>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Frade, Tanco y Beltrame cuentan cómo se prepararon para «Los Ocho Escalones» – Fm Ideal 90.1

Frade, Tanco y Beltrame cuentan cómo se prepararon para «Los Ocho Escalones»

Los «expertos» del programa conducido por Gustaf hablaron con El País sobre el formato, los participantes y sus razones para sumarse al proyecto que hoy estrena Canal 4

Julio Frade y Valeria Tanco junto a Gustaf en «Los ocho escalones». Foto: Juan Manuel Ramos

Esta noche pasadas las 21.00, Canal 4 estrena Los ocho escalones, el formato argentino de preguntas y respuestas que en su versión local cuenta con Gustaf como conductor, mientras que Julio FradeValeria Tanco y Sebastián Beltrame son los expertos a derrotar.

Junto a ellos también está Soraya Ferreira, la actual Reina de Llamadas y que es la azafata del programa.

El formato es sencillo, un participante (también hay parejas y hasta trillizos que compiten juntos) tendrá tres vidas para responder correctamente las preguntas que se le presenten. Si lo hace, sube un escalón; si el participante contesta bien, pero el experto no, sube dos escalones; pero si no acierta y el experto sí, baja un escalón y pierde una vida. La misión, por complicada que parezca, es llegar hasta el último escalón. Si lo logra, se lleva 20.000 pesos; si además contesta bien las preguntas ante los expertos, gana 50.000 pesos; y si lo logra puede competir por el premio final, un cero kilómetro.

Gustaf, Andy Vila, Julio Frade, Valeria Tanco y Sebastián Beltrame en «los ocho escalones». Foto: Difusión

El auto es el premio más importante de la televisión uruguaya, dicen desde la producción, ya que se trata de un vehículo valuado en más de 30.000 dólares.

El formato fue creado en Argentina donde fue conducido por Guido Kaczka y en el papel de los especialistas estuvieron Gerardo Sofovich, Juan Di Natale e Ivan de Pineda.

Julio Frade. Foto: archivo

El trío de expertos uruguayos habló con El País sobre el formato, los participantes y cómo hacen para prepararse para la competencia.

Hace más de 15 años que Julio Frade hizo su último programa de televisión. “No tengo ningún interés económico”, dice y agrega que aceptó ser parte porque le gusta el formato y estudiar mucho.

“Acá no sabes nunca con qué te vas a encontrar. No tenemos la más mínima idea, porque las preguntas no las conocemos de antemano, nos las dicen a todos en el momento”, agrega Frade quien estará en todos los programas, mientras Beltrame y Tanco rotarán sus participaciones.

Valeria Tanco. Foto: Fernando Ponzetto

El maestro agrega que lo sorprendió mucho la variedad de temas que se preguntan. “Hay días que termino de cama”, dice, aunque reconoce que tiene un elemento a favor: su experiencia adquirida con los años.

“Acá no basta con ser músico o ser humorista, porque tenés que responder miles de preguntas sobre temas muy distintos. Eso es un desafío”, dice Frade quien agrega que el participante tiene que conocer de muchos temas, pero también tener intuición, ya que es un formato con respuestas de múltiple opción. “Es como un examen”, resume.

Julio Frade y Valeria Tanco junto a Gustaf en «Los ocho escalones». Foto: Juan Manuel Ramos

Cuando le avisaron a Tanco que sería parte del programa, se emocionó, sí, pero también se asustó. Desde entonces dice que no ha parado de estudiar. “Al principio lo que hacía era jugar mucho a Preguntados, también al Trivial, pero solo leyendo las tarjetas y pensar en la respuesta, para tratar de abarcar sobre todo mis puntos más flacos, que es algo difícil que uno mismo identifique”, dice la conductora de Vespertinas.

La comunicadora afirma que además de ser un formato de entretenimientos, se conocerá la historia de vida de los participantes, aunque, dice, eso no la conmueve para dejarse ganar. “Es que te sentás ahí y como que te pica el bicho de la competencia y decís: ahora te quiero ganar”, asegura.

Sebastián Beltrame. Foto: Sebastián Beltrame

Para Tanco, la revelación del programa es la conducción de Gustaf. “Esperaba que lo hiciera bien, porque hace bien todo, pero éste no es un formato fácil para conducir”. Eso se debe a que hay dos instancias que tienen que estar bien separadas: el momento del show, cuando se conoce al participante, y el momento del juego. “Esos momentos se van intercalando muy rápido, y este juego parece sencillo pero hay que tener muchas cosas en la cabeza, cuando subir, cuándo bajar, a qué experto preguntar, cuantas vidas quedan. Hay muchas cosas para tener en la cabeza, y al mismo tiempo hay que conducir”, cuenta Tanco.

“La gente se va a sorprender con Gustaf”, dice.

El conductor de En Foco, Sebastián Beltrame dice que hubo dos razones para aceptar enseguida.

“Una porque me parece un programa genial que aporta conocimiento y es muy divertido. Otra porque es algo que nunca hice antes, y me encanta hacer cosas nuevas, más si me gustan”, reconoce Beltrame.

Beltrame también afirma que le atrajo que “Los ocho escalones le deja algo a la gente, conocimiento. Eso es mucho más que estar frente al televisor y no ganar nada”, dice.

Al viajero más conocido de la televisión uruguaya le gusta leer, estar informado y lo que ha aprendido en estos meses de estudio se lo cuenta a su familia y amigos. “A veces soy hasta pesado, pero me siento bien en este papel, porque es como soy yo. No hay nada forzado”, dice.

También cuenta que estuvo estudiando en las materias que es más flojo: fútbol y cine.

Los ocho escalones es un programa de competencia, y Beltrame reconoce que no es muy competitivo. “Respondo lo que sé, y si sé la respuesta la digo, aunque me pasó que quiero que el participante gane porque se lo merece. Ese es un conflicto interno que tengo que resolver, porque algunos se merecen ganar. Es difícil, pero es parte del juego”, dice Beltrame quien, a veces le gustaría darle un empujón a los participantes para que sigan avanzando.

El programa es una competencia distinta a lo que se ha visto en televisión. Fue Gustaf quien lo definió como “un show con todos los condimentos”. Eso se debe a que es un show que aporta conocimiento y en el que los espectadores pueden jugar desde casa junto al participante. Pero además, están las historias de vida de los participantes que se irán contando en el transcurso de cada episodio.

“Se generó empatía entre los que participamos. Por eso hay mucho humor, el cual sale todo el tiempo, y hay participantes que se ríen en el primer escalón y cuando llegan al último se siguen riendo, ganen o pierdan. Eso es algo que se dio en esta versión”, dice Beltrame.

Esta noche inicia un nuevo formato en la televisión uruguaya donde, además de entretener, brindará conocimiento a los espectadores, lo que, por lo visto, ha sido la razón para que estos expertos se sumen a esta aventura.

Fuente: Elpaís