>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< El testimonio de la persona que estaba con Jorge Larrañaga cuando falleció – Fm Ideal 90.1

El testimonio de la persona que estaba con Jorge Larrañaga cuando falleció

«Honestamente le digo: yo estaba muy preocupada por él. Estaba agotado, estresado y no sabía parar, no sabía decir que no, no sabía no cumplir con su deber», contó María Cristina Cedrez.

Jorge Larrañaga. Foto: archivo El País.

A casi una semana del fallecimiento de Jorge Larrañaga a causa de un paro cardiorrespiratorio, dio testimonio la persona que lo acompañaba al momento de su muerte.

¿De quién se trata? Se llama María Cristina Cedrez. Es abogada y tiene 69 años. Es integrante suplente del directorio del Partido Nacional y expresidenta de la Junta Departamental de Treinta y Tres. Conoció a Larrañaga cuando era intendente de Paysandú y era «una especie de hermana mayor».

«Jorge era un hombre con una máscara hosca, pero muy sensible, muy cálido, derecho, íntegro», indicó.

En diálogo con La Diaria, Cedrez contó que el exministro del Interior se encontraba en el apartamento de ella en Pocitos. «Había venido a charlar un rato. No fue la única vez ni mucho menos. Muchas veces conversábamos. Hablábamos de todo un poco. De lo único que no hablábamos era de turf, porque yo de caballos no entiendo nada», narró.

Según Cedrez, se habían reunido para hablar «temas del directorio» que «eran importantes». «No eran secretos de Estado, pero me parece que eran preocupaciones suyas privadas y que, por una cuestión de lealtad, me parece que yo no tengo que contarlas», aclaró.

Cedrez explicó que Larrañaga se empezó a sentir mal de un momento para el otro. «Me dijo ‘me siento mal’ y me dio su teléfono para que llamara al chiquilín que le manejaba el auto, Carlitos. Yo lo llamé y le dije: ‘Jorge está horrible, se siente mal, mal’, y él llamó a todos. Después Jorge… se cayó. Llegó primero Santiago González (director de Convivencia y Seguridad Ciudadana) y después llegaron los médicos… A mí me pidieron que me encerrara en mi cuarto… y lo que pasó después ya no lo vi. Si lo hubiera visto no lo contaría tampoco».

Por otra parte, sostuvo que «desde hace mucho tiempo» veía «muy cansado» a Larrañaga.

«Honestamente le digo: yo estaba muy preocupada por él. Estaba agotado, estresado y no sabía parar, no sabía decir que no, no sabía no cumplir con su deber. Él seguía para adelante, pero si usted lo veía caminar, movía primero una pierna, luego la otra, iba encorvado, inclinado… El estrés brutal lo tenía agotado. Pero él nunca contaba todo. Nunca daba el brazo a torcer. Nunca me dijo ‘no doy más’. Él seguía para delante. No sé…», manifestó.

Cuando Santiago González llegó al lugar todavía no había llegado la emergencia. «Yo vivo muy cerca y viví en ese edificio cuando me casé. Llegué antes que nadie. Cristina estaba en shock. Enseguida le hice reanimación a Jorge”, dijo. “Luego de unos minutos, que seguramente fueron muy pocos, pero para mí fueron una eternidad, llegaron los médicos. Ellos también, durante mucho rato, mucho, estuvieron intentando reanimarlo. Se hizo todo lo posible, todo lo habido y por haber. Lamentablemente no dio resultado”, añadió.

Fuente: Elpaís