Imputaron por dos rapiñas al joven sospechoso de haber matado al encargado de Tata

Vistas: 66
0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 6 Segundos

La Justicia imputó al joven por los delitos que ya venía siendo investigado; podrá ser condenado luego si la fiscal Adriana Edelman lo encuentra responsable como coautor del homicidio.

La Justicia imputó al joven de 22 años que la Policía detuvo como sospechoso de haber matado al encargado del supermercado Tata de Parque Rodó, el 29 de mayo pasado, informaron fuentes de la investigación a Subrayado.

El delincuente fue imputado por dos rapiñas especialmente agravadas a un supermercado de Montevideo, ubicado en Dufort y Alvarez esquina Hermanos Gil (barrio Prado). Las rapiñas las cometió armado, el 24 de enero y el 3 de febrero pasado, informó más tarde la Fiscalía.

Por esos delitos el joven ya venía siendo investigado por la fiscal Gabriela Fossati. Ahora tendrá prisión preventiva hasta el 13 de diciembre de 2023. La resolución de este martes a la tarde no es definitiva; podrá ser condenado luego si la fiscal Adriana Edelman lo encuentra responsable como autor del homicidio.

El imputado había sido detenido en la mañana de este lunes, en El Pinar, en el departamento de Canelones. Según la investigación fiscal, es quien ingresó al supermercado ese lunes y mató al encargado, de 56 años, durante un asalto.

Su compañero de 19 años hacía campana en la puerta; era quien manejaba la moto, que luego fue incautada. Este lunes fue hallado muerto semicalcinado y con un disparo en la cabeza, en un camino de Paso de la Arena. Para la Policía, lo mandaron matar tras observar que había generado en el barrio, demasiada presencia policial, dijeron fuentes del caso a Subrayado.

EL HOMICIDIO.

A la hora 17:02 del lunes 29 de mayo uno de los delincuentes ingresó al local amenazando con una pistola a empleados y clientes del supermercado ubicado en José Figueira y Carlos Maggiolo. El otro se quedó en la puerta para avisar si había llegaba la Policía.

El delincuente armado llevó al encargado y al guardia de seguridad a una oficina ubicada cerca del depósito y allí le pegó un culatazo al efectivo de seguridad. En ese instante a se le escapó el disparo que mató a Demestoy. La Policía reconstruyó lo sucedido con base en las cámaras de seguridad del local.

La víctima no se resistió a la rapiña, señalaron en su momento las fuentes policiales a Subrayado. En tanto, el guardia de seguridad, de 48 años, resultó herido producto del culatazo. Los clientes y demás empleados resultaron ilesos.

Los delincuentes robaron $ 4.000 de una de las cajas registradoras, y escaparon en moto. Todo quedó registrado en las cámaras de la empresa.

BÚSQUEDA.

El lunes tras el homicidio escaparon en una moto roja. Subrayado informó entonces que pasadas las 18:00 horas del lunes, la Policía observó a los sospechosos por las cámaras, circulando en la misma moto, por el puente del barrio La Teja, hacia el barrio Cerro.

Tenían camperas verdes y cascos rojos, como se observa en la foto a la que accedió Subrayado este miércoles. Se desplegó en esas horas un operativo en la zona, indicándose esas características de los sospechosos, sin éxito.

La moto en la que circulaban ya había sido detenida en más de un operativo policial de esas zonas de Montevideo, pero estaba en regla, por lo que no generaba sospechas, dijeron fuentes policiales. Lo que sabía la Policía desde la tarde del lunes es que los delincuentes frecuentaban la zona oeste de Montevideo, y tenían identificado a la persona que la conducía.

Desde la fecha la Policía había hecho varios allanamientos tratando de ubicarlos, sin éxito.

La persona que apareció muerta estaba siendo investigada por la coautoría del homicidio, y tenía requisitoria pendiente porque había pruebas en su contra.

Fuente: Subrayado

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *