Fm Ideal 100% Online Investigan si policías “plantaron” arma para justificar una balacera – Fm Ideal 90.1

Investigan si policías “plantaron” arma para justificar una balacera

Detectan presuntas irregularidades en el procedimiento; la fiscal decidió citar a ocho funcionarios policiales a declarar sobre lo ocurrido.

El arma del conductor fue hallada luego; sospechan que podría haber sido plantada. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

Habían pasado apenas unos minutos de las 00:00 horas. Era 14 de noviembre y un equipo del Grupo PADO estaba realizando una recorrida en la calle Noguera, a pocas cuadras de la Ruta Interbalnearia donde se había montado un operativo de control de tránsito sobre la carretera.

Según la versión de los policías del grupo PADO, en determinado momento un auto color gris pasó por la ruta en actitud sospechosa. Los policías, entonces, decidieron dirigirse al vehículo.

En ese momento las balizas del auto comenzaron a titilar y la velocidad a reducirse. Cuando los efectivos se acercaron lo suficiente al vehículo, en la intersección de las calles Avenida de los Pinos y Ruta Interbalnearia, el conductor cruzó lentamente un semáforo en rojo y eludió el control de tránsito. Según los efectivos, luego realizó una maniobra con el objetivo de chocar a los policías que estaban realizando el control.

El conductor logró huir, pero en ese preciso instante comenzó una persecución para lograr detenerlo. Mientras el vehículo avanzaba con dirección al peaje de Pando, los policías que lo seguían escucharon un disparo y resolvieron repeler la agresión. El hombre -siguiendo con la versión de los efectivos- hizo caso omiso al disparo intimidatorio para que detuviera su marcha.

La persecución continuó y los policías del PADO volvieron a escuchar una detonación y, otra vez, repelieron el ataque. El conductor logró salir de la ruta, doblar hacia la derecha y avanzar unas cinco cuadras. Allí abandonó el vehículo y entró a una casa. Los policías lo vieron entrar con “un bulto negro”. En ese momento, agregaron los efectivos, se acercaron personas y comenzaron a increparlos y a atacar el móvil policial. El conductor salió de la casa con sangre en unos de sus brazos y los policías pidieron asistencia. También dieron cuenta a la Fiscalía de toda la situación. El médico forense constató que el conductor tenía una herida de arma de fuego en su brazo.

Investigación judicial.

El caso, según supo El País por fuentes allegadas a la investigación, dio un giro cuando el conductor del vehículo denunció a los policías. El hombre aseguró que no huyó, que no disparó, y que la Policía lo había baleado produciéndole lesiones.

Según los informantes, cuando la fiscal departamental de Atlántida de 2º Turno, Mirna Busich, comenzó a indagar, le llamó la atención que al momento de la detención del conductor no se hubiera encontrado el arma que en teoría había usado para atacar a los policías. Esta, sin embargo, fue hallada más tarde en una recorrida en el trayecto de la persecución por funcionarios policiales.

Arma de policía. Foto: Fernando Ponzetto.

A raíz de esto, la fiscal Busich decidió citar a ocho funcionarios policiales a declarar sobre lo ocurrido. Ayer a la mañana, acompañados de abogados defensores del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo – Uruguay (Sifpom), los policías se presentaron en Fiscalía de Atlántida. Momentos más tarde la fiscal tramitó órdenes de detención para los ocho efectivos.

Según supo El País, la fiscal sospecha que los efectivos podrían haber “plantado” el arma para justificar los disparos contra el conductor del vehículo. Fuentes de la investigación explicaron que cuando comenzó la indagatoria de Busich, en noviembre de 2020, se detectaron irregularidades en el procedimiento policial, y luego “otra serie de irregularidades”.

Fuentes del Ministerio del Interior indicaron a El País que desde noviembre de 2020 está en curso una investigación administrativa por la Oficina de Sumarios de la Jefatura de Policía de Canelones.

Busich será la encargada de determinar cómo fue hallada el arma que, según los efectivos, usó el hombre para agredirlos. La Fiscalía, indicaron fuentes del caso, cuenta con testimonios y otras pruebas para acusar a gran parte de los policías detenidos. Las cámaras que había en el lugar no permitieron esclarecer si el conductor del vehículo disparó o no contra los uniformados que lo siguieron.

Defensores se molestaron

El equipo jurídico del sindicato policial que defiende a los efectivos se molestaron con la Fiscalía. Fuentes del sindicato indicaron a El País que fueron detenidos “sin fundamento alguno”, ya que se presentaron a declarar “voluntariamente”. La detención, indicaron, les pareció “absolutamente desmedida y sin motivo”.

Fuente: Elpaís