>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< «Got Talent Uruguay»: otro botón dorado en una noche con heavy metal y pulseadas – Fm Ideal 90.1

«Got Talent Uruguay»: otro botón dorado en una noche con heavy metal y pulseadas

Pilar Etcheverry fue la única que logró el pase directo a semifinales en la tercera jornada de audiciones del programa de Canal 10

El botón dorado de Pilar Etcheverry en «Got Talent Uruguay». Foto: Captura de Twitter @gottalentuy

Got Talent Uruguay ya vivió la tercera jornada de audiciones de esta segunda temporada, y otra vez la emoción volvió a imponerse sobre las actuaciones fallidas. Natalia Oreiro puso su habitual simpatía al servicio de números artísticos de lo más variados que fueron evaluados por María Noel RiccettoClaudia FernándezOrlando Petinatti y Agustín Casanova.

Este lunes, otra tanda de participantes consiguió su pase a la siguiente etapa del programa de Canal 10, y otros tantos quedaron por el camino.

El gaitero Carlos González abrió la noche y consiguió el primer pase al corte del jurado de la jornada, tras interpretar música de la película El padrino y de La pantera rosa, entre otras. Petinatti consideró que su número había sido interesante pero no entretenido, y fue el único que le dio voto negativo.

El grupo de danza folclórica israelí Naguia terminó bailando con Oreiro tras conseguir por unanimidad el boleto a la próxima fase. La puesta fue más teatral que musical, así que sus integrantes prometieron más alegría para su regreso al escenario; también prometieron que harán bailar a Petinatti, que ya avisó que no es lo suyo.

Otro grupo de danza corrió con la misma buena suerte y fue Desde el Alma. Sobre una canción de Mercedes Sosa y con la intención de transmitir un mensaje de conexión con la naturaleza, llenaron de color el escenario y lograron emocionar a Riccetto y a Claudia Fernández, que les dijo: «Se siente lo que ustedes están sintiendo».

Al jurado tampoco le costó conmoverse con la historia y performance de Pilar Etcheverry, abogada de 34 años y madre de tres hijos que decidió abandonar la carrera para abocar toda su energía a la música. No se equivocó o al menos esa señal le dieron en Got Talent, donde hizo a guitarra y voz una versión de «Yellow» de Coldplay que fue premiada con un botón dorado por parte de Petinatti que, está claro, es el jurado que más sabe aportarle al show con un personaje a veces ácido, a veces villano y otras veces, como esta, con una cuota de empatía.

La de Esteban García, minuano de 16 años, fue la actuación más fresca de la noche. Bailó estilo libre con soltura y fluidez, y se llevó, además del aplauso genuino del público, una devolución generosa de Riccetto que recibió sorprendido y emocionado. Tres «sí» lo metieron en el corte del jurado.

Los cuatro le dijeron que sí, también, a la continuidad de Brunno Navarro, cantante de heavy metal que versionó «Run to the Hills» de Iron Maiden. Algunos, como Riccetto, se dejaron llevar por una melena larga muy bien usada; otros, como Petinatti, por cómo su show puso a bailar a Natalia Oreiro al costado del escenario. Brunno no lo hizo nada mal.

El grupo vocal a capella Voices cerró la ronda de audiciones con una versión de «I Saw Her Standing There» de los Beatles a la que, además de lo musical, le sumaron una simpática veta de humor. Eso y la presencia escénica, que también destacó Fernández, fue todo lo necesario para una votación unánime que los mantiene en carrera.

Los que quedaron por el camino

Ana Laura, trabajadora del Hospital Pereira Rossell, hizo una versión con aires de canto lírico de «Hijo de la Luna», de Mecano, que tuvo varios errores de afinación que hicieron que Petinatti pulsara el botón rojo, signo de que ya no quería seguir viendo ni escuchando la actuación. Los cuatro jurados coincidieron en que no pasara a la siguiente fase.

El número de beatbox de Samuel fue demasiado largo y eso le valió dos botones rojos que se tradujeron en dos «no» que lo dejaron por el camino.

La dupla de Camila y Vanessa tampoco satisfizo al jurado más allá de la impresión que causó su performance de «strongwoman», una rutina de fuerza y destreza atravesada por el empoderamiento femenino; les reclamaron una puesta un poco más espectacular, a tono con el programa. Lo que sí consiguieron las chicas, que fueron decididas a establecer un contrapunto con Petinatti, fue ganarle una pulseada al Licenciado.

Agustín Casanova dijo que la canción «La quiero a morir» de DLG es de las más difíciles que hay para cantar por la complejidad de sus notas altas, y que si Diego Castro lo hacía bien se llevaría, de su parte, el botón dorado. La apuesta salió al revés y el hombre, a pesar de sus buenas intenciones y los pasos de baile que ensayó, vio a los cuatro jurados pulsar el botón rojo.

Las chicas de Booster Crew se fueron con sabor amargo. Hicieron un número de «free mix» y bailaron sobre una pista que ofreció distintos mash up de canciones de rock, pop, rap y más, pero un truco falló sobre el principio y eso condicionó el resto de una actuación que fue tildada de desprolija. Se despidieron entre lágrimas pero con las ganas de seguir sumando experiencias, sabiendo que el potencial lo tienen.

El rochense Mauricio Lorenzo hizo una versión de «El sensei» de Las Pastillas del Abuelo con imitaciones de diferentes personajes uruguayos: Ernesto Talvi, Diego Lugano, José Mujica, el propio Petinatti y Alberto Kesman fueron algunos de los que desfilaron en un show que dividió opiniones pero no logró avanzar.

A Florencia Larrosa, amante de la comedia musical, tampoco le alcanzó con un bien cantado enganchado de canciones de Chiquititas. Se llevó, sí, una calurosa respuesta del público y la sorpresiva aparición de su madre, con la que protagonizó uno de los momentos más emotivos de la noche.

Fuente: Tvshow