>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< El arte de herrar caballos – Fm Ideal 90.1

El arte de herrar caballos

Si bien para algunos la actividad de herrar puede parecer sencilla, la realidad es que quien va a realizar esta tarea, debe contar con amplios y diversos conocimientos, para lograr un buen herrado que permita obtener la performance más saludable del caballo de acuerdo con su actividad. El Dr. Patricio Guzmán, con reconocida trayectoria nacional e internacional en el oficio de Herrador, compartió los detalles acerca de esta tarea tan antigua como actual.

Patricia Nebuloni.

¿Cuáles son los orígenes de las herraduras?

Dicen que los Celtas, que eran muy buenos en el manejo de los metales, fueron los que comenzaron con la colocación de herraduras para proteger los pies de sus caballos. Ya antes en Oriente se protegían esos cascos con cueros o diferentes tipos de sandalias. Cuando el hombre domestica al caballo y comienza a utilizarlo en sus tareas cotidianas, ya sea para transporte o trabajos de laboreo en la tierra, una de las complicaciones que surgió fue que al gastarse el casco de sus extremidades los caballos se rehusaban a continuar por el dolor provocado, muy similar a si nosotros recortamos nuestras uñas más cortas de lo debido. El casco es una estructura cornea que protege las partes sensibles dentro de él y le permite al caballo moverse. Este casco siempre está creciendo y se va desgastando con el uso normal. El caballo normalmente en vida salvaje no camina tanto como cuando el hombre lo introduce en su mundo y es por ello que el desgaste es mayor al crecimiento.

¿Cuándo se recomienda colocar la herradura a un caballo?

Se recomienda herrar al caballo solo si lo necesita ya que si el desgaste no excede al crecimiento no la necesitaría. Si ello ocurriese sería conveniente herrarlo luego que ese casco tenga un suficiente espesor de pared que es la parte insensible, como nuestra uña, como para soportar la colocación de clavos. Nuestra uña tiene un espesor de 1 mm más o menos y en el caballo adulto es de 10 mm, con lo cual es la zona en donde se colocarían los clavos sin tener ningún tipo de problemas. Si el trabajo se hace mal es muy doloroso comparable con la introducción de una espina entre nuestra uña y el dedo. Hoy en día hay herraduras que van pegadas con diferentes materiales, pero hasta ahora nada supera la capacidad funcional de la herradura de hierro o aluminio con clavos. Si el trabajo está correctamente realizado no hay ningún tipo de inconvenientes.

¿Qué función exacta cumple la herradura en el caballo?

La principal función es la de proteger el pie del desgaste, pero también tiene ciertas funciones de servicio como para algunos deportes darle más agarre o tracción en caso de giros bruscos o mayor impulsión en la carrera etc. etc.  o también con fines terapéuticos ya que hay varias patologías podales que la mayoría de ellas se tratan con herrados.

¿Qué pasa si a un caballo no se le coloca la herradura?

Si no tiene un uso excesivo o desgaste mayor al crecimiento no tendría problemas, eso va a depender del uso que le demos a eso caballo. Hay caballos atletas que recorren distancias de más de 160 km. en un día con lo cual sin herraduras sería muy difícil estar a un nivel competitivo alto.

¿Qué tipo de herraduras existen?

La mayoría de las herraduras son de hierro o aluminio y fijadas con clavos por la practicidad que brindan al herrador.  Hay herraduras de muchísimos materiales como ser goma, plásticos, titanio, combinaciones de más de un material, con aire en su interior como los calzados deportivos para los humanos etc. etc. Hay muchos adelantos en este tema ya que el mundo del caballo es un lugar donde se mueve mucho dinero sobre todo en los países desarrollados.

¿Se diferencian además de la calidad, de acuerdo con la utilización del caballo?

Cada deporte como para una persona tendrá su calzado, un jugador de futbol tendrá poca eficiencia con zapatillas de bailarina y con los caballos pasa lo mismo. Caballos de carrera usan herraduras muy livianas y con mucho agarre y caballos de deporte de resistencia usan herraduras más gruesas y de materiales más resistentes al desgaste. Cada competencia tiene exigencias diferentes por lo cual el herrado deberá adaptarse a ello.

¿Cada cuánto se deben cambiar las herraduras?

El crecimiento del casco se dice que es de 1 cm. por mes más o menos dependiendo de lo que ese caballo haga en su vida, éste crecerá desde la parte de la piel hacia abajo con lo cual el pie del caballo se alargará y como ese caballo es muy pesado se deformará predisponiéndolo a ciertos tipos de patologías. Lo indicado es entre 30 y 40 días dependiendo un poco del nivel de exigencia que tenga el equino. Si la herradura está gastada o deformada se deberá cambiar por una nueva o si se encuentra en buenas condiciones se podrá volver a colocar dependiendo del criterio del herrador.

¿De dónde provienen las herraduras que se utilizan en nuestro país?

A nuestro país llegan la mayoría de las herraduras del exterior, muchas de Argentina y Brasil y ahora últimamente están llegando desde Europa y Estados Unidos herraduras de mayor calidad.

 ¿En Uruguay se fabrican?

En Uruguay se fabrican de forma artesanal y no sé si queda alguna de las máquinas caseras que había para fabricar herraduras.  De forma industrial todavía no se fabrican, aunque siempre anda alguna idea en el aire de algún día montar una fábrica.

¿Cómo son los talleres de herrado que dictas en tu escuela?

Los talleres dictados por mi “Escuela de Herradores” se fueron adaptando a lo que es nuestro querido Uruguay. El herrado de caballos en nuestro país se fue quedando en desuso con la llegada de los motores y los plásticos. Antes en cada pueblo había una herrería en donde además de herrar caballos se fabricaban las herramientas y todo lo que tuviera que ver con el tema metales. Éstas hoy en día están casi todas abandonadas ya que no se usan casi caballos como medio de transporte o comunicación, los carros ya no se mueven y las herramientas vienen hechas. En otras partes del mundo se continuó con los caballos deportivos, pero Uruguay tuvo un bajón grande en ese tema y se fue perdiendo un poco el hilo en relación al mundo. Hay varios cursos en la escuela dependiendo del interés y necesidades del interesado. Hay un curso básico de 3 días que es como para empezar o para aquel que lo hace en forma empírica, pero sin conocimientos teóricos le ayuda a comprender el funcionamiento del sistema. Otro curso es de 3 meses que es para gente que piensa en dedicarse más a esto como un oficio, pero el gran problema de esto es que la gente todavía no ha tomado conciencia de la importancia del tema del herrado del caballo. Acá va una pregunta ¿Por qué si para ser electricista, sanitario, mecánico u otra cantidad de oficios se necesita estudiar 2 o 3 años en cualquier instituto calificado?  La gente tiene en la cabeza que para ser herrador con unas pocas clases basta. La idea es seguir aumentando el tiempo de capacitación para poder lograr mejores profesionales ya que los deportes ecuestres así lo requieren.

¿Dónde funciona la escuela?

La escuela está ubicada en el departamento de Canelones, cerca de Montevideo y se hacen salidas en la zona para realizar la parte práctica de herrado, hoy en día adaptados a la nueva normalidad se realizan los teóricos vía zoom y ya hemos realizado varios cursos online con buena aceptación

¿Desde qué año dicta clases y cuántas personas han participado de tus talleres?

El primer curso lo realizamos con mi gran profesor el Dr. Elbio Pereira, un apasionado por la podología, fue en el año 2003. Después de ahí me fui a trabajar al exterior, Dubái más precisamente y al volver ya comencé con los cursos y la escuela más formalmente. La verdad no tengo un registro exacto de los alumnos, pero hace unos años fui a dictar unos cursos a Centroamérica y me pidieron un número más o menos y llevaba más de 700 personas entre cursos básicos y profesionales.

¿Cómo observa el oficio de Herrador en nuestro país?

Y bueno, yo estoy apostando a esto, yo creo que lo que se necesita son más herradores capacitados para el nivel de exigencias que nuestros deportes tienen. De a poco se va cumpliendo mi pronóstico y cuando empecé casi todos los participantes eran mayores y pretendían tener este oficio como una changa extra a su trabajo.  A algunos los sorprendió el mercado y fueron quienes se dedicaron a esto de lleno y te diría que el 80 % de los herradores profesionales del país han pasado por mi escuela. Yo pensaba y quería que fueran los más jóvenes que vinieran a prepararse y se dedicaran de lleno a esto como un oficio profesional. Hoy en día por suerte se está cumpliendo y es impresionante de ver como los jóvenes tienen una capacidad de aprendizaje diferente a los adultos y eso es muy gratificante para mí.

¿En Uruguay existen herradores con buena formación y preparación?

Uruguay tiene herradores de alto nivel, pero no dan para abastecer a todo el mercado y esto se entiende fácilmente. Como todos sabemos Uruguay es un país de caballos, sobre todo en el interior del país y cualquier competencia que se practique es para ganar, entonces todas sin excepción son de la alta competencia, por eso es que los herradores que están a buen nivel no dan abasto a la demanda. Hay herradores trabajando a buen nivel en el exterior que han salido de la escuela y eso te agranda el pecho. Por suerte en mi paso por Dubái se crearon buenas relaciones y los colegas veterinarios que allí trabajan han hecho buenos contactos y demandan los herradores de la escuela.

Esto aparte de ser un trabajo es una opción de vida, pasa a ser una pasión y es muy gratificante y afortunado poder vivir de lo que a uno le apasiona, “el que trabaje de lo que le apasiona o ama está benditamente condenado al éxito” Facundo Cabral.

Fuente: Elpaís