Exencargado de prensa demandó a la AUF por “malos tratos” y “autoritarismo” de otros jefes

Vistas: 37
0 0
Tiempo de lectura:5 Minutos, 41 Segundos

Matías Faral da cuenta de una serie de hechos que terminaron con su despido en 2023, bajo el argumento de estar “sobrecalificado”.

Foto: Gaston Britos / FocoUy

Por Joaquín Symonds
joaquinsymonds

Matías Faral entró a trabajar a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) en 2002 y en el último tiempo que estuvo en la entidad se desempeñó como jefe del departamento de Prensa. Pero tras la salida del entrenador Óscar Washington Tabárez, Faral fue despedido por la AUF con la causal de estar “sobrecalificado” para el puesto en el que se desempeñaba, ya por entonces dentro de la Gerencia Deportiva. 

Si bien Faral estaba en el cargo de jefe, la AUF nunca le abonó un salario igual al que pagaba a otros encargados de la institución, según reclama el exfuncionario. “En varias oportunidades, a lo largo de los años, reclamé que se me ajustara mi posición al cargo de jefe con el salario correspondiente. Siempre me dijeron que lo iban a hacer, pero lo iban postergando. Nunca se llevó a cabo”, dice la demanda civil que presentó Faral en contra de la asociación y a la que tuvo acceso Montevideo Portal en base a fuentes judiciales.

En 2015, Faral compartió tareas con Marcos Méndez, actual empleado de la asociación. “Se jactaba de ser un funcionario ‘político’ que trataba de abarcar las tareas y responsabilidades inherentes a mi cargo como jefe de prensa”, indicó Faral en el escrito presentado ante la Justicia. 

Además, acusó a Méndez de mal tratarlo tanto a él como a otros trabajadores de manera “injustificada”. “Esos malos tratos tenían el cometido de suplir la falta de preparación técnica con autoritarismo. Esa falta de preparación fue palmaria y trajo grandes prejuicios a la AUF”, sostuvo Faral. 

Puso como ejemplo que Méndez junto a la por entonces gerenta de la AUF, Victoria Díaz, tenían a cargo el proyecto Socio Celeste que buscaba alcanzar un nivel de nuevas adhesiones que superara las 25.000 personas. “Pero el proyecto nunca superó los 600” socios, indica el documento. “La FIFA había destinado US$ 250.000 para la puesta en marcha de Socio Celeste. En tres años el proyecto desapareció”, agrega. 

Faral consideró que este tipo de acciones lo hacían “estar en alerta en virtud de que Méndez detentaba el cargo de jefe de Prensa, pero notoriamente perjudicaba a la AUF”.

Méndez se fue en 2017 y volvió a entrar en escena en 2019, cuando el actual presidente Ignacio Alonso ganó las elecciones. Además, con la llegada de Alonso, Díaz pasó al cargo de directora Ejecutiva y también nombró a Andrea Lanfranco como parte del Comité Ejecutivo. 

“En mis años de trabajo en la asociación, mantuve diferencias fundamentalmente desde el punto de vista humano con las señoras Díaz y Lanfranco, quienes basándose en el poder que les daban sus cargos, destrataban, menospreciaban, amenazaban y perseguían a funcionarios con tonos prepotentes y demostración innecesaria de sus jerarquía”, indica Faral en la demanda. 

Según la versión del exempleado, desde que Díaz y Lanfranco ocuparon cargos con mayor decisión, se intensificaron aún más “sus intenciones” de que Faral fuera despedido o que renunciara. Además, menciona que Méndez fue parte de estas presuntas acciones. 

En la demanda, Faral presenta una serie de evidencias como la no aprobación de recursos para poder trabajar. “Desde material de trabajo hasta recursos humanos básicos para la realización de una correcta labor”, indica, y agrega que también amenazaban a otros funcionarios si “seguían haciéndole caso a Faral”. 

En tanto, menciona que le otorgaban responsabilidades a otros empleados, a pesar de que él estaba calificado para realizarlas. “Realizar demostraciones de poder y planteos prepotentes permanentemente como ‘yo soy amigo del presidente’, ‘yo soy el que mando, vos sos mi subordinado’”, agrega Faral en el documento. 

Del relato de la demanda se desprende que el objetivo de Faral no es un resarcimiento económico, sino “hacer justicia y limpiar” su honor.

Montevideo Portal consultó a Ignacio Alonso sobre este caso, pero el presidente de la AUF señaló que no haría comentarios. Méndez tampoco quiso hacer declaraciones al respecto.

Destratos

En una parte de la demanda, Faral asegura que en una ocasión Méndez le reconoció que “no sabía nada de comunicación”. “Yo no sé nada de comunicación, estoy acá porque soy amigo del presidente, no como vos”, sostiene Faral, a partir de la reconstrucción de una charla con el otro funcionario, y agrega que en esa conversación lo “invitó” a renunciar porque “así serán las cosas”. 

De acuerdo con la versión de Faral, Méndez también solía brindar “información preferencial a periodistas que favorecían a la AUF”. El exempleado se reunió con integrante del Ejecutivo de la AUF, Jorge Casales, con Alonso y con el propio Méndez en reiteradas ocasiones pero no hubo solución al respecto. 

“Me dijeron que los temas de selección dependían de mí, pero sacaron una resolución dándole más potestades a Méndez sobre la selección”, indica el documento. 

Cuando el exentrenador de Uruguay Diego Alonso asumió el cargo en enero de 2022, Faral no fue invitado y tampoco participó en la organización del evento, pese a que era una de sus funciones. 

En abril de 2022, la AUF comunicó que había resuelto que Faral dejaba sus tareas como jefe de Prensa y pasaba a la Gerencia Deportiva de forma permanente. “El director técnico Diego Alonso había pedido que yo continuara como jefe de Prensa debido a mi destacada labor, a lo que le respondieron que podía elegir a cualquier otro menos a mí”, agrega el demandante en el escrito judicial. 

Ante esta situación, Faral elevó el tema al sindicato de la asociación y desde allí enviaron una carta denunciando las situaciones de acoso. Sin embargo, afirma Faral, ningún dirigente respondió formalmente, salvo Eduardo Ache que se reunió con algunos gremialistas por su parte. 

Cuando Faral pasó a la Gerencia Deportiva, el encargado Jorge Giordano dio buenas devoluciones sobre su desempeño. En paralelo a su trabajo, el exfuncionario decidió “reactivar” la actividad gremial y de hecho creó un grupo de WhatsApp. Tras una asamblea, se designó a Faral como líder del sindicato. 

Antes de esto, Giordano había invitado a Faral a ir al Mundial Sub-20 en Argentina y él había aceptado, por lo que se envió una nota firmada por Ignacio Alonso y Victoria Díaz en la que se informó a la FIFA quiénes conformarían la delegación de Uruguay, que viajó el 18 de mayo del año pasado. 

“Entre la reunión de funcionarios y el viaje a Argentina, la AUF me despide. Coincidentemente a días de haber reactivado con firmeza el gremio”, agrega Faral en la demanda. 

Los funcionarios del Complejo Celeste presentaron una nota a la asociación para saber los motivos del despido, pero esta nunca fue contestada. 

Fuente: Montevideo Portal

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *