Fm Ideal 100% Online Estudio revela que la mitad de los pacientes que ingresaron al CTI llegaron con y no por covid  – Fm Ideal 90.1

Estudio revela que la mitad de los pacientes que ingresaron al CTI llegaron con y no por covid 

La variante ómicron demoró mucho menos que la delta para poder convertirse en la cepa dominante en el país.

Atención de pacientes con coronavirus en CTI. Foto: AFP

Desde hace varias semanas los especialistas en cuidados intensivos alertan sobre un fenómeno que crece y prácticamente no se vio durante la primera ola de covid-19 en Uruguay. Se trata de las personas internadas en CTI con covid y no por covid. Aquellas que, debido al test de rutina en el momento de ingreso, resultan positivas. No transitan la enfermedad, pero están infectados con el SARS-CoV-2.

Según supo El País, el último muestreo de unidades realizado por la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) dio a conocer que aproximadamente el 50% de los internados en CTI que figuran en el reporte diario del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) hoy lo están con covid y no por covid.

La circulación comunitaria alta que causa la variante ómicron desde comienzos de 2022 parece ser la principal culpable del aumento de este tipo de pacientes. Al igual que sucede en cualquier ámbito social en donde un amigo, una hermana, un socio o un conocido es portador del virus, entre los pacientes que deben ser ingresados a una unidad por diversos motivos, el virus aparece casi como una sorpresa.

“La cantidad de pacientes en CTI hoy se explica por la cantidad de casos activos que tenemos”, sostuvo el representante de la SUMI, Mauricio Bertullo. Según el experto, es “evidente” que “la población de terapia intensiva se comporta como la población general” y los centros funcionan como “un reflejo” de lo que pasa en todo el país con respecto a los casos diarios. Ese reflejo, sin embargo, mutó si se compara con la situación de la pandemia hace un año. En ese entonces, los intensivistas calculaban que aproximadamente el 1,5% de los casos nuevos ingresarían a CTI. Hoy esa cifra se coloca en el 0,2%. La razón se resume en la efectividad de las vacunas y el porcentaje de pinchazos que logró Uruguay.

El nuevo fenómeno de los internados con covid y no por covid es uno de los tres perfiles de pacientes que hoy se ven en los CTI, según explicó la intensivista Daniela Paciel. “Hay más de dos caras de la moneda y, más allá de esos ingresos casuales que en realidad están allí por otro motivo, también están las personas más jóvenes que generalmente ingresan por no estar vacunados y enferman grave de covid. Además, un tercer perfil se da a partir de las personas más añosas que muchas veces cuentan con las dosis, pero debido a las comorbilidades previas también cursan un covid grave y terminan internados”, sostuvo la médica.

Bertullo, en tanto, recordó que “a pesar de que ómicron no es una cepa particularmente agresiva en su virulencia” en los no vacunados y en los pacientes con comorbilidades “sí genera cuadros clínicos más complicados”.

Lo que circula.

Un mes después de que se detectaran los primeros casos de ómicron en Uruguay, la variante ya es la dominante en todo el país y explica el 90% de los contagios de covid-19, según el último informe del Grupo de Trabajo Interinstitucional de Vigilancia SARS-CoV2 (GTI) al que accedió El País. En el caso de la delta, esta demoró tres meses desde su detección en desplazar a la gamma (p.1), pero ómicron parece haberlo hecho con una facilidad mayor debido a su mayor nivel de contagiosidad.

A pesar de esos niveles de circulación, El País informó hace algunas semanas que un informe preliminar realizado a los pacientes del CTI del Hospital Español -que es el centro de referencia para covid-19 de ASSE- dio a conocer que más del 50% de estos estaban infectados con la variante delta y no con ómicron. Aunque se trata de un estudio que aún no finalizó, los especialistas creen posible que a medida que la nueva cepa desplace a la delta, los casos graves dejarán de aumentar en Uruguay.

Por su parte, Paciel dijo que la afectación de las variantes es difícil de diferenciar dentro de las unidades de cuidados intensivos, aunque remarcó: “El paciente que más se veía durante la primera ola padecía una neumonitis grave a causa del covid, pero ahora estos dejaron de ser mayoría”. En este sentido, no se sabe si los fallecidos de las últimas semanas estaban infectados con la variante ómicron o con la delta; “sí sabemos que la mayor parte no se había vacunado”, sostuvo la intensivista. Y agregó: “Esta nueva forma del virus tiene un mayor tropismo por la vía aérea alta y no tanto por la baja, por eso no afecta a la parte pulmonar en general, pero probablemente el buen nivel de inmunidad colabora para que eso no ocurra y no pase a generar una neumonitis”.

“Buena parte lo pasa como un resfrío”

El País informó este domingo que las defunciones observadas por covid-19 fueron mayores en cantidad a las observadas de gripe durante el invierno. En este sentido, la intensivista Daniela Paciel dijo que es importante “pensar dónde poner el límite” con respecto al testeo para el covid porque “buena parte transita la enfermedad como un resfrío” y los números de la gripe “no se reportan de la misma manera”. Por su parte, el representante de la SUMI, Mauricio Bertullo dijo que el exceso de diagnóstico “hace que se genere un desborde en la atención médica” y que esta “baje su nivel, lo cual puede ser muy riesgoso” porque “se descuida de algunos pacientes más riesgosos”. El Ministerio de Salud Pública ya modificó los criterios de testeo y aislamiento durante las primeras semanas del año y Uruguay dejó de hisopar a los pacientes asintomáticos.

Fuente: Elpaís