Fm Ideal 100% Online Kumon: cómo es el exitoso método japonés que potencia el autoaprendizaje en niños – Fm Ideal 90.1

Kumon: cómo es el exitoso método japonés que potencia el autoaprendizaje en niños

Su fin es desarrollar la capacidad cognitiva, el razonamiento, la concentración y la autonomía para estudiar

El desempeño académico de los niños está vinculado directamente con habilidades cognitivas, que tienen que ver con los recursos necesarios para el aprendizaje como la atención, la memoria, lenguaje y el pensamiento, con las que pueden incorporar nueva información al cerebro; y por otro lado están las habilidades de contexto tales como la organización del tiempo, del trabajo y las relaciones interpersonales.

La intervención de un profesional externo al colegio no solamente es necesaria cuando una de estas habilidades requiere un refuerzo, sino también para estimular las fortalezas de los niños y volverlos más independientes y fuertes en áreas académicas claves para su formación.

“Frecuentemente los padres sienten que acudir a un profesional fuera del colegio que complemente la formación académica responde a debilidades o un mal desempeño en el colegio, y no es así, pues existen métodos que contribuyen al desarrollo social y deportivo y de la misma forma el cerebro necesita ejercitarse, sin que ello implique sobrecargar al niño con responsabilidades adicionales a las del colegio”, asegura Camila Vargas Arquioli, gerente de Kumon para Sudamérica.

Este método de origen japonés tiene presencia en Uruguay con tres academias en Montevideo (Parque Batlle, Prado y Belvedere). 

Muchas veces no hay una relación directa entre el esfuerzo y el resultado académico, por lo que es importante que los padres tranquilicen y alienten a los hijos, en lugar de castigarlos por desempeños no esperados.

Por eso en Kumon trabajan desde hace más de 60 años en la calidad del método de estudio y no en la cantidad de tiempo que se le dedica a fijar conocimientos en la mente. “Sólo se requieren 30 minutos al día para que los niños de 3 años en adelante desarrollen la capacidad cognitiva, el razonamiento, la concentración y la autonomía para estudiar cada vez más natural e independientemente, desarrollando las capacidades básicas de estudio que requerirá en el colegio, en la facultad y en la vida profesional”, indica la gerente.

Este tipo de método es una contribución al desarrollo de habilidades que le serán útiles al niño para toda su vida, por ello los padres no deben sentir temor al considerar estas opciones como un impulso, más que un refuerzo académico, especialmente si se considera que el Foro Económico Mundial señaló que el 65% de los empleos de los niños que hoy cursan primaria, aún no existen y que las principales habilidades para 2022 en el mercado laboral serán ‘soft skills’, es decir, solución de problemas complejos, pensamiento crítico, creatividad, inteligencia emocional, capacidad de innovar, toma de decisiones, negociación e improvisación, muchas de las cuales también trabaja el método Kumon.

Beneficios de aprender a aprender

Aunque el acompañamiento de los padres será crucial para motivar y establecer rutinas, expertos de Kumon comparten tres beneficios para los niños y adolescentes cuando disfrutan de aprender por sí mismos:

1. Se motivan más a estudiar: aplican la constancia y disciplina, valores que impulsan su deseo de superación. Además, poco a poco baja el tiempo que invierten estudiando, mientras aumenta la comprensión de los temas y la satisfacción de asumir nuevos conceptos.

2. Crece su autoestima: al conseguir los objetivos propuestos se incrementa la confianza en sí mismos, reconocen la recompensa que trae el esfuerzo propio y, por ende, el deseo de aprender y explorar constantemente nuevos temas.

3. Se vuelven más independientes: alcanzar el éxito por mérito propio ayuda a que crezca su autosuficiencia, herramienta clave en el desarrollo de una personalidad con alta inteligencia emocional.

Fortalecer habilidades de los niños

El Método Kumon es una alternativa en la educación actual. Su objetivo es lograr el máximo desarrollo intelectual del alumno y como consecuencia, el dominio de los contenidos escolares, dijo Camila Vargas Arquioli, gerente de Kumon para Uruguay.

Kumon surgió en Japón y busca, principalmente, desarrollar en los niños la autonomía, seguridad y voluntad para superar sus desafíos diarios. Al ser un método que enseña a los niños a estudiar, los padres son capaces de observar en los primeros meses que sus hijos están cumpliendo con las actividades propuestas y, principalmente, dominando los contenidos en la escuela.

Durante la pandemia, muchos niños quedaron alejados de la escuela y, por lo tanto, no todos pudieron tener el mismo apoyo educativo y muchos de ellos terminaron con una deficiencia en su aprendizaje.

En este contexto, Kumon surge como una ayuda en la vida de estos estudiantes, ya que tanto en las clases presenciales como en las clases virtuales, el método brinda una experiencia personalizada, enfocada a las necesidades de cada tipo de estudiante.

“Pasamos por un momento difícil en el que podemos decir que uno de los más perjudicados durante esta crisis fueron los niños, ya que no pudieron asistir a la escuela. Sabemos que invertir en educación es la única forma de que todos tengan un futuro lleno de oportunidades. En Kumon, ofrecemos lo mejor para cada perfil. Además de brindar un servicio individualizado, nuestros estudiantes de Uruguay tienen las mismas oportunidades que, por ejemplo, estudiantes de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, China y el propio Japón, ya que todos usan el mismo material didáctico y tienen la misma orientación y contenido”, remata Vargas.

Para más información, ingresar aquí. SOBRE KUMON

Una existosa franquicia 

Kumon es una franquicia educativa que inició su programa de expansión en Montevideo, ciudad en la que proyecta abrir ocho centros hasta 2025, de los cuales tres ya están en operación en los barrios Parque Batlle, Prado y Belvedere.

Presente en 57 países del mundo y con más de 4 millones de alumnos, Kumon ofrece cursos de matemáticas, lenguaje e inglés para todas las edades. Uruguay es el séptimo país latinoamericano a recibir la red Kumon. Con material propio e auto instructivo y orientación individualizada, el método desarrolla en los alumnos la capacidad de aprender por sí. Además, con los ejercicios como los de raciocinio lógico e interpretación, el método desarrolla habilidades como la independencia, responsabilidad, además de ayudar en la concentración. El curso ofrece contenidos que van desde la enseñanza infantil hasta la enseñanza superior y el alumno tiene clases dos veces en la semana, presencial o virtualmente.

Fuente: Elpaís