Fm Ideal 100% Online Estados Unidos refuerza la frontera de Ucrania ante un posible ataque de Rusia – Fm Ideal 90.1

Estados Unidos refuerza la frontera de Ucrania ante un posible ataque de Rusia

OTAN rechazó exigencia rusa de retirar sus tropas de Bulgaria y Rumania. 

Soldado. Foto: AFP.

La primera partida de ayuda militar adicional prometida por EE.UU. a Ucrania ante las tensiones en la frontera con Rusia llegó ayer sábado a Kiev, informó la Embajada estadounidense en el país eslavo.

“El primero de varios envíos por un total de 200 millones en asistencia de seguridad para las FF.AA. de Ucrania, autorizada por el presidente (Joe) Biden en diciembre, llegó al aeropuerto de Boríspol, Kiev”, comunicó la delegación diplomática a través de sus redes sociales.

“Hemos dado más asistencia militar a Ucrania en el último año que en cualquier momento desde 2014”, dijo el secretario de Estados norteamericano Antony Blinken, a pesar del intento de rebajar las tensiones en el encuentro que mantuvo con su homólogo ruso Serguéi Lavrov.

De hecho, el Departamento de Defensa de EE.UU. maneja una serie de opciones sobre las capacidades militares que puede necesitar para estar listo ante una posible invasión rusa de Ucrania.

Por su parte, la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) rechazó el pasado viernes la exigencia planteada por Rusia de que retire sus tropas de Bulgaria y Rumania, declaró su portavoz.

“Las exigencias de Rusia crearían miembros de la OTAN de primera y de segunda clase y eso no lo podemos aceptar”, dijo la portavoz Oana Lungescu, quien añadió que la alianza militar transatlántica “no renuncia” a defender y proteger a sus integrantes.

De acuerdo con la portavoz, “la OTAN sigue vigilante y continúa evaluando la necesidad de reforzar la parte oriental de nuestra alianza”. La OTAN “siempre responderá a cualquier deterioro de seguridad, incluso fortaleciendo nuestra defensa colectiva”, dijo.

El gobierno ruso concentró una enorme capacidad militar a lo largo de su frontera con Ucrania, y exige que la OTAN niegue el ingreso de esa exrepública soviética a la alianza.

Estados Unidos quedó en responder a Rusia sobre esa demanda en el plazo de una semana (contado desde el pasado viernes), pero la OTAN ya ha dicho que niega a aceptar esas condiciones.

En la actualidad, la OTAN mantiene estacionados en Rumania unos 1.000 soldados estadounidenses, unos 140 italianos y 250 polacos, aunque Francia ya anunció que está dispuesta a enviar tropas para reforzar la presencia de la alianza en ese país.

En tanto, Bulgaria selló un acuerdo con Estados Unidos por un campo de entrenamiento para 2.500 soldados, con un máximo de 5.000 en periodos de rotación de personal.

Más allá de las conversaciones, las partes en conflicto están reforzando sus fuerzas en la frontera de Ucrania.

Portaviones.

Durante una comparecencia, el portavoz del Pentágono, John Kirby, anunció la participación del grupo de ataque del portaaviones estadounidense USS Harry S. Truman en las maniobras Neptune Strike 22 (el golpe de Neptuno) de la OTAN, que se iniciarán el próximo lunes y se extenderán hasta el 4 de febrero en el Mediterráneo.

El ejercicio castrense “está diseñado para demostrar la capacidad de la OTAN a la hora de integrar las capacidades de ataque marítimo de alto nivel del grupo de ataque de portaaviones para apoyar la disuasión y la defensa de la Alianza”, dijo Kirby.

El grupo de ataque del portaaviones USS Harry S. Truman está integrado por cinco embarcaciones, el crucero de guerra San Jacinto y los destructores de misiles Cole, BainBridge, Gravely y Jason Dunham.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dio la bienvenida a que el grupo de ataque del portaaviones estadounidense “Harry S. Truman” se incorpore bajo su mando a unas maniobras en el Mediterráneo, una disposición que no había ocurrido desde el fin de la Guerra Fría.

Stoltenberg, a través de un mensaje en Twitter, consideró que este movimiento es “una fuerte señal de la unidad transatlántica”.

Stoltenberg afirmó además que la OTAN “siempre hará lo que es necesario para proteger y defender a todos los aliados”.

Desde la Alianza Atlántica, precisaron que se trata de la primera vez que un grupo de ataque de portaaviones estadounidense “completo” se pone a disposición de la OTAN desde que concluyó la Guerra Fría.

Fragata española.

La fragata española Blas de Lezo zarpó ayer sábado del puerto de Ferrol (noroeste) rumbo al mar Negro, adonde llegará la próxima semana, coincidiendo con la escalada de tensión entre Rusia y Ucrania.

La unidad prevé integrarse en la SNMG-2, una de las agrupaciones navales de la OTAN, en unas maniobras habituales que ya estaban previstas para este año y que las autoridades españolas decidieron adelantar.

Junto a los 190 militares de su dotación, incorpora para este despliegue a un equipo especial del Tercio Norte de Infantería de Marina, también con base en Ferrol.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, avanzó ayer el envío de esta nave, después de que hace tras días partiera para la misma zona un cazaminas. Robles recordó que España lleva años participando en los despliegues que organiza la OTAN.

Rusia.

Rusia ha desplegado unos 100.000 soldados en la frontera con Ucrania y anunció inminentes maniobras militares, lo que ha provocado la advertencia de Estados Unidos ante la posibilidad de una posible invasión de Ucrania.

La respuesta de España ante la tensión provocada por la actitud de Rusia en Ucrania abrió un nuevo frente en el gobierno de coalición progresista, ya que el socio minoritario Unidas Podemos se opone a la participación en este despliegue de la OTAN, ante lo que el ministro de Asuntos Exteriores advirtió que es el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, quien marca la política exterior española.

A pesar de que Rusia ha negado querer invadir Ucrania, lejos de un repliegue de fuerzas de ambos lados, se han ido fortaleciendo. (Con información de EFE y AFP)

Reunión entre Rusia y Gran Bretaña

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aceptó una invitación para reunirse con su homólogo británico, Ben Wallace, para hablar de la crisis en la frontera entre Rusia y Ucrania, en Moscú, indicó ayer sábado una fuente de defensa del Reino Unido.

“El secretario de Defensa se alegra de que Rusia haya aceptado la invitación para hablar con su homólogo”, dijo la fuente.

La última reunión bilateral entre estos países tuvo lugar en Londres en 2013, .

Por parte británica, “el ministro dejó claro que exploraría todas las vías para lograr la estabilidad y la resolución de la crisis ucraniana”, añadió la fuente, que precisó que aún estaba “en comunicación con el gobierno ruso” sobre los detalles prácticos.

Según analistas el anuncio de esta reunión bilateral se produce en un momento de que las conversaciones entre Occidente y Moscú se están dando pero sin resultados concretos. AFP

UE: “Este es el reto más grave en seguridad”

La Unión Europea (UE) reiteró que estará dispuesta a sancionar “con rapidez” a Rusia en caso de que vuelva a realizar un ataque contra Ucrania, como hizo en 2014 con “sustanciosas” medidas restrictivas económicas.

“Lo hicimos en 2014, no hay razón para que no pudiéramos hacer eso ahora”, indicó un alto funcionario comunitario sobre la posibilidad de poner en marcha nuevas sanciones por el comportamiento ruso.

La situación actual, con miles de tropas rusas preparadas junto a la frontera ucraniana, supone “el reto más grave para el orden de seguridad europeo desde principios de los años 1990, desde el final de la Guerra Fría”, recordó.

En 2014, cuando Rusia se anexionó ilegalmente la península ucraniana de Crimea y se preveía el despliegue del Ejército ruso en la ciudad de Mariúpol, la UE pudo aprobar sanciones económicas e industriales en tan solo 72 horas, al estar ya preparadas. En concreto, incluían la prohibición de que Rusia y grandes empresas rusas pudieran tomar dinero prestado de los mercados financieros europeos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se ha referido previamente a las medidas “tienen que estar al nivel del desafío”. EFE

Fuente: Elpaís