Fm Ideal 100% Online La recuperación del empleo en Uruguay: ¿qué estuvo detrás, dónde se dio y qué se espera? – Fm Ideal 90.1

La recuperación del empleo en Uruguay: ¿qué estuvo detrás, dónde se dio y qué se espera?

El desempleo bajó al 7% en diciembre: el menor registro mensual en cuatro años.

Personas trabajando. Foto: Fernando Ponzetto.

En el equipo económico del actual gobierno, la mayor preocupación tras el impacto que significó la pandemia del covid-19 era lograr afianzar el crecimiento económico con más empleo. Así lo afirmó en múltiples conferencias de prensa la jerarca del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Azucena Arbeleche quien señaló que la prioridad y el mayor desafío desde el punto de vista económico estaba puesto en la recuperación del mercado laboral.

A casi dos años de la confirmación de la llegada del covid-19 a Uruguay y luego de que el mercado laboral cerrara el 2020 con una pérdida de más de 58.800 empleos, ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) divulgó las cifras del mercado de trabajo (correspondientes al mes de diciembre) que reflejaron una importante recuperación anual tras el shock de 2020.

“Todo está configurando un panorama donde definitivamente la recuperación del empleo ya no es solo con respecto a la (situación) previa a la pandemia, sino que incluso empieza a mostrar datos mejores de los últimos años del período anterior”, afirmó ayer en conferencia de prensa el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres.

De acuerdo a los datos del INE, el mercado laboral en diciembre registró por un lado, una mejora en la creación de nuevos trabajos, así como también una significativa disminución de los niveles de desempleo.

En lo que refiere a la tasa de empleo -que mide el porcentaje de personas empleadas en relación a la Población en Edad de Trabajar (PET)- se ubicó en 57,7% en diciembre (totalizando 1.672.200 de personas), mientras que en noviembre había sido 57,2% y en diciembre del año pasado 54,9%.

De acuerdo con el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), en el promedio de 2021 la estimación puntual de la tasa de empleo se ubicó en 55,7%, lo que significó 1,4 puntos porcentuales más en comparación con el promedio de 2020 y un punto por debajo del promedio de 2019.

Esto significa que en términos promedio en 2021 se crearon aproximadamente entre 49.000 y 50.000 empleos, luego de la destrucción de 58.803 trabajos en 2020. Según el CED esto significó que 2021 fuera “el año con mayor cantidad de nuevos puestos generados desde 2011”.

En lo que respecta a la tasa de desempleo -que mide las personas desocupadas respecto de la Población Económicamente Activa (PEA)- bajó a 7% en diciembre desde 7,4% en noviembre y 10,5% en diciembre de 2020. En el último mes del año, unas 126.000 personas se encontraban en esa situación. Al considerar las cifras promedio, en 2021 hubo aproximadamente 167.000 desempleados, lo que significó unas 14.000 personas menos que en 2020.

Según el CED, en términos desestacionalizados, en diciembre de 2021 había 22.000 desempleados menos que previo a la pandemia (diciembre de 2019).

El dato de desempleo de diciembre fue celebrado por Mieres dado que este significó el menor registro mensual en cuatro años. “Para encontrar un número de similar magnitud hay que retrotraerse a diciembre de 2017, por lo tanto, estamos hablando de una caída de la desocupación realmente importante”, afirmó el ministro. Además, señaló que el desempleo promedio del último trimestre de 2021 (7,5%) “es más bajo que el equivalente” a ese trimestre en los años 2020, 2019 y 2018, explicó.

Sin embargo, según indicó a El País Giuliano Cantisani desde CPA Ferrere, mientras que el empleo mostró una fuerte recuperación, la tasa de actividad (concepto vinculado a la oferta laboral), tuvo una recuperación menor, y permanece aún por debajo del nivel previo a la pandemia.

En concreto, la tasa de actividad -que mide a la Población en Edad de Trabajar (PET) que está ocupada o que busca empleo- fue 62% en diciembre (1.798.700 personas), en noviembre había sido 61,8% y en igual mes del año anterior había sido 61,3%.

Por lo que “la combinación de estos dos factores (una recuperación más rápida de la tasa de empleo que de la tasa de actividad), se tradujo en una importante caída de la tasa de desempleo”, pero“en este contexto este indicador no es muy ilustrativo” porque está “contaminado” por la baja tasa de actividad, explicó el economista.

En línea con esto, desde PwC Ramón Pampín manifestó que si bien se puede hablar de una recuperación del mercado de trabajo, en tanto se ha recuperado gran parte de lo perdido con la crisis de la pandemia 2020, sin embargo, respecto a 2019 “vemos un mercado de trabajo más chico, es decir, el volumen de la gente que está trabajando o que quiere trabajar es más chico que en 2019, y por otro lado, el volumen de gente inactiva es más grande”.

Impulso del interior.

La recuperación del empleo estuvo principalmente impulsada por el interior del país. Según el CED, en 2021 “hubo un menor dinamismo” del empleo en Montevideo, mientras que “el interior habría absorbido el 90% del empleo total generado a nivel nacional”.

En concreto, “se crearon unos 45.000 empleos promedio en el interior y unos 5.000 en Montevideo. Esta situación es muy distinta en términos relativos a la observada en 2020, donde la caída del empleo se había concentrado en el interior del país (62%) pero las diferencias con la capital eran menores. De hecho, la brecha de empleo entre ambas regiones alcanzó su menor nivel desde 2013 y se ubicó en valores históricamente bajos”, añadió el CED.

Perspectivas: esperan que siga la recuperación del empleo

De cara a 2022, desde el gobierno esperan que en la medida que continúe el crecimiento económico eso repercuta de forma positiva en el empleo. “Tenemos la impresión de que hay un proceso de reactivación económica importante”, afirmó Mieres. No obstante, advirtió que “hay que ver cómo evoluciona el año” y los primeros meses de 2022 “con losimpactos que ha tenido la nueva ola de contagios” de covid-19.

Desde el CED visualizan un crecimiento del empleo cercano a los 30.000 puestos de trabajo en 2022, en línea con la estimación de un crecimiento promedio del Producto Interno Bruto (PIB) del 3,3%.

En tanto, desde PwC Pampín recordó que antes de la pandemia el mercado de trabajo atravesaba “un periodo de deterioro de varios años atrás”. Por tanto, señaló que “el dinamismo del rebote de la pandemia va a dar cierta inercia a que expectativas claras y estables de mayor demanda de la producción de sus bienes y servicios lleven a una mayor demanda de empleo”. No obstante, explicó que “una vez transcurrida esa etapa, se llegará a un techo que no solo está determinado por la capacidad instalada (que en varios sectores aún puede tener holguras) sino en un techo que puede estar determinado por la rentabilidad de algunos sectores”.

Por su parte, desde CPA Ferrere también visualizan que el empleo continuaría en aumento este año “en la medida en que la actividad económica continuará creciendo”. Según dijo Cantisani, “el retorno del turismo receptivo implicará un impulso en los primeros meses del año, aunque luego la creación de empleos tendería a enlentecerse”. Por otro lado, el economista señaló que “el salario real comenzará una lenta recuperación este año, luego de dos años consecutivos de caída”, lo que “podría impulsar la recuperación de la tasa de actividad, por lo que a su vez la tasa de desempleo tendería a normalizarse paulatinamente”.

Pérdida salarial “en proceso de reversión”

Al ser consultado sobre la pérdida salarial de 1,68 puntos porcentuales de los trabajadores en los 12 meses cerrados a diciembre, Mieres dijo que “ya está en proceso de reversión”, dado que “los acuerdos de la novena ronda (salarial) incluyen componentes de recuperación que van a tener su impacto” en el transcurrir de esa ronda que culmina en julio de 2023. “Efectivamente hay una caída del salario real”, pero también “hay un compromiso del gobierno de trabajar en la recuperación del 100% del poder adquisitivo”, señaló.

Fuente: Elpaís