisión de no ajustar las tarifas en línea con el PPI.

Esa fue la decisión que oficializó ayer el Poder Ejecutivo -y que había adelantado el ministro de Energía, Industria y Minería, Omar Paganini a El País- a través de un decreto en el que resolvió no aumentar las tarifas de los combustibles en este mes de diciembre. Esto significó el tercer mes consecutivo en que se resuelve no ajustar las tarifas de combustibles, pese a que la regla que fijó el Ejecutivo le marca una suba.

Pese a que aclaró que la situación no es sostenible en el tiempo, el presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic respaldó la decisión del gobierno de mantener las tarifas sin variaciones, dado que si al día de hoy se cortara la exportación de energía eléctrica a Brasil, Ancap aún tiene “como colchón” unos US$ 39 millones.

Alejandro Stipanicic, presidente de Ancap. Foto: Leonardo Mainé

“Estoy muy de acuerdo con la decisión del gobierno de no aumentar los precios de los combustibles porque tenemos la espalda de un negocio excepcional”, afirmó el jerarca y argumentó que la “espalda” que hoy tiene Ancap es por “operaciones ya hechas” y no porque hayan incurrido en gastos que comprometan a la compañía.

Desde que en junio se comenzó con la aplicación del régimen de paridad de importación, y a partir de que en agosto el Poder Ejecutivo determinó el denominado “factor X” (actualmente en $ 2,97 por litro, aplicado solo a gasolinas y gasoil) para afrontar los sobrecostos incurridos por Ancap pero no comprendidos en PPI, solo en agosto y septiembre el ente recibió el precio completo.

Es decir, el Precio en Planta para Ancap (PEP) que implica el PPI más el “factor X” (lo que sería el precio completo), solo se dio en esos dos meses, mientras que en el resto del año Ancap estuvo por debajo del precio completo o inclusive por debajo del PPI.

“Esas son las cuestiones que tenemos que cuidar porque no son sostenibles en el tiempo”, señalaron desde el directorio.

De acuerdo a las estimaciones del directorio, con la decisión de nuevamente no ajustar las tarifas según la referencia de Ursea, Ancap resignó ingresos por entre US$ 10 millones y US$ 15 millones. La cifra es aproximada dado que resta ver cuál es finalmente la demanda.

Balance.

Al desagregar el balance del tercer trimestre de Ancap por mercado, el resultado determinó que la pérdida que se registró en el mercado monopólico fue revertida en la contabilidad con el resultado de los negocios de otros mercados en competencia habituales, sumado a las ventas de gasoil a UTE, así como también debido al efecto de la cobertura del tipo de cambio y el resultado de las sociedades vinculadas al grupo que en total aportaron US$ 24 millones.

Entre las empresas colaterales, como es frecuente la que explicó el mayor aporte fue Ducsa con un resultado positivo de US$ 20,4 millones, seguida de Alur con US$ 3,9 millones. De forma contraría, la que presentó los peores resultados (con una pérdida de US$ 1,4 millones) fue Cementos del Plata a los que se le deben sumar además US$ 3,6 millones de pérdidas del negocio del portland, debido en parte (solo se ve el impacto en un mes de ese trimestre) al ingreso del nuevo competidor en el mercado: Cielo Azul.

Reducir el “factor X”

El directorio de la empresa estatal explicó que trabajan en diferentes líneas de acción para poder reducir el denominado “factor X” que hoy está fijado por el Poder Ejecutivo en $ 2,97 por litro. Entre algunas de las medidas que Ancap está llevando adelante para reducir esos sobrecostos, se incluye el cierre de contrato para el suministro de caña de azúcar por cinco años, con un ahorro en costo de materia de al menos US$ 10 millones en el período; el inicio del proceso de asociación para el negocio del pórtland y la cal; el proceso de reorganización de la logística primaria con decisiones sobre la logística fluvial (ahorro de US$ 2 millones por año) y negociaciones con el sindicato para duplicar las horas de despacho en la planta de la Tablada.

Fuente: Elpaís