FM Ideal En Vivo Grupo de amigos dona semanalmente frutas y verduras a centros vinculados a la niñez – Fm Ideal 90.1

Grupo de amigos dona semanalmente frutas y verduras a centros vinculados a la niñez

El Fondo de Apoyo a la Infancia se creó para ayudar a quienes más lo necesitan en tiempos de pandemia, pero sus creadores ya sueñan con tener un merendero propio más allá del covid.

Empezaron siendo alrededor de diez amigos; hoy superan las sesenta personas colaborando.

El Fondo de Apoyo a la Infancia surgió de un grupo de amigos, de amigos que traían amigos, de conocidos… así lo empezamos a hacer circular”, contó Juan Troccoli sobre la iniciativa que nació el año pasado, cuando el covid llegó al Uruguay y la gente se empezó a encerrar en forma voluntaria.

Fue en ese momento que estos amigos, la mayoría de ellos contadores que habían hecho juntos el viaje de Ciencias Económicas de 1996, se empezaron a preguntar qué iba a pasar con toda esa gente que iba a quedar sin trabajo y sin la posibilidad de llevar un plato de comida a su casa.

“Che, hagamos una vaquita. Cada uno pone lo que puede y con eso vamos al Mercado Modelo”, fue la idea que planteó uno de ellos aprovechando que varios, desde su profesión de contadores, tenían clientes en el mercado.

El sistema que se impuso fue recolectar semanalmente dinero y juntarse los martes a las 7 de la mañana para ir al Mercado Modelo a comprar frutas y verduras. “Éramos cinco o seis que en broma nos llamábamos los móviles porque poníamos nuestros vehículos, cargábamos la mercadería y la repartíamos”, recordó Troccoli.

Si bien siempre se planteó recaudar dinero para comprar alimentos, también han ido aceptando otro tipo de donaciones. Por ejemplo, hay un miembro que tiene un negocio de venta de manzanas y una vez por semana aporta diez planchas con esta fruta, u otro que es gerente en una empresa que produce huevos y una vez al mes dona dos cajones. Asimismo han recolectado ropa cuando los centros a los que ayudan lo necesitan.

“Cada uno aporta lo que puede, cuando puede”, destacó Troccoli sobre un Fondo que ha ido creciendo gracias al boca a boca y a la información que postean en redes sociales. Los cerca de diez que fueron en sus comienzos, ahora supera a las 60 personas que colaboran de una u otra manera bajo la coordinación de lo que llaman la “directiva”, que integran Troccoli (se ocupa de las finanzas), Gustavo Mendive (contactos e información) y Julio Abarno (logística).

“Hay un ánimo de pertenencia. Lo que tratamos de hacer en el grupo de WhatsApp es mandar todas las semanas fotos de las entregas, alguna carta de agradecimiento que recibimos, todo para fogonear el interés de la gente”, dijo.

En 2020, el Fondo funcionó hasta noviembre, cuando pretendieron darle un cierre y no esperar que el verano aflojara los apoyos. Este año se encontraron con que la situación había empeorado y decidieron retomarlo. Solo cambiaron el lugar de abastecimiento porque el Mercado Modelo no existe más; ahora van a la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM).

Si bien esta iniciativa es hoy “algo bien informal”, según definió Troccoli, la aspiración de estos amigos es en un futuro institucionalizarla. “Siempre charlamos la idea de crear una asociación civil y tener un merendero propio o unirnos a alguien que ya lo tiene”, señaló sobre lo que vendrá cuando termine esta ayuda tal como funciona hoy, algo que estiman ocurrirá cuando empiece el verano

Varios CAIF, un centro de estudios y dos clubes

La elección de los centros a los que ayudan se fue dando por lo que conocen los integrantes del Fondo de Apoyo a la Infancia. También ocurre que algunos lugares, al enterarse lo que están haciendo, se acercan a pedirles una mano.

Actualmente apoyan a siete centros: los CAIF Los Pitufos, Sonrisas, Los Periquitos y El Tobogán de Cerro Norte; el Centro Experimental UTU 178 de Casavalle; el Merendero Club Las Bóvedas, y club de baby fútbol Siete Estrellas. A dos de los CAIF les entregan todas las semanas; al resto de los centros, semana por medio.

Se puede colaborar en dos cuentas bancarias a nombre de Juan Troccoli: ITAU Caja de Ahorro Pesos 8052028 y Santander 000008498202 sucursal 05. O contactarse al 099 639378 o al 099 295617. Los fondos son auditados por Estudio Cr. Amorín.

Fuente: Elpaís