Fm Ideal 100% Online La caída que engrosa los escaños de la oposición argentina – Fm Ideal 90.1

La caída que engrosa los escaños de la oposición argentina

El Frente de Todos (oficialismo) tendrá que sentarse a negociar cada uno de los proyectos que quiera aprobar.

Votación en las elecciones legislativas 2021. Foto: AFP

En un escenario impensado hace tres meses, el peronismo perderá seis bancas y su bloque caerá a 35 senadores, dos por debajo de los 37 legisladores necesarios para el quórum reglamentario. Por su parte, Juntos por el Cambio engrosará sus filas en cinco escaños y podría disponer de un interbloque de 31 legisladores.

Es el resultado de la derrota en seis de las ocho provincias que renuevan su dotación este año. Chubut, La Pampa, Corrientes, Mendoza, Santa Fe y Córdoba, donde cayó a tercera fuerza, quedaron en manos de Juntos por el Cambio. El Frente de Todos solo ganó en Tucumán y Catamarca.

En el medio de la grieta quedarán seis senadores de distinto color y pelaje (peronistas disidentes y partidos provinciales) que podrían jugar un rol estratégico para el futuro político del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

En otras palabras, a partir del mes próximo el Frente de Todos tendrá que sentarse a negociar con la oposición cada proyecto que quiera aprobar.

En la mira aparecen los senadores de dos fuerzas provinciales, Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Frente Renovador de la Concordia de Misiones), como potenciales y eventuales aliados a los que deberá recurrir el oficialismo para conseguir la sanción de las leyes que requiera el Gobierno, como el Presupuesto 2022.

Se rompe el récord

No es la primera vez que el kirchnerismo pierde el quórum en el Senado. En 2009, con Cristina Kirchner como jefa del Estado, también había caído a 35 senadores y perdió el control de las comisiones gracias a que el peronista pampeano Carlos Verna se sumó a conformar un conglomerado opositor que reunió 37 voluntades.

Esa mayoría fue efímera, en abril del año siguiente ya se había disuelto. No obstante, en el interín y gracias al cambio de mayorías que también se registró en la Cámara baja, logró sancionar la ley que garantizaba el 82% móvil para las jubilaciones. Cristina Kirchner no dudó en pagar el costo político de vetar aquella norma.

A pesar de la dura derrota, el Frente de Todos seguirá manteniendo su condición de primera minoría de la Cámara alta. A esto se aferrará el bloque que conduce José Mayans (Formosa) para dar la pelea por el control de las comisiones. Tratar de quedarse con la mayor cantidad de presidencias y de miembros en cada uno de los cuerpos donde se desarrolla gran parte del trabajo legislativo es el principal objetivo para el oficialismo en estos momentos de retroceso legislativo.

Fuerte golpe

La confirmación de los resultados registrados en las primarias en La Pampa y Chubut fueron determinantes para el fuerte golpe que recibió el oficialismo. El kirchnerismo también perderá un escaño en Córdoba. Al caer a tercera fuerza en la provincia, el veterano peronista Carlos Caserio no logró retener su escaño. Gracias al triunfo de Juntos por el Cambio volverá a la Cámara alta Luis Juez, acompañado de Carmen Alvarez.

Mendoza fue otro distrito que le sonrió a Juntos por el Cambio, que retuvo los dos escaños que puso en juego en las figuras de los radicales Alfredo Cornejo y Mariana Juri.

La banca de la minoría será para Anabel Fernández Sagasti, dirigente de La Cámpora que sufrió así su tercera derrota como cabeza de lista del PJ en la provincia. Corrientes fue otra provincia en la que Juntos por el Cambio ganó un escaño en detrimento del kirchnerismo. Otro distrito en el que el peronismo perdió una banca fue Santa Fe.

Aunque de manera menos holgada que en las primarias, el Frente de Todos logró imponerse en Tucumán y retener los dos escaños que puso en juego. El oficialismo también ganó en Catamarca y mantendrá sus dos bancas.

Cristina Kirchner no fue al bunker

Una hora y cuarto después del cierre de los comicios, Cristina Kirchner avisó por las redes sociales que no iba a ir al bunker del Frente de Todos (FdT). “Me han indicado reposo. Por eso, esta noche no podré estar (…)”, escribió la exmandataria.

Su ausencia fue tomado por los analistas como un indicador sobre unos resultados negativos que se veían venir. Efectivamente, la gran perdedora de la noche fue Cristina Kirchner, afirmaron políticos y analistas de la contienda.

Kircherismo perdió en la provincia aunque con poco margen

Pese a que perdió en la provincia de Buenos Aires, el kirchnerismo logró amortiguar su derrota quedando menos de dos puntos detrás del oficialismo.

Las victorias amplias en distritos como La Matanza, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Merlo y Moreno, y las remontadas de Quilmes y San Martín, fueron claves para achicar la derrota.

En La Matanza, el Frente de Todos ganó en la categoría diputados nacionales por 21 puntos, mientras que en el rubro concejales se impuso por 18.

La ola de inseguridad que afectó al distrito en la última semana, con el asesinato del kiosquero Roberto Sabo como punto más conmocionante, no se tradujo en derrota para el peronismo.

La diferencia en Lomas de Zamora, otro bastión de la tercera sección, fue de 12 y 14 puntos, respectivamente, en diputados y concejales. En Almirante Brown, 16 y 18 puntos fue la diferencia que logró el Frente de Todos en las categorías de diputados y concejales. En Quilmes, donde Juntos había ganado las PASO, el oficialismo da vuelta el resultado, con diferencias mínimas de menos de un punto en las distintas categorías.

Otro distrito en el que se da vuelta la foto de las primarias es San Martín, donde el Frente de Todos también ganaba por un punto. Dos municipios claves por su peso son Merlo y Moreno. En los dos lograba amplias diferencias el Frente de Todos. En Merlo alcanzaba victorias de 18 puntos de margen en la categoría diputados y 13 en la de concejales. En Moreno, las distancias con respecto a Juntos eran de 15 y 17 puntos.

Fuente: Elpaís