Fm Ideal 100% Online Fernández respalda al Ministro de Economía y desafía a Cristina – Fm Ideal 90.1

Fernández respalda al Ministro de Economía y desafía a Cristina

Martín Guzmán quiso renunciar; alza de tarifas en año electoral causa tensión con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Martín Guzmán y Alberto Fernández. Foto: AFP.

El presidente Alberto Fernández y Martín Guzmán chatearon varias veces en un fin de semana plagado de rumores y versiones sobre el alejamiento del ministro de Economía, desautorizado luego de pedir -y no obtener- la renuncia inmediata del subsecretario de Energía, Federico Basualdo, quien desobedeció su orden de avanzar con una suba escalonada de tarifas de servicios públicos.

“Terminó la novela. El presidente es Alberto y Guzmán se queda”, afirmaron a La Nación fuentes cercanas al primer mandatario. Basualdo, un funcionario que reporta directamente a Cristina Kirchner y a La Cámpora, tiene las horas contadas en el Gobierno, aseguraron las fuentes de trato permanente con el Presidente.

Desde el cristinismo duro, en tanto, aseguraron que “Guzmán va a aguantar hasta que nosotros le digamos”, reiteraron que Basualdo sigue aún en su puesto y acentuaron sus diferencias con el Ministro de Economía, que “está obsesionado con reducir la emisión y el gasto público para generar un clima amigable con el FMI”, una postura que consideraron “suicida” en momentos de pandemia.

“Se esperará un tiempo, pero Basualdo se va. Es un funcionario que no funciona”, ironizaron cerca del Presidente, apelando al léxico cristinista.
Guzmán le había pedido a Basualdo un estudio de segmentación de tarifas, que el funcionario no entregó a tiempo, coincidiendo con las críticas de La Cámpora a los aumentos de tarifas escalonadas en pleno año electoral y comentarios en “off” del cristinismo duro sobre un solo aumento, del 9%, que finalmente fue el que se materializó. Guzmán se enojó por el desplante y desde su entorno hicieron correr la versión de su renuncia.

Ahora, cerca del Presidente aseguran que el Ministro de Economía está firme, y que si efectivamente Fernández encabeza su proyectada gira por Europa para buscar apoyo en su negociación con el FMI (esto es, si la situación sanitaria lo permite), Guzmán formará parte de la comitiva oficial.

También relativizan los reclamos por un mayor gasto social y subsidios que surgen cerca de la vicepresidenta. “Ellos (por el Instituto Patria, una institución kirchnerista) piden de todo pero perdieron las elecciones y cuando fueron gobierno lo volcaron”.

Mientras tanto, cerca del ministro dan crédito a las versiones sobre su enojo con Basualdo y la presentación informal de su renuncia, pero aseguran que “no hay novedades” sobre su salida del gabinete. Confían en que su caso no será similar al de María Eugenia Bielsa (ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat)), Marcela Losardo (ministra de Justicia) o Ginés González García (ministro de Salud), que salieron del gabinete luego de ser blanco de críticas de leales a la expresidenta.

El Presidente, que ayer estuvo en la quinta de Olivos, tomará juramento hoy, a las 12:30, en Casa Rosada al nuevo ministro de Transporte, Alexis Guerrera, quien ocupará el lugar de Mario Meoni, fallecido en un accidente automovilístico.

Discrepancias

El origen de las desavenencias entre Guzmán y Basualdo y de hecho con la postura de Cristina Kirchner, es la política tarifaria.

El viernes pasado, a última hora, se hizo oficial un aumento del 9% en las tarifas de las empresas distribuidoras de energía, Edenor y Edesur, en la zona metropolitana de Buenos Aires, el área más populosa de Argentina. El aumento se sitúa por debajo de la inflación acumulada y proyectada.

El porcentaje de incremento dijo poco sobre la cuestión de fondo que radica en cómo van a seguir los aumentos tarifarios durante un año en el que se celebrarán elecciones legislativas. El kirchnerismo no quiere ningún otro aumento. “La única política pública tarifaria es el aumento del 9% que se dispuso y no va a haber más”, aseguraron cerca del Instituto Patria. En cambio, Guzmán pretende seguir actualizando las tarifas, muy por encima de los dos dígitos -algunos mencionan el 30%- y de forma segmentada de acuerdo con el nivel de ingresos de los usuarios.

Lo que advierte puertas adentro el ministro Guzmán es que, de no resolverse la cuestión tarifaria, el impacto económico puede ser gravísimo. Guzmán repite que los subsidios a las tarifas son “emisión pura” que presiona contra el dólar y contra la inflación. “Es un descalabro que no termina bien. Y que tampoco ayuda a ganar una elección”, advierte el funcionario a sus interlocutores.

El Gobierno apuntó a la inoperancia de Basualdo por la falta de resultados en el trabajo de segmentación de los usuarios de la energía eléctrica. “Hace 18 meses que no hace lo que se le pidió”, dijo una alta fuente oficial.

Demorado

Sin embargo, en el kirchnerismo dicen que esa embestida es falaz. “Se puso en marcha un programa para segmentar a los usuarios particulares por polígonos geográficos y por nivel de ingresos y patrimonio. Para poder identificar a los usuarios de altos ingresos hacía falta el acceso a la información estratégica de AFIP (la agencia impositiva) y del Banco Central.

Eso requiere de un decreto que está parado hace dos meses en Casa Rosada y el ministro lo sabe”, señaló una fuente cercana a Basualdo. Recordó que el primero que hizo una segmentación de tarifas es el exministro de Economía y actual gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Las tarifas de electricidad y gas están congeladas desde febrero de 2019 cuando el gobierno de Maurucio Macri interrumpió la actualización tarifaria, debido a las elecciones presidenciales que finalmente perdió ese año ante la fórmula justicialista.

Figura clave del gobierno

Martín Guzmán, que se desempeñaba como investigador en el ámbito de la prestigiosa Universidad de Columbia, en Nueva York, se ha constituido en una figura clave del gobierno que encabeza Alberto Fernández. Asumió el enorme reto de reencauzar la economía de Argentina, que se encuentra sin crecimiento desde 2011 y con una alta inflación. En la polémica interna en el gobierno, Guzmán es partidario de incrementar las tarifas de energía eléctrica y gas dos veces por año y de forma segmentada según los ingresos para que el nivel de subsidios permanezca constante en 1,7% del PIB. Cristina Kirchner quiere alinear salarios y jubilaciones con los precios de los alimentos y las tarifas.

Fernández respalda al Ministro de Economía y desafía a Cristina

Argentina registró ayer domingo 11.394 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2, con lo que el número total de positivos ascendió a 3.005.259, mientras que los fallecimientos se elevaron a 64.252, tras ser notificadas 156 muertes en las últimas 24 horas. Se encuentra en una meseta alta de nuevos casos tras registrar un récord diario de positivos el pasado 16 de abril, con 29.472 contagios.

En la provincia de Buenos Aires se reportaron ayer 5.102 casos, mientras que en la capital de Argentina hubo 1.700 positivos.

De acuerdo con el informe diario que difunde el Ministerio de Salud argentino, hay 2.676.197 pacientes que ya han sido dados de alta, mientras que 5.371 personas con COVID-19 permanecen ingresadas en los CTI. El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 68,1% a nivel nacional, pero del 76,2% si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Mientras afronta el embate de la segunda ola de covid-19, Argentina, con una población de unos 45 millones de habitantes, continúa con su campaña de vacunación contra el coronavirus, iniciada a finales de diciembre último. De acuerdo a los últimos datos oficiales, hasta el momento se han aplicado 8.017.536 dosis.

Un total de 7.041.249 personas recibió la primera dosis de la vacuna, mientras que 976.287 personas fueron inoculadas con la segunda dosis.

Fuente: Elpaís