Fm Ideal 100% Online Índice de Medicina Personalizada en Latam: oportunidad de fortalecer los sistemas de salud ante nuevos retos – Fm Ideal 90.1

Índice de Medicina Personalizada en Latam: oportunidad de fortalecer los sistemas de salud ante nuevos retos

Se presentó el primer Índice de Medicina Personalizada de América Latina. El estudio ubicó a Uruguay en el primer lugar entre los países de la región.

Médicos. Foto: Roche

Hacer un mejor uso de los recursos sanitarios y aumentar el acceso a los servicios de salud de calidad se volvieron necesidades mucho más claras a raíz de la pandemia de COVID-19. Y ahora, buscar soluciones en conjunto, potenciando los sistemas de salud, se presenta como un asunto impostergable para poder enfrentar con éxito los desafíos futuros.

En ese marco, FutureProofing Healthcare -una iniciativa internacional respaldada por Roche- presentó el primer Índice de Medicina Personalizada de América Latina, el cual fue diseñado por expertos independientes del Copenhagen Institute for Future Studies. Se trata de una herramienta fundamental para entablar conversaciones sobre el camino que nuestra región tiene por delante para reimaginar sistemas de salud sostenibles, resilientes y personalizados.

La medicina personalizada tiene el potencial de mejorar la sostenibilidad del sistema de salud y los resultados de los pacientes a partir de la aplicación de los avances tecnológicos y la ciencia de datos para facilitar diagnósticos y planes de tratamiento más eficientes, a cada paciente en el momento adecuado.

Destacada posición de Uruguay

El Índice ubicó a Uruguay en el primer puesto entre los países de la región, con un promedio de 66 puntos, mientras que Chile se ubicó segundo con 63. El ranking considera más de 30 medidas, divididas en cuatro pilares, que evalúan el avance de la atención médica hacia un estándar más personalizado, digital y basado en datos. Los pilares son: “Información de salud” y “Contexto Político”, en los que Uruguay efectivamente se posiciona primero, “Servicios de salud”, en el que Uruguay quedó tercero (luego de Chile y México) y “Tecnologías personalizadas”, en el que Uruguay baja al cuarto lugar, luego de Chile, Costa Rica y Argentina.

Según se consignó en el informe, el país cuenta con “una sólida experiencia en educación digital y la existencia de legislación que permite a los pacientes acceder a los datos que se encuentran en los registros electrónicos de salud, junto con una fuerza laboral altamente capacitada y una aceptación sustancial de la telemedicina en los hospitales”.

El sitio oficial explica, a su vez, que Uruguay “podría fortalecer aún más su posición desarrollando políticas sobre el intercambio de datos de la salud, aumentando la aceptación de registros médicos electrónicos por parte de los centros de salud y mejorando la calidad y acceso de los registros de resultados de pacientes” y datos de los resultados de la institución de salud.

El estudio también recomienda enfocarse en la implementación de la telemedicina, así como en la adopción de tecnologías vestibles, sistemas de apoyo a las decisiones y esquemas de adecuación para las transferencias transfronterizas de datos de la salud.

La digitalización de los servicios públicos y el buen acceso a estos beneficiaron el desarrollo de una medicina más personalizada, es decir basada en datos, en Uruguay. Además, el país ha desarrollado iniciativas efectivas de gobernanza electrónica, facilitando servicios de salud mejor conectados y un mayor compromiso cívico, según consigna el Índice.

A su vez, se generaron espacios para impulsar iniciativas nacionales de Inteligencia Artificial (IA) que, según FutureProofing Healthcare, permiten “desarrollar aún más la salud personalizada”. En tanto, Uruguay también recibió una de las clasificaciones más altas en la ética para la IA y la genómica, agregó el estudio.

Una a una las medidas que analiza y la posición de Uruguay

-Registros oncológicos 1°
-Igualdad 1°
-Médicos practicantes 1°
-Acceso a la educación digital 1°
-Consideraciones sobre la ética en la inteligencia artificial y la genómica 1°
-Digitalización de los servicios públicos 1°
-Política sobre genómica 1°
-Movilidad social 1°
-Exámenes de detección de enfermedades genéticas 1°
-Infraestructura de datos 2°
-Estrategia para las HCE 2°
-Penetración de la telemedicina en hospitales 2°
-Control de datos de pacientes 2°
-Pautas basadas en pruebas 3°
-Asociaciones entre el sector público y privado 3°
-Aumento de fondos 3°
-Datos gubernamentales abiertos 4°
-Artículos académicos sobre medicina personalizada 4°
-Gastos de Investigación y desarrollo 4°
-Uso de dispositivos de salud conectados 4°
-Sistemas de soporte a decisiones 4°
-Derecho de los pacientes a acceder a sus datos 5°
-Productos para la salud en el hogar 5°
-Tecnología vestible 5°
-Acceso a Internet 5°
-Calidad y acceso a los registros 6°
– Uso de las HCE (historias clínicas electrónicas) 6°
-Telesalud 6°
-Cobertura de salud 6°
-Capacidad regional de compartir datos entre fronteras 9°
-Iniciativas nacionales de inteligencia artificial 9°

América Latina: el ranking

Estudios médicos. Foto: Roche

El Índice evaluó los sistemas de salud de América Latina (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú y Uruguay), ya que considera relevante repensar los sistemas de salud con un enfoque personalizado.

Se convirtió en el primer recurso de este tipo en brindar un panorama único del estado actual de 10 sistemas de salud de la región y reveló que, si bien hay oportunidades de crecimiento en materia de servicios de salud, se observa un alto desempeño sostenido en el área de tecnologías personalizadas en todo el continente.

Tras el primer puesto ocupado por Uruguay, aparecen Chile, Costa Rica, México, Colombia, Argentina, Brasil, Panamá, Perú y Ecuador.

Argentina, con un promedio de 44 puntos (ubicado en el puesto 6), solo supera a Uruguay en Tecnologías personalizadas, uno de los cuatro pilares. Brasil, en tanto, con un promedio de 39 puntos (ubicado en el puesto 7), tiene puntuaciones inferiores a nuestro país en los cuatro grupos considerados.

Medicina basada en datos: un factor clave

Nunca antes fue tan urgente e importante fortalecer y preparar a los sistemas de salud para el futuro, y la optimización de las capacidades existentes de medicina personalizada y digital serán un factor clave para lograrlo.

La medicina personalizada, basada en datos, puede ayudar a reducir el desperdicio en salud, mejorar los resultados para los pacientes y ayudar a construir sistemas de salud sostenibles, incluso frente al crecimiento de la población y el aumento de los costos.

Por ello, este Índice brinda a los países y las regiones la oportunidad de hacer comparaciones y así identificar y exhibir las mejores prácticas, promoviendo el aprendizaje recíproco y un avance más acelerado hacia la medicina personalizada basada en datos y en evidencia del mundo real.
FutureProofing Healthcare es una iniciativa internacional, respaldada por Roche, y ha sido diseñada por importantes expertos independientes para promover estas conversaciones indispensables no solo para el futuro de los sistemas de salud, sino también de la sociedad.

El Índice es una herramienta diseñada para crear parámetros e información útil a fin de impulsar la planificación de los sistemas de salud y brindar una comparación transparente de la preparación a futuro de cada país, la cual permita a los formuladores de políticas, a los médicos, a los defensores de pacientes y a cualquier persona interesada en la salud, identificar las mejores prácticas y trabajar en equipo para impulsar la evolución de los sistemas de salud de cara al futuro.

Índice regional

El lanzamiento del Índice en América Latina es una parte integral de la iniciativa global de Roche, que ha lanzado el Índice con éxito en otras regiones como APAC y Europa, en el marco de su compromiso por mantener sus esfuerzos para crear parámetros y evaluar qué tan preparados para el futuro están los países de la región y otras partes del mundo.
El índice está disponible en la página web de FutureProofing Healthcare, donde se pueden explorar los datos detrás del índice.

Fuente: Elpaís