FM Ideal En Vivo Historias emotivas y la despedida al más familiero de los asadores de “Fuego Sagrado” – Fm Ideal 90.1

Historias emotivas y la despedida al más familiero de los asadores de “Fuego Sagrado”

Tras un tomahawk de Angus y una pechuga de pato, dos cortes novedosos para muchos participantes, quedó fuera de la competencia de La Tele, Pipo, que siempre se presentaba con la foto de sus hijos

Los parrilleros prontos en “Fuego sagrado”

El capítulo 14 de Fuego sagrado, la competencia de asadores de La Tele, se tituló “Historias frente al fuego”,  lo que llevó a que los jurados se fueran acercando a las mesadas de los seis semifinalistas a escuchar relatos sobre sus afectos y sus recuerdos. Todos lloraron cuando evocaban a un padre que enseñó el amor a las brasas,  a una novia que apoya y hace sola una mudanza o una guerra en un país lejano y los que perdieron seres queridos durante la pandemia.

La emoción duró hasta el final, aunque debió sortear dos pruebas difíciles y con platos tirando a exóticos. Solo quedan dos desafíos antes de llegar a la gran final y si bien los participantes han mejorado mucho, el trío de jurados está cada vez más exigente.

Lo primero fue un tomahawk de Angus, que es un corte estadounidense que tiene bife de lomo y costillar, lo que, según avisaron los jueces eso podría complicar el punto. Lucía Soria, a pesar de eso, exigió “un punto perfecto”.

Para una prueba de 60 minutos, el beneficio de Juan José por haber ganado el aplauso del asador de la semana pasada fue tener el supermercado todo el tiempo abierto para él; los otros solo pudieron “comprar” por dos minutos”. Fue un buen beneficio que Juan José —quien se perfila como el favorito aunque Alejandro viene en una buena racha— aprovechó trayéndose unos mangos a último momento para una ensalada de repollo que se veía muy bien pero no enamoró al jurado.

En eso de que ahora importan los detalles, los jueces estuvieron en general pocos generosos con las devoluciones aunque quedó claro que ese tomahawk con esa bomba de papa de Alejandro parecía lejos el mejor logrado. El jurado coincidió y le dio el pin y el premio que representan “el aplauso para el asador” más inspirado del capítulo, al simpático concursante que llega de Young.

Junto con él pasaron a la próxima etapa Juan José y Andrea, lo que dejó en la ronda de eliminación a Pipo, Jessica y Manuel. Les tocó hacer un magré de pato con una salsa a base de reducción de vino. Ninguno de ellos había hecho nunca pato pero se la ingeniaron y atendieron algunos tips que les pasó Soria: “Hoy es un día difícil”, dijo Jessica.

Ella, que es de Aguas Corrientes aunque vive en Punta del Este, sin embargo hizo el mejor de los tres patos (y pudo controlar los nervios y disfrutar del desafío, lo que debe haberla ayudado)  y finalmente el jurado despidió a Pipo, el profesor de matemáticas, que siempre se definía como familiero  y apareció acompañado de las fotos de sus hijos y sus muñecos. “Me faltó Pipo hoy”, ya le había dicho Federico Desseno, el otro jurado, al final de la primera prueba y, por lo visto, no lo pudo remontar con el segundo plato. Manuel se salvó por muy poco.

 “Sos un crack”, le dijo Cauteruccio a Pipo quien fiel a la sensibilidad a flor de piel que mostró en todos los desafíos, no paró de llorar y agradecer. Era uno de los grandes animadores de la competencia y, como le dijeron, los jurados aceptaba los consejos de los jurados y los aplicaba. 

Ahora, con un cordero a la cruz, la próxima semana quedaron los últimos cuatro asadores que esperan a ser los mejores parrilleros en un país con tres millones de directores técnicos, sí, pero también tres millones de expertos asadores.

Fuente: Tvshow