Fm Ideal 100% Online Johnson resiste pese a un informe adverso sobre las fiestas en la residencia oficial de Downing Street – Fm Ideal 90.1

Johnson resiste pese a un informe adverso sobre las fiestas en la residencia oficial de Downing Street

El primer ministro volvió a pedir perdón por todo lo acontecido y anunció que habrán cambios.

Boris Johnson. Foto: AFP.

Finalmente se conoció ayer lunes el informe encomendado por el gobierno británico sobre las supuestas fiestas en la residencia oficial de Downing Street durante los confinamientos por la pandemia del covid-19. El informe, en su versión resumida que se hizo pública, no dejó bien parado a Boris Johnson, y abonó la prédica de la oposición laborista para que el Partido Conservador haga fuerza para sacar al primer ministro.

Pero pese al vendaval que se le viene encima, Johnson sigue decidido a no dimitir. “Lo entiendo y lo arreglaré”, aseguró ayer lunes en el Parlamento, y afirmó “lamentar” las fiestas celebradas en 2020 y 2021 en Downing Street cuando las reglas anticovid lo prohibían.

“Sé cuál es la pregunta: ‘¿se puede confiar en que este gobierno cumpla?’”, afirmó. “Sí se puede”, aseguró, defendiendo su labor a favor del Brexit y contra el coronavirus y prometiendo cambios en la gestión.

Esto indignó a la oposición, que no cesa de pedir su dimisión acusándolo de haber mentido cuando aseguró que no hubo fiestas. Es “un hombre sin vergüenza”, lanzó el líder laborista Keir Starmer.

Tras investigar un total de 16 eventos sociales, desde celebraciones de Navidad hasta fiestas de cumpleaños o despedidas, celebradas en dependencias gubernamentales contra las reglas anticovid, la alta funcionaria Sue Gray concluyó que “hubo fallos de liderazgo y juicio por diferentes partes en Downing Street y en la Oficina del Gabinete en diferentes momentos”.

“Algunas de las reuniones en cuestión representan un grave fallo al cumplimiento de los estándares”, subrayó.

Sin embargo, el informe es muy impreciso sobre los eventos, dado que varios de ellos están siendo investigados por la policía y esta pidió que solo se haga una referencia “mínima” para evitar interferencia

Esto retrasó la entrega y publicación del informe, que tuvo que ser modificado para divulgar una versión reducida.

Y por ese motivo, no detalla quién organizó y participó en las fiestas, cómo se desarrollaron ni cuánto sabía el primer ministro.

La oposición denunció esta parcialidad y varios diputados preguntaron a Johnson si estaba presente en uno de los eventos, celebrado el 13 de noviembre de 2020 en su apartamento oficial.

Pero el primer ministro, amenazado desde hace semanas por una posible moción de censura en su Partido Conservador, se escudó en la investigación policial en curso para no contestar.

Los legisladores británicos, y sobre todo los conservadores que contemplan sumarse a la rebelión contra Johnson, esperaban nerviosamente las conclusiones de la investigación interna de Gray, que también denunció un “consumo excesivo de alcohol inapropiado en cualquier lugar de trabajo”. Sin embargo, el primer ministro pidió esperar ahora las conclusiones de la policía, que pueden tardar semanas o meses.

El denominando “partygate” se convirtió en una bola de nieve que amenaza con arrollar a Johnson. Desde diciembre, en un goteo incesante de filtraciones, la prensa publicó informaciones sobre más de una docena de estos eventos presuntamente ilegales, en algunos de los cuales Johnson tuvo que admitir haber participado.

Cambios.

El primer ministro anunció ayer lunes ante el Parlamento que emprenderá cambios en el funcionamiento interno del Gobierno, porque “pedir perdón no es suficiente”, tras conocer el informe parcial de Gray.

Johnson aseguró que lo principal ahora es “aprender” de los errores cometidos, y dijo que enmendará los problemas de estructuras y de rendición de cuentas que hicieron posible esos “fallos de liderazgo” que critica el informe de Gray.

“Primero quiero pedir perdón por las cosas que no hicimos bien, y también por la forma en que este asunto se ha gestionado (…) Pero no es suficiente con pedir perdón. Es un momento para mirarse en el espejo y debemos aprender”, señaló el primer ministro en la Cámara de los Comunes.

Tras afirmar que “acepta los hallazgos del informe de Gray”, Johnson dijo que no esperará al final de la investigación policial y que hará cambios en las “estructuras fragmentadas y complicadas” de Downing Street.

Entre esas reformas, adelantó que creará la función de un “secretario permanente” que supervise el funcionamiento de las oficinas del primer ministro, aunque no ofreció más detalles.

Asimismo, aseguró que revisará los códigos de conducta que rigen para el gobierno y sus asesores, así como mejorará la “conexión” entre el Ejecutivo y el Parlamento. “Lo entiendo y lo arreglaré. Quiero decirle a la gente que sé cuál es el problema. Y se puede confiar en que el Gobierno lo resuelva. Dijimos que completaríamos el Brexit y lo hicimos”, agregó.

Scotland Yard revisa 300 fotos y 500 páginas

La Policía Metropolitana de Londres, Scotland Yard, examina “aceleradamente” más de 300 imágenes y 500 páginas de información para decidir a qué testigos de las supuestas fiestas que tuvieron lugar en Downing Street durante la pandemia (“Partygate”) interrogará para su investigación. Scotland Yard confirmó ayer lunes que recibió la documentación de la pesquisa que dirige la alta funcionaria Sue Gray el pasado 28 de enero y ahora procede a su evaluación para una investigación que podría acabar en multas si se demuestra que se violaron las reglas contra la covid-19.

La policía, que reconoce que su labor “dividirá a la opinión pública”, confirmó que está investigando reuniones en ocho fechas: 20 de mayo, 18 y 19 de junio, 13 de noviembre, 17 y 18 de diciembre, todas ellas de 2020, y 14 de enero y 16 de abril, de 2021. “Estamos comprometidos con completar nuestras investigaciones proporcionada, justa, e imparcialmente”, señaló la Policía londinense.

Laboristas presionan a los conservadores

El líder de la oposición en el Reino Unido, el laborista Keir Stamer, animó ayer lunes a los diputados del Partido Conservador a que den pasos para destituir al primer ministro Boris Johnson.

Los ciudadanos británicos “piensan que el primer ministro debería hacer lo más honrado y dimitir, pero no lo hará, porque es un hombre sin pudor”, dijo en la Cámara de los Comunes Starmer, que recalcó que el informe sobre las supuestas fiestas en Downing Street confirma que el jefe de Gobierno está bajo “investigación criminal”.

“Las miradas de este país están sobre ellos”, dijo Stamer, en referencia a los diputados conservadores, que pueden convocar un voto de censura contra el liderazgo de Johnson si 54 miembros del grupo parlamentario lo piden por escrito.

La bancada del Gobierno escuchó en silencio al líder de la oposición, sin los habituales gritos de desacuerdo, cuando les pidió que “libren al país de un primer ministro totalmente indigno de sus responsabilidades”.

Poco después, el diputado conservador Andrew Mitchell se levantó del escaño para decir que si bien Johnson ha contado con su “total respaldo” durante los últimos 30 años, ha decidido retirarle su apoyo a la luz de las revelaciones sobre el escándalo de las fiestas en Downing Street durante la pandemia.

La ex primera ministra, la conservadora Theresa May, lanzó también duras críticas contra el jefe de Gobierno. El informe publicado ayer por la alta funcionaria Sue Gray “muestra que en el número 10 de Downing Street no se cumplían las regulaciones que ellos mismos habían impuesto a los ciudadanos”, esgrimió May.

El informe

Encargado a principios de diciembre por Boris Johnson, el informe interno sobre las supuestas fiestas celebradas en Downing Street, donde están las oficinas y la residencia oficial del primer, durante los confinamientos denuncia “fallos de liderazgo”. Estos son sus puntos principales.

Objetivo del informe. El principal objetivo de esta investigación interna, condensada en 12 páginas y realizada por la alta funcionaria Sue Gray, reconocida por su integridad, era arrojar luz sobre la naturaleza de estas “reuniones” cuando las normas anticovid prohibian socializar. Gray escribió, sin embargo, que no es su responsabilidad determinar si había habido alguna infracción de la ley, lo que corresponde a la policía.

Los encuentros. Un total de 16 reuniones entre mayo de 2020 y abril de 2021, centran esta investigación interna. Analiza así una foto en la que se ve a Johnson, su esposa y su personal compartiendo tablas de queso y vasos de vino en el jardín de Downing Street durante el primer confinamiento el 15 de mayo de 2020. Además de fiestas de despedida de altos funcionarios, el informe también enumera una fiesta de cumpleaños sorpresa para el líder conservador en junio, una reunión previa a la Navidad y dos reuniones que tuvieron lugar en la víspera del funeral del príncipe Felipe, marido de Isabel II, en abril de 2021. Por su parte, la policía está investigando otras de estas fiestas y por ello ha pedido a Gray que las mencione sólo “mínimamente” para evitar interferencias.

El método. En el marco de la investigación administrativa se entrevistó a más de 70 personas y se examinaron diversos documentos, como correos electrónicos, mensajes de Whatsapp o SMS, fotografías y entradas y salidas de edificios oficiales.

Conclusiones. El gobierno había pedido a los británicos que redujeran drásticamente sus interacciones sociales y en ese contexto “algunos de los comportamientos que rodean estas reuniones eran difícilmente justificables”, considera Gray. Señala “fallos de liderazgo y de juicio”. Su informe también critica el “consumo excesivo e inapropiado” de alcohol en el lugar de trabajo. Señala asimismo que con el aumento en los últimos años del numero de personas que trabajan en Downing Street, el liderazgo no ha seguido el ritmo y sigue estando “fragmentado”, lo que da lugar a “líneas borrosas de responsabilidad”. Hay que aprender “inmediatamente” lecciones importantes, que no necesitan esperar a las conclusiones de la policía, insiste.

Fuente: Elpaís