>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Iban a firmar un pacto de no agresión entre partidos políticos, pero no se pusieron de acuerdo – Fm Ideal 90.1

Iban a firmar un pacto de no agresión entre partidos políticos, pero no se pusieron de acuerdo

Declaración en la Cámara de Diputados apuntaba a un consenso en relación a la pandemia del coronavirus, pero quedó por el camino.

Los textos fueron intercambiados ayer por las bancadas, oficialistas y de la oposición, y no se encontró consenso. Foto: Estefanía Leal

Después de idas y vueltas, fracasó en la Cámara de Diputados una declaración de paz entre el oficialismo y la oposición. La iniciativa, que buscaba “bajar la pelota al piso” y terminar con los “agravios y descalificaciones” en el Parlamento, no se votó por falta de acuerdo.

Por el lado del gobierno, el coordinador de la bancada nacionalista, Rodrigo Goñi, y por el lado del Frente Amplio, el presidente de la cámara, Alfredo Fratti, negociaron la declaración que iba a ser votada ayer. Pero, a último momento no se presentó debido a que no fue aceptada por la oposición, que hizo una contrapropuesta que a su vez terminó siendo rechazada por los blancos.

El diálogo había comenzado en Semana de Turismo, cuando se puso sobre la mesa la posibilidad de firmar una especie de “compromiso” que permitiera mantener un clima de respeto y diálogo” en Diputados, en un momento en el que el enfrentamiento entre oficialismo y oposición viene en aumento por el agravamiento de la pandemia.

El texto propuesto por Goñi -que el FA rechazó- constaba de cinco puntos que abarcaban: el reconocimiento a los uruguayos por su entrega en la lucha contra la pandemia, el compromiso por mantener “el clima de respeto y diálogo”, la “exhortación” a la población a cumplir con las medidas sanitarias y a vacunarse, y “la convicción” de que de esta pandemia se sale “juntos” en un claro mensaje de unidad, por encima de los colores partidarios.

A eso, el FA pidió sumar un nuevo ítem, que apuntaba a “hacer amplias convocatorias” a diferentes colectivos “para encontrar consensos”.

Este aspecto fue rechazado por el Partido Nacional, al entender que sería una duplicación la de la comisión de diálogo que aprobó formalmente la Cámara de Senadores a pedido del Frente Amplio, indicaron a El País fuentes de la coalición.

Los textos fueron intercambiados ayer por las bancadas, oficialistas y de la oposición, y no se encontró consenso. El tema será abordado nuevamente el próximo martes, cuando se pretende llegar a un acuerdo. El mismo día ingresará a consideración el impuesto a los funcionarios públicos para financiar el Fondo Coronavirus.

Fuentes del FA indicaron a El País que también hay diferentes posiciones dentro de la izquierda acerca de la firma de un compromiso de no agresión con el gobierno. Si bien varios legisladores tienen disposición a dialogar, otros son más duros y se oponen a sellar un acuerdo, al entender que desde el gobierno se ignoraron las propuestas presentadas durante la pandemia.

“Tenemos una visión muy diferente de las cosas que el gobierno. ¿Cómo hacemos para juntar lo que pensamos nosotros con lo que dicen de la libertad responsable?, indicó un legislador del FA a El País. En ese marco, afirmó que “no hay acuerdo ni adentro del Frente” sobre el papel que se debe jugar como oposición.

Los más críticos.

Uno de los legisladores que salió más duro esta semana contra el gobierno fue el diputado Felipe Carballo, de la Lista 711, quien reclamó la renuncia del ministro de Salud Daniel Salinas tras el fallecimiento de ancianos por COVID-19 en un residencial en Fray Bentos. “Su incapacidad de mando es notoria”, señaló en un tuit que no tuvo eco en la bancada de izquierda.

Daniel Salinas visita Río Negro este lunes tras el fallecimiento de 15 adultos mayores en un residencial. Foto: Estefanía Leal

Dentro del mismo Frente Amplio varios marcaron distancia de Carballo. Por ejemplo, el diputado Gustavo Olmos (Marea Frenteamplista) y la senadora Liliam Kechichian (Fuerza Renovadora), dejaron en claro en sus cuentas de Twitter que no compartían el pedido de renuncia al ministro Salinas. “Es una postura personal de quien lo planteó y no del FA, al que nunca se consultó”, escribió Kechichian, desautorizando al legislador de la lista del exvicepresidente Raúl Sendic.

Pero Carballo no es el único en adoptar una postura dura con el gobierno. Una intervención del diputado del Movimiento de Participación Popular (MPPDaniel Caggiani, en la media hora previa del pasado martes, generó malestar entre los blancos. Caggiani afirmó que Lacalle Pou es un presidente “ausente”. Fuentes consultadas plantearon que si se hubiera firmado el compromiso con el FA, este tipo de consideraciones “no correrían más”.

“¿Dónde está el presidente? Parece aislado en su propia burbuja”, se respondió a sí mismo Caggiani. Esto no cayó bien en filas nacionalistas y en los otros partidos que componen la coalición, que entendieron el comentario como “fuera de lugar”, ya que unas horas antes se había habilitado el diálogo en el Senado.

Acusan a Lacalle Pou de “politiquería”

“Nos cuesta relacionarnos con el Frente Amplio porque es muy difícil saber qué es el Frente Amplio y quién es el Frente Amplio”, dijo el presidente Luis Lacalle Pou a La Nación y desde la oposición le salieron a responder.

“¿No sería un atrevimiento de nuestra parte preguntar qué es el Partido Nacional?”, le contestó ayer el senador de Fuerza Renovadora Mario Bergara en Twitter.

Y agregó: “Desconocer la historia” de los partidos políticos “es una muestra de politiquería menor”.

Bergara reivindicó al Frente Amplio como “la mayor fuerza política del país con medio siglo de existencia”.

A su vez, sostuvo que el FA “tiene autoridades que lo representan tal como las tiene el Partido Nacional” y consideró una “politiquería menor” tratar de equiparar al Frente con el movimiento sindical. “El presidente sigue en campaña permanente”, opinó.

Fuente: Elpaís