>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< La gran mano que no vio Riveiro no esconde la pobreza ofensiva de Peñarol ante Plaza – Fm Ideal 90.1

La gran mano que no vio Riveiro no esconde la pobreza ofensiva de Peñarol ante Plaza

El aurinegro extrañó las múltiples ausencias y no pasó del 0-0 frente al equipo de Colonia, que le dio al «Cebolla» Rodríguez la posibilidad de volver a jugar en el Campeón del Siglo.

Ruiz Díaz le corta el camino hacia la pelota a Cristian Olivera. Foto: Marcelo Bonjour

Peñarol vuela del enojo con el arbitraje. Los futbolistas sienten que les privaron del triunfo ante Plaza Colonia (0-0), los dirigentes creen que ya es algo sistemático que se equivoquen en su contra y los hinchas en las redes sociales postean imágenes de perjuicios anteriores. Sí, Diego Riveiro se comió un claro penal en el minuto 93 por mano de Yvo Calleros que pudo haberle dado la victoria al aurinegro. Pero también es cierto que ese potencial triunfo no lo mereció.

Hay que separar las cosas y en este sentido hay que hacerlo en más de una carpeta. Empecemos por el final y la jugada que sin dudas marcó más el partido: el penal no sancionado. Cabezazo de Agustín Canobbio (el mejor de la cancha) al borde del área chica, el balón que va rumbo al arco y el brazo extendido de Calleros que lo intercepta. Fue un claro penal que Riveiro incluso vio, porque al final del partido y ante los reclamos marca que la pelota pegó en el brazo del defensa, pero habría interpretado que el recorrido del balón fue tan corto que no le dio el tiempo a sacar el brazo. La recomendación que se le hace a los árbitros en este caso lo ampara, pero la realidad es que debió haber cobrado penal.

Dicho esto, vayamos a otro aspecto: el futbolístico. Un partido malo, sin jugadas de gol hasta esa del minuto 93. Los arqueros no tuvieron ninguna atajada a lo largo de los 90 minutos. Fue un poco más incisivo Peñarol, sobre todo cuando tomó la pelota Canobbio, pero no supo aprovechar su gran dominio en cuanto al tiempo de posesión. Y tiene explicación, que se puede poner en una tercera carpeta: la ausencia de cuatro titulares.

Canobbio, aquí tapando a Umeres, fue el mejor del partido. Foto: Marcelo Bonjour

Giovanni González, Joaquín Piquerez, Walter Gargano y Facundo Torres se suman a la marcha ya hace un par de fechas de David Terans. Cuando un equipo apuesta por un juego como el de Peñarol (dinámica con y sin pelota, sucesión de pases, triangulaciones y llegada en bloque para tener muchas opciones de definición) es esencial la automatización, la que no puede tener un equipo con tantas ausencias.

¿Qué hizo bien Peñarol? Presionar en mitad de cancha, evitando la progresión de Plaza Colonia al quitarle el balón. El problema fue que no tuvo profundidad por las bandas, un selló en el esquema de Mauricio Larriera. En este contexto Agustín Álvarez Martínez tocó muy pocas pelotas y no remató ni una vez al arco. Bueno, nadie lo hizo a decir verdad.

Juan Acosta sale con el balón marcado por Mascia. Foto: Marcelo Bonjour

Plaza sumó un punto y Peñarol perdió dos. En definitiva, el equipo de Colonia fue el que logró su objetivo, porque llegó con la idea de no perder y lo consiguió basado en un férreo esquema defensivo.

El aurinegro fracasó, porque tuvo la pelota pero falló con ella. ¿Extrañó a sus titulares? Sí, pero cuidado, porque los extrañará un poco más.

FUente: Ovaciondigital