>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Estados Unidos ratifica: va por fórmula de dos estados, Israel y el palestino – Fm Ideal 90.1

Estados Unidos ratifica: va por fórmula de dos estados, Israel y el palestino

El secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, afirma que Hamás causa la ruina de los palestinos con mala gestión.

El secretario de Estado, Antony Blinken, confirma que Estados Unidos busca avanzar hacia la solución de dos Estados. Foto: EFE

El Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, quiere caminar hacia una solución de dos Estados -uno palestino y otro israelí- para el conflicto de Medio Oriente, pero no ahora, porque ve otras prioridades después de la reciente escalada bélica entre Israel y Hamás.

Tras la tregua iniciada el viernes entre ambas partes, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se prepara para viajar en los próximos días a la región en una fecha aún por confirmar para contribuir a asentar el cese de las hostilidades.

En una entrevista con el canal ABC, el titular de Exteriores hizo hincapié en que Biden, que se involucró personalmente para presionar al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para que aceptara una tregua, está comprometido con una solución de dos Estados.

“Al final es la única manera de garantizar el futuro de Israel como un Estado judío y democrático, y por supuesto la única manera de dar a los palestinos un Estado al que tienen derecho”, dijo Blinken.

“Es ahí hacia donde tenemos que ir -agregó-, pero no creo que sea algo que necesariamente tenga que ser hoy”.

En ese sentido, el jefe de la diplomacia estadounidense apuntó que primero hay que crear las condiciones que permitan a ambas partes implicarse en “una vía significativa y positiva” que desemboque en la creación de dos Estados.

Y advirtió de que si no hay un “cambio positivo”, y especialmente si no se halla la forma de ayudar a los palestinos a vivir con dignidad y esperanza, el ciclo de violencia es probable que se repita, lo que, puntualizó, no le interesa a nadie.

Dar un giro

Un primer paso es la tregua entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás, que Blinken calificó de “crucial” para dar un giro y “construir algo positivo” en la región.

“Nos ha puesto donde necesitábamos estar, que era poner fin a la violencia tan pronto como fuera posible para detener el sufrimiento humano y ponernos en una posición en la que podamos dar un giro para construir algo más positivo, que tiene que comenzar abordando la grave situación humanitaria en Gaza”, reflexionó.

Acto seguido, continuó, debería haber un proceso de reconstrucción “de todo lo que se ha perdido” y finalmente hacer que ambas partes “se involucren para intentar comenzar a hacer mejoras reales en las vidas de la gente, para que israelíes y palestinos puedan vivir con las mismas medidas de seguridad, en paz y tener dignidad”.

Preguntado sobre cómo Estados Unidos va a ayudar a la reconstrucción de Gaza sin que la asistencia acabe en manos de Hamás, Blinken adelantó que Washington seguirá trabajando con “partes independientes de confianza” y aseguró que el grupo, que gobierna de facto en la franja, no ha traído nada más que “la ruina” a los palestinos por su “mala gestión”.

Lamentó, además, los “ataques indiscriminados con cohetes contra civiles israelíes” que han provocado una respuesta, porque “Israel tiene derecho a defenderse”.

Según Blinken, el desafío ahora es ayudar a los palestinos, y en concreto a los “moderados” y a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), a conseguir mejores resultados y consideró que en este punto Israel tiene un papel importante que desempeñar.

Incógnita

En una segunda entrevista ayer domingo con la cadena de televisión CNN, Blinken evitó pronunciarse sobre el futuro del plan para Medio Oriente propuesto por la Administración del expresidente Donald Trump (2017-2021).

Dicha iniciativa sugería una solución de dos Estados que favorecía los intereses de Israel y ofrecía a los palestinos una soberanía limitada sobre su futuro país al tiempo que dejaba intactos los asentamientos israelíes.

Blinken explicó sin dar muchos detalles que el Gobierno de Biden “va a mirar todo lo que se ha hecho antes para aprender”, como ha hecho en otros ámbitos, y ver qué tiene sentido y que no.

“Pero nuestro punto de atención ahora es abordar la situación humanitaria, comenzar la reconstrucción y hablar intensamente con todo el mundo”, zanjó.

En Estados Unidos, Biden ha sido objeto de críticas del ala más izquierdista del Partido Demócrata, que cree que no ha hecho suficiente para proteger a los palestinos durante los once días de escalada bélica.

A ese respecto, el senador Bernie Sanders no pudo ser más claro, cuando subrayó en una entrevista con el canal CBS News que su país debería liderar el mundo para unir a la gente en vez de “suministrar armas que maten a niños en Gaza”.

Asimismo, el veterano legislador por Vermont y excandidato presidencial demócrata consideró que Estados Unidos debe desarrollar un “enfoque imparcial” a la hora de abordar el conflicto palestino-israelí.

“Debemos ser pro Israel, pero también ser propalestinos”, afirmó el político izquierdista, quien opinó que Biden también lo entiende así.

Sanders instó la semana pasada al presidente a que reconsidere los 4.000 millones de ayuda militar que Estados Unidos otorga cada año a Israel, al considerar que no debe usarse para “violar los derechos humanos”, lo que ha sido rechazado por la Casa Blanca.

Israel y Gaza vivieron ayer domingo el tercer día de calma tras la tregua iniciada la madrugada del viernes, mientras que países como Egipto o Estados Unidos plantean maneras para reforzar el alto el fuego y abordar la reconstrucción de Gaza.

Encuentro

El emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, recibió ayer domingo en Doha al líder de Hamás, Ismail Haniye. La agencia oficial de noticias catarí, QNA, informó de que el jefe de Estado catarí, país que representa el principal respaldo árabe a Hamás, conversó con Haniye “sobre los últimos acontecimientos en Palestina y los esfuerzos para reconstruir Gaza”, aunque sin precisar la ayuda que prestará Catar.

Según QNA, Al Zani “reafirmó el continuo apoyo de Catar al hermano pueblo palestino” y “destacó la importancia de que los palestinos cierren filas para obtener sus legítimos derechos, especialmente el de establecer un Estado independiente sobre las fronteras de 1967, con su capital en Jerusalén Este”.

Catar respalda políticamente a Hamás, por su cercanía ideológica, y ha sido uno de los principales financiadores del Gobierno islamista en Gaza. Durante la última confrontación armada entre Hamás e Israel, Doha se alineó claramente con Hamás.

Historia: la solución aprobada por Naciones Unidas en 1947

La posición expresada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sobre la solución de dos Estados, hace resurgir al primer plano de la atención internacional la resolución 181 que aprobó la Asamblea General de Naciones Unidas, el 29 de noviembre de 1947, por 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones.

El Plan de Partición aprobado, que fue propuesto e impulsado por el gobierno de Uruguay que presidía Luis Batlle Berres, en Unscop (la Comisión Especial de Naciones Unidas para Palestina) establece la creación de un Estado Judío y un Estado Árabe (se refería al Estado Palestino), incluye las fronteras claramente delimitadas de los dos países y prevé un esquema de cooperación económica y en otros ámbitos entre los dos. Asimismo, dejó a Jerusalén como un cuerpo separado que sería regido por Naciones Unidas durante diez años, para luego evaluar la situación y convocar a los habitantes a un referéndum en el que decidirían el futuro de la ciudad histórica.

El Plan de Partición solo pudo llevarse a cabo en parte porque los países árabes -que habían votado en contra del mismo en la Asamblea General- desataron la guerra el día que israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948. El novel Estado, que se ajustó al territorio que le asignó Naciones Unidas, fue invadido por los ejércitos de cinco países árabes. Esa acción armada que buscó eliminar a Israel, impidió que se creara el Estado Palestino.

Fuente: Elpaís