Fm Ideal 100% Online Fidelizar el Partido Comunista, el desafío de Carolina Cosse para poder ser candidata – Fm Ideal 90.1

Fidelizar el Partido Comunista, el desafío de Carolina Cosse para poder ser candidata

Las elecciones internas del Frente Amplio en Montevideo dejaron un escenario de gran paridad entre el PCU y el MPP.

Elecciones internas del Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé.

Las elecciones internas del Frente Amplio en Montevideo dejaron un escenario de paridad entre el Movimiento de Participación Popular y el Partido Comunista. Si quiere lanzarse como candidata presidencial a 2024, Carolina Cosse deberá apostar a reeditar una alianza con el PCU y socialistas.

Fueron apenas 97 los votos de diferencia entre los comunistas, que quedaron arriba en la elección, y el sector del expresidente José Mujica. Los primeros consiguieron 14 cargos en el Plenario Departamental y los segundos, 13.

Pero la cercanía entre el MPP y los moderados nucleados en espacio seregnista progresista (que obtuvo 10 lugares en el organismo departamental) anticipa una posible alianza de cara a 2024. A esto se podrían sumar sectores como la Vertiente Artiguista (tres delegados) y el IR (tres integrantes) que participaron del ámbito que impulsó a Fernando Pereira como candidato a la presidencia del FA. Esto implica una mayoría de 29 en 54 delegados de sectores en la Departamental de Montevideo.

En tanto, el PCU sumado a los socialistas (cuatro delegados), el Partido por la Victoria del Pueblo (dos), Casa Grande (un solo representante) y la Lista 711 (uno) suman 22. Sin embargo, la diferencia con el otro bloque se podría compensar por el peso que tienen los comunistas en las bases. Por lo cual, los liderados por el exsenador Juan Castillo tienen la llave en relación a la candidatura de Cosse: si no la apoyan no tiene chances de disputar una interna con Orsi.

Si bien es cierto que las candidaturas no las aprueba el Plenario Departamental, la composición del organismo es clave para la intendenta porque si no logra los respaldos necesarios a la interna del FA en Montevideo, difícilmente pueda aspirar a ser candidata.

Fuentes de la coalición de izquierda indicaron que en este escenario de paridad entre el MPP y PCU, Cosse deberá apostar a recomponer la alianza que la llevó a ser la intendenta de Montevideo.

Si bien en las internas el Partido Comunista no la siguió en su propuesta de impulsar como candidato a presidente del FA al secretario general del Partido Socialista, Gonzalo Civila, los vínculos con el sector siguen siendo buenos. A tal punto que, la lista de Cosse (La Amplia) no se presentó como hoja de votación para marcar votos, sino que llevó a sus dirigentes dentro de la 1001. Esto refleja que la relación entre la intendenta y los comunistas no se rompió.

Si quiere ser presidenciable, Cosse deberá reconquistar a los comunistas y mantener el respaldo de los liderados por Civila. Es un hecho que no tendrá el apoyo del Movimiento de Participación Popular, que impulsará al intendente de Canelones Yamandú Orsi como candidato.

Asimismo, los seregnistas-progresistas están más distantes de la intendenta y mantienen un acercamiento con el MPP, que se evidencia tanto en acuerdos parlamentarios como en el impulso a Pereira como candidato al FA. En relación con los moderados, la interrogante que se plantea es si finalmente el senador Mario Bergara (Fuerza Renovadora) decidirá postularse como candidato.

Primer reencuentro.

Otro desafío para Cosse es recomponer la relación con la nueva presidenta de la Departamental del FA en Montevideo, Graciela Villar, con quien tuvo roces en las pasadas elecciones presidenciales.

En las últimas horas hubo un acercamiento entre ambas, cuando la intendenta participó de una reunión con la bancada de ediles, el coordinador de Diputados Daniel Caggiani y la Mesa Departamental, para analizar las negociaciones por el préstamo BID (ver aparte).

Cosse y Villar ya habían hablado por teléfono cuando se confirmó que la excompañera de fórmula de Daniel Martínez había sido electa como presidenta de la Departamental.

En una señal de acercamiento, Cosse y Villar se reunirán la semana próxima en un mano a mano, cuando la intendenta se reintegre de la licencia. El encuentro permitirá limar las asperezas después de un mal relacionamiento en la campaña presidencial de 2019, cuando Cosse dijo que debió “googlear” a Villar para saber quién era.

“Quedamos de encontrarnos a solas. Creo que lo que pasó es una prueba superada con creces; ahora tenemos roles distintos dentro de Montevideo y los vamos a poder compatibilizar”, dijo Villar a El País sobre su vínculo con la intendenta.

Villar: “FA no puede despegarse de territorio”

Uno de los principales objetivos de Graciela Villar en la presidencia de la Departamental de Montevideo apunta a fortalecer la presencia territorial de la coalición de izquierda.

“Creo que hay que hacer política en el territorio, más que en la centralidad de la casa del FA o en la discusión de sus mesas departamentales y voy a desarrollar trabajo en esa dirección”, dijo Villar a El País.

Su apuesta es que la Mesa Departamental juegue un rol mucho más fuerte en el territorio, lo que según ella hasta el momento no se había dado. “Hay que escuchar mucho a la ciudadanía montevideana y la diversidad social de los ocho municipios, con sus realidades”, dijo.

Villar dijo que el territorio “es el lugar para hacer política”, por eso “el FA no puede despegarse del mismo y debe mejorar la relación” en cada municipio.

Fuente: Elpaís