FM Ideal En Vivo El retorno de los argentinos se producirá de forma paulatina – Fm Ideal 90.1

El retorno de los argentinos se producirá de forma paulatina

Luego que trascendiera públicamente que Uruguay reabriría gradualmente sus fronteras, las consultas de argentinos sobre los detalles del plan se multiplicaron geométricamente.

Playa Mansa de Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo – Archivo El País

En el correr del día de hoy, el propio presidente Luis Lacalle Pou anunciará los detalles de la reapertura parcial y gradual de las fronteras uruguayas para no residentes. La expectativa de algunos es recibir una avalancha de argentinos. No obstante, hay circunstancias, sobre las que Uruguay no tiene incidencia, que pueden entorpecer el arribo de nuestros vecinos, lo que hace esperar que el retorno sea más bien paulatino.

Según los adelantos que se han conocido hasta ahora del anuncio, en la primera etapa de la reapertura de las fronteras se permitirá el ingreso a los extranjeros con propiedades en Uruguay y que estén inmunizados contra el COVID-19. Un mes después comenzará la segunda fase del plan que incluirá, “si todo sigue bien”, habilitar el ingreso de turistas extranjeros vacunados, con dos dosis y 15 días posteriores de inmunización, según explicó el ministro de Turismo Germán Cardoso. La tercera etapa podría ser poner en marcha una especie de “turismo de vacunas” esto implica la posibilidad de administrar las dosis contra el COVID-19 a extranjeros en Uruguay, tal como informara Qué Pasa este fin de semana.

Luego que trascendiera públicamente que Uruguay reabriría gradualmente sus fronteras, las consultas de argentinos sobre los detalles del plan se multiplicaron geométricamente.

Las interrogantes que han venido recibiendo operadores inmobiliarios uruguayos y argentinos apuntan a conocer detalles sobre posibles inversiones en propiedades de este lado del Río de la Plata, así como sobre condiciones de radicación y obtención de la residencia fiscal en suelo uruguayo.

José Luis Soba, gerente de la inmobiliaria Braglia en Punta del Este, comentó a El País que “muchos propietarios han consultado acerca de cómo será el sistema para la apertura” y también preguntaron “en qué condiciones está el mercado para invertir en esta zona y radicarse”.

Días atrás, Ricardo Mataloni, director comercial de la desarrolladora argentina, que también opera en Uruguay, Vitrium Capital comentó al diario El Cronista que hay potenciales clientes que muestran intenciones de “comprar dos o tres inmuebles en Montevideo: uno para vivienda permanente y el resto, para generar una renta”. Soba confirmó el fenómeno. “Hay argentinos que están adquiriendo propiedades en Montevideo para generar renta”, aseguró.

Pedidos de residencia se mantienen constantes

A lo largo del año 2020 Uruguay otorgó 641 residencias fiscales y 7.261 residencias legales a ciudadanos argentinos según datos de Cancillería. En el consulado uruguayo en Buenos Aires, mientras tanto, se reciben “continuamente” consultas de argentinos por la apertura de fronteras, admitió la semana pasada a El País el cónsul José Luis Curbelo. En forma paralela, se tramitan más de 600 residencias mensuales, una cifra que se mantiene constante desde hace al menos un año. En Argentina no hay datos migratorios actualizados y a nivel de la prensa se ha llegado a manejar que salieron del país 25.000 personas en el último año.

Obstáculos 

Las restricciones, que impuso la administración de Alberto Fernández -para el retorno de quienes decidan irse de Argentina– son uno los principales obstáculos para que los miles de argentinos que tienen propiedades en suelo uruguayo ingresen a territorio nacional en las próximas semanas.

En este momento, el gobierno de Fernández solo permite la vuelta desde el exterior de 1.700 ciudadanos por día, hasta el viernes pasado eran solo 600 y, a no ser que se apruebe un régimen especial para los países limítrofes, eso sin duda es una traba para los viajeros. La disparidad cambiaria entre ambos países -Uruguay está muy caro en términos relativos para los argentinos pese a que la inflación de julio llegó en la vecina orilla al 50,2%- también puede constituir un freno a la llegada de los turistas de ese país, sobre todo en la segunda fase del plan cuando las fronteras se abran para todos.

El dólar blue bajó 0,56% el viernes pasado y cerró a 178,50 pesos argentinos, o sea $ 89,50 aproximadamente. La brecha con el dólar oficial descendió al 74,5%. Según los especialistas no hay indicios de que la situación cambie, al menos hasta después de las elecciones legislativas de noviembre, cuando podría producirse un ajuste de precios de bienes y servicios y de la moneda estadounidense.

Argentinos sin residencia: algunos se sintieron relegados

Norberto Mariani es un productor de espectáculos y empresario gastronómico argentino que conoció Punta del Este hace 44 años y desde entonces visita el balneario ininterrumpidamente. A mediados de los 80 compró una propiedad allí, pero como no tiene residencia en Uruguay hace cerca de un año y medio que no puede acceder a ella. En su condición de presidente de la Asociación de Propietarios Argentinos en Uruguay (APAU) llevó adelante gestiones en busca de poder ingresar y de aliviar la carga impositiva que les significó no poder generar ingresos con sus propiedades por el cierre de fronteras.

“Los ciudadanos argentinos que tenemos propiedades en Uruguay, pero que no somos residentes consideramos haber tenido un trato desigual con respecto a aquellos que tienen su residencia, pero que aún viven en Argentina o a quienes la gestionaron en este último tiempo y han sido autorizados a entrar a Uruguay con el único fin de poder ir de vacaciones desde diciembre de 2020 en adelante muchos de ellos realizando gestiones para obtener dudosos permisos laborales”, dijo Mariani a El País.

La Intendencia de Maldonado exoneró de multas y recargos a los propietarios que no pudieron hacer frente a sus obligaciones tributarias. Mariani comentó que numerosos integrantes de la APAU entraron en contacto con la embajada uruguaya en Buenos Aires tratando de flexibilizar el cierre de fronteras, pero que no obtuvieron respuestas.

Fuente: Elpaís