FM Ideal En Vivo Femicidio en Young: le dijo que se quería separar y él la asesinó – Fm Ideal 90.1

Femicidio en Young: le dijo que se quería separar y él la asesinó

La defensa de la mujer asesinada en Young el 20 de junio frente a sus dos hijas de 4 y 9 años busca nuevos elementos para probar que su pareja actuó con premeditación en el ataque.

Camioneta de la policía durante un operativo en zona rural. Foto: Estefanía Leal

El 20 de junio la ciudad de Young (Río Negro) se vio envuelta en una triste tragedia. Un hombre atacó a su pareja frente a las dos hijas del matrimonio, de 4 y 9 años, y luego se encerró en el baño e intentó quitarse la vida. El agresor fue detenido por la Policía en el momento en que la víctima era trasladada a un hospital de urgencia para que la atendiera. Fue asesinada.

El hombre confesó luego lo que había hecho y fue imputado por la Justicia por la autoría de un delito de homicidio agravado, por haberse cometido en la persona de su cónyuge, y muy especialmente agravado por tratarse de un femicidio.

El femicida fue enviado a prisión preventiva, como medida cautelar, por 180 días a la espera del juicio oral. En esa instancia se conocerá la pena definitiva.

Jacqueline Portela, abogada defensora de la familia de la víctima indicó a El País que en una casa cercana a donde ocurrió el hecho hay filmaciones que registraron el ataque. Con estas imágenes, según indicó Portela, se va “a probar que ella (la víctima) sale corriendo (de la casa) y él amenaza con que va a matar a una de las niñas y ella vuelve”.

La defensa de la familia de la víctima, mas allá de la decisión de la Justicia, busca nuevos elementos en ese registro fílmico para probar que también hubo “premeditación” en el ataque, explicó la profesional.

“Fue uno de los femicidios con más saña que he visto”, comentó la abogada de la familia de la víctima. Por otra parte agregó que le “llamó la atención” que en la escena del crimen había tres cuchillos y no solo uno como se dijo en la audiencia de formalización.

“Hay tres cuchillos ensangrentados y nadie dijo nada”, comentó Portela. En las próximas horas, la defensa de la familia de la víctima recibirá las filmaciones de una casa cercana para agregar más pruebas de cara al juicio oral y luego las aportará a fiscalía.

Crimen.

La víctima y el femicida vivían en pareja desde hace casi 20 años y tenías dos pequeñas hijas juntos. El hombre, según indicaron a El País fuentes allegadas al caso, trabajaba en una empresa en el departamento de Tacuarembó y solo iba a su casa en Young los fines de semana.

A mediados de este año la mujer le dijo a su pareja que quería separarse, pero esto finalmente no se concretó.

El sábado 19 de junio, luego de haber cenado en familia, el hombre y la mujer comenzaron a discutir mientras las niñas miraban televisión. La mujer le dijo una vez más al hombre que quería terminar la relación. Él, entonces comenzó a increparla y luego salió a la entrada de la casa a fumar un cigarro.

En ese momento ya eran pasadas las cero horas del domingo 20. Al rato de haber salido, el hombre volvió a la casa y caminó rumbo al cuarto donde estaban su pareja y sus hijas.

La mujer, al escucharlo, se dirigió al pasillo para interceptarlo y que no llegue al cuarto. El femicida, entonces, comenzó a atacarla con un cuchillo.

Ella logró salir de la casa para pedir ayuda y cayó en el frente. Luego salieron las pequeñas niñas. Una vecina que logró escuchar lo que estaba pasando se las llevó a su casa para protegerlas. La mujer sufrió tres heridas de arma blanca y falleció minutos más tarde en un hospital. El hombre intentó quitarse la vida en el baño, pero la Policía logró entrar al lugar y detenerlo.

El femicida luego confesó el crimen y dijo que la discusión se dio porque la mujer le confesó que “estaba saliendo con alguien”.

La defensa de la familia de la víctima, ahora, busca más elementos que demuestren la premeditación y la saña del ataque de cara al juicio oral. El hombre permanece en prisión.

Joven de 18 años fue asesinada por expareja

En la noche del pasado miércoles, una joven de 18 años fue asesinada por su expareja en un establecimiento rural ubicado en Tacuarembó.

Efectivos policiales llegaron al lugar y encontraron a la mujer en la cama con una herida en el cuello. A su lado estaba la hija de ambos, de unos seis meses, sin lesiones. El agresor, por su parte, fue trasladado a una policlínica con lesiones cortantes en el cuello y la muñeca izquierda. El hombre tenía prohibido acercarse a la joven.

Fuente: Elpaís