Fm Ideal 100% Online Gurméndez: “El Antel Arena me gusta, pero no justifica el gasto que se hizo” – Fm Ideal 90.1

Gurméndez: “El Antel Arena me gusta, pero no justifica el gasto que se hizo”

Ante algunas quejas por la velocidad de internet, se propone llevar al 100% la red de fibra óptica, cambiar todos los routers y llegar a todo el país, algo que aún no pasa.

Gabriel Gurméndez, presidente de Antel. Foto: Marcelo Bonjour.

Había dirigido Antel durante el período de Batlle y volvió al cargo el año pasado. En entrevista con El País, Gabriel Gurméndez reconoce las bondades del Antel Arena, aunque critica su construcción y sobre todo su costo. Advierte que la prioridad en su gestión es mejorar el servicio.

-Usted cuestionó el informe de Alberto Pérez Pérez que señalaba la constitucionalidad del Antel Arena por no estar avalado por el Instituto de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho. Carolina Cosse argumenta que es la opinión de un jurista prestigioso. ¿No es suficiente?

-Es que invocaron al prestigio y la independencia de la institución universitaria. Un informe de un profesional no tiene ese grado de objetividad y no puede hablar por una cátedra.

-Para saldar este tema, ¿no pensó en preguntarle ahora al instituto qué opinión tiene?

-No pensamos en eso. Este tema ya está en la órbita de la Justicia. El directorio de Antel cumplió con su obligación. Se constataron apartamientos a las normas y se decidió hacer la denuncia penal. Ahora haremos lo que el fiscal nos solicite.

-Más allá de su costo, ¿qué opinión tiene del Antel Arena?

-Antel es una empresa pública y está regida por el principio de especialidad. No hay ninguna telefónica que tenga como estrategia gastarse US$ 120 millones en un lugar de espectáculos.

-¿Pero a usted qué le parece la obra?

-Estéticamente me gusta, pero eso no justifica el gasto. Y creo que les gusta a muchísimos uruguayos… a los montevideanos. Es cierto que ha desparramado beneficios en el entorno urbano. Eso no es cuestionable. Lo que se cuestiona es que lo haga la empresa telefónica, que lo haga tan mal, y la injusticia subyacente de que todos esos beneficios que disfrutarán los montevideanos hayan sido pagados por ciudadanos del interior que nunca van a tener acceso.

Presidente de Antel, Gabriel Gurméndez. Foto: Leonardo Mainé.

-El Solís a veces trae público del interior. ¿Antel no podría hacer esto?

-Es que nosotros estamos dedicados a nuestros clientes. Somos una empresa de telecomunicaciones y nuestro enfoque va a estar dirigido a fortalecer los requerimientos de la demanda de ese servicio.

-Sin embargo, se ven obligados a gestionar ese centro de espectáculos…

-Y se hará, como estaba previsto, a partir del gestor, que es la empresa AEG.

-El Antel Arena, por estar en un predio de la IMM, en 30 años (ahora faltan 27) pasa a manos de la comuna. ¿En este tiempo se podrá recuperar la inversión?

-Cuando se trata de una actividad en la que el activo tiene derecho de usarlo durante determinado plazo, si se aparta tres veces del valor inicial y además en lugar de dar rentabilidad da pérdidas, se acotan mucho esas posibilidades.

-En 2020 y 2021, además, el Antel Arena cierra con números rojos. ¿Qué se espera para 2022?

-Se espera que cierre en números positivos, pero ni por lejos se van a cubrir lo invertido inicialmente ni lo proyectado.

-El senador Jorge Gandini dijo que lo que pasó con el Antel Arena implica un hecho de corrupción. ¿Está de acuerdo?

-Cumplimos con la obligación que tiene todo funcionario de denunciar un hecho de apariencia irregular, pero no nos corresponde pronunciarnos en ese sentido.

-Cuándo usted era presidente de Antel, en el gobierno de Jorge Batlle (2000-2005), se inauguró la Torre de Antel. ¿Por qué ese edificio sí y el Antel Arena no?

-Siempre tuve una línea muy afín con la del expresidente. Ambos tuvimos una visión muy crítica con esa construcción cuando el proceso se puso en marcha.

-Pero se culminó durante su gestión.

-Sucede que cuando Batlle se hace cargo del gobierno y me encomienda, en una situación también crítica a nivel económico y social, que asuma la presidencia de Antel, me dice que esta obra, que estaba a medio camino, en medio de una litigación internacional en arbitraje, con contratistas con deudas pendientes de pago, no se podía convertir en una suerte de Palacio de Justicia dos. Me pidió desatar el enredo. No hay contradicciones: fuimos críticos de esta iniciativa aunque nos tocó gestionar el final de la obra.

-Ahí hubo, también, una proyección menor en cuanto a su costo…

-Sí, es cierto, el costo fue superior.

Gabriel Gurméndez. Foto: Archivo El País

-¿Con qué desafíos se encontró en este regreso a Antel?

-Obviamente las cosas cambiaron. En 2003 lo que se estaba discutiendo era si se abría el mercado de la telefonía celular a la competencia. Recién se había creado la Ursec. También en aquel momento nos tocó dar un gran salto tecnológico hacia el 2G. Y ahora vamos por el 5G.

-¿Cómo evalúa la gestión que se hizo durante los 15 años del FA?

-El primer período fue muy malo. No se innovó y el directorio fue inestable. Después hubo un período (el de Cosse) de mucha inversión, como lo fue la fibra óptica, que no se discute, pero con poco foco en aspectos de la gestión de la compañía. Se metió en el proyecto de los contenidos de Antel Vera y terminó invirtiendo US$ 43 millones sin retorno. Y después de la borrachera vino una necesidad de ajuste tremendo en el último período, lo que realmente dejó a Antel en una situación de poco destaque. El Antel que yo recibo todavía cuenta con sistemas informáticos y de gestión interna obsoletos. Se parece mucho en ese sentido la empresa de hoy a la de 2002, hasta en las personas. Muchos gerentes son los mismos. Sabemos que el Estado tiene rigidez y dificultades.

-¿Qué pasos o etapas faltan para que los usuarios, amparados en su derecho a la portabilidad numérica que consagra la LUC, pueden cambiarse de compañía?

-El comité de portabilidad numérica ya estableció cómo será el sistema. Estamos realizando las pruebas correspondientes. Podría estar habilitado en enero de 2022.

-¿No debilita esto a Antel?

-Cuando la competencia se instauró, en 2003, había gente que hacía ese mismo cuestionamiento y después de 18 años la lección creo que está bien clara. Los consumidores se vieron beneficiados y se fortaleció el crecimiento del mercado. La portabilidad no empieza de un día para el otro, empezó desde que supimos que iba a venir. Y el último informe de la Ursec mostró que, en el primer semestre de 2021 en comparación con el de 2020, Antel creció un 0,7%, que lo hizo además creciendo casi en 57.000 clientes. Y fue la empresa en la que hubo mayor consumo de datos móviles. Estos datos matan el relato en cuanto a un debilitamiento.

-Pero todavía no rige.

-Pero ya todos estamos alineando las estrategias en ese sentido. No creo que el mercado se mueva mucho. Somos los preferidos por el 47% por la calidad técnica, los planes adecuados, la cobertura en todo el país, la buena atención…

Gabriel Gurméndez. Foto: Leo Mainé

-Hay una encuesta de Equipos que advierte una disminución en 11% del mercado para Antel cuando empiece a regir.

-Ese dato es un insumo, pero no es un pronóstico. Y ya es antiguo. La Ursec dice que estamos creciendo. Los clientes de Antel, además, están consumiendo más.

-Eso debe tener que ver, también, con la pandemia.

-El incremento del consumo de datos es algo que viene desde hace bastante tiempo. Lo que hubo durante la pandemia fue un fenómeno de aceleración digital, porque todos los procesos industriales, la forma de vida de las personas, de entretenernos, informarnos, y hasta de querernos, se hizo mediante las pantallas. Esto incrementó el tráfico de todas las empresas telefónicas e impuso una demanda y presión muy fuertes, en particular en Antel, porque las redes técnicas que se venían planificando de acuerdo a un patrón y un hábito de consumo y de tráfico, se enfrentaron a un hecho no previsto que las recargó enormemente. El informe de la Ursec dice que creció 56% el consumo de datos en Antel, y fue más que lo que crecieron sus competidores.

-Hubo quejas por los problemas de conectividad durante el último año. ¿Por qué se está dando esta situación?

-Es que justamente el sistema tenía su capacidad, estaba diseñado para un nivel de consumo por zonas. Había redes que estaban preparadas para un alto consumo en el distrito financiero, en la Ciudad Vieja, pero la gente se desplazó y se fue incluso a áreas rurales a teletrabajar durante meses, donde esa capacidad no existía. El consumo de datos en telefonía celular creció dos veces y media, y por la red de acceso fijo, un 60%. Además, hubo rezagos notorios, en cuanto a la red de acceso fijo o a ciertas tecnologías que se estaban usando en los hogares. Nuestra misión de ahora en más es trabajar para solucionar esto (ver aparte).

-Si hay más consumo Antel gana más. ¿Es esperable que bajen las tarifas?

-Hubo una baja sustancial si uno tiene en cuenta la rebaja en el precio del gigabyte durante la pandemia. Las personas hoy consumen más que antes y no se ha aumentado por encima de la inflación.

-¿Antel debe seguir enviando sus ganancias a Rentas Generales?

-Es una discusión eterna: si las ganancias pueden llevar a una reducción de las tarifas o si el dinero tiene que ir a Rentas Generales. Hay que cuidar que se mantenga un pulso inversor adecuado para estar al día con las necesidades crecientes de nuestros clientes y poder seguir compitiendo.

Habilitan 50 localidades sin internet el martes

El martes, según Gurméndez, “se cumplirá un hito muy relevante” para sus objetivos en la gestión de Antel, pues “se llegará a darles internet a 50 poblados del interior que no lo tenían”. “Para nosotros es un tema clave, porque fue uno de los problemas que primero detectamos. Se trata de la situación dramática en cuanto al acceso a internet que estaban viviendo 90 poblados. En 2021 llegamos a los 50 conectados y en 2022 alcanzaremos los 40 restantes”, señaló el presidente del ente.

Y agregó: “Allí no había señal de telefonía ni de internet. No existía la aplicación del coronavirus, ni el acceso a la educación de forma remota, ni la posibilidad de hacer una consulta médica a través del celular”. El jerarca, que viene haciendo una recorrida por el interior, dijo que haber llevado adelante esta medida implicó un costo de entre US$ 150.000 y US$ 200.000 por cada comunidad.

Ofertas: la llamada que a algunos les molesta

-Algunos usuarios en las redes se han quejado de las insistentes llamadas de empresas tercerizadas que ofrecen servicios de Antel. ¿Por qué pasa esto?

-Es algo que existió siempre. Es una herramienta de marketing que se hace con distinta intensidad. Nosotros usamos el telemarketing igual que los otros operadores, fundamentalmente para ofrecer planes nuevos o la renovación de los contratos. Lo hacemos desde nuestro call center y a través de agentes. La competencia también lo hace, pero de una manera que creemos contraproducente.

-¿Ustedes no llaman a clientes de la competencia?

-Sí, pero de otra forma. Acotamos el número de llamadas, y el contacto es amigable. Y cuando esto no pasa se denuncia y se toman medidas.

Problemas con internet: ¿cuál es la estrategia?

Gurméndez sostiene que muchos de los problemas que aquejan hoy a Antel tienen que ver con deficiencias de la anterior gestión, y que esta es una explicación a las quejas de muchos usuarios en cuanto a la velocidad de internet. Así señala que, por ejemplo, hay 120.000 conexiones a los que la fibra óptica no ha llegado. Esto abarca, incluso, a algunas zonas de Montevideo y Canelones. En 2021, por ejemplo, se terminó de instalar la fibra óptica en lugares como Piriápolis, Pando y Nueva Helvecia. “Nuestro plan es llegar a todo el país entre 2022 y 2023”, dice el jerarca.

Por otro lado, Gurméndez advierte que había un “rezago” en cuanto a la instalación de routers que están en hogares y oficinas. “Hay casi medio millón que son muy viejos, obsoletos. La fibra óptica permite una muy alta calidad y velocidad del servicio, pero cuando ingresa a las casas y se topa con ese dispositivo, todo se enlentece”, señala el presidente del ente. En este sentido, sostiene que ya se está llevando adelante una sustitución de routers.

Por otro lado, “Antel decidió aumentar la velocidad para la subida y la bajada de datos a todos sus clientes”. Y, añadió Gurméndez, “además se ha lanzado al mercado el Wifi Max, una tecnología que permite generar una red inalámbrica de internet en los hogares, para que no se tenga que estar cerca del router para que funcione mejor”.

Fuente: Elpaís