Fm Ideal 100% Online La caída de un peso pesado del fútbol uruguayo: hasta pronto, Danubio – Fm Ideal 90.1

La caída de un peso pesado del fútbol uruguayo: hasta pronto, Danubio

El equipo de la franja, múltiple campeón y habitual favorito a pelear por los títulos, perdió la categoría, aunque quizás no sea tan malo dar un paso atrás para tomar impulso.

Desolación en Danubio luego de la pérdida de categoría. Foto: Juan Manuel Ramos.

Ver la pelota en el fondo de la red del arco defendido por Danubio luego de haber sido impulsada por el “Picante” César Pereyra en el cuarto minuto de los cinco de descuentos que dio Leodán González da, en primera instancia, sensación de desolación. A los jugadores de la franja primero que a nadie; a los hinchas del equipo de Maroñas por supuesto y a los que vimos al Danubio campeón de 1988, al de 2004, al de 2007 y al de 2014, también.

Todo el fútbol uruguayo sabía que solo un milagro evitaría que la franja jugara la próxima temporada en Segunda División. Lo que es peor, existía la certeza de que la cosa estaba entre Danubio y Defensor Sporting, que por cierto todavía puede acompañar a su tradicional rival también a la categoría de ascenso. Hubiera sido en definitiva tan frustrante ver a la franja descendiendo como al violeta. Y finalmente no hubo milagro.

Danubio perdió la categoría. Por más que luchó, le ganó a Nacional y luego venció a Boston River con los tres goles del chico de 16 años Nicolás Siri, no fue suficiente. El empate 2-2 de ayer en casa con Deportivo Maldonado en definitiva no hizo más que ponerle fin al calvario que ha sido esta temporada para la franja.

Duele ver a Leonado Ramos sentado en la tribuna sollozando. Como tantos hinchas de Danubio igual que él, se pregunta qué pasó de aquel 2014 en el que él dirigía en el que todos estaban abrazados porque el conjunto de Maroñas era campeón uruguayo a este presente que lo encuentra condenado a pensar en volver lo más pronto posible a Primera. Y seguramente lo hará.

La institución cayó en un espiral de malas administraciones que derivaron en este doloroso presente. Se fue un peso pesado de Primera, un equipo multicampeón, de esos que uno siempre lo tiene como candidato cuando empieza la temporada.

Ramos ya firmó contrato hasta fin de año porque se comprometió a hacer hasta lo imposible para que Danubio vuelva enseguida, pero necesitará ayuda de la dirigencia.

Quizás no sea tan malo dar un paso atrás para tomar impulso. El club debe ordenarse y bajar los presupuestos, lo que podrá hacer en Segunda para volver más fuerte que nunca. Hasta pronto, Danubio.

Fuente: Ovaciondigital