>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< EE.UU. apoyará suspensión de patentes de vacunas contra el COVID-19 – Fm Ideal 90.1

EE.UU. apoyará suspensión de patentes de vacunas contra el COVID-19

El tema está a estudio de la Organización Mundial del Comercio y es fuertemente resistido por el sector farmacéutico.

El sector farmacéutico se opone a la suspensión temporal de patentes. Foto: AFP

El anuncio de Estados Unidos de que apoyará la propuesta de varios países en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para suspender temporalmente la propiedad intelectual de las vacunas contra el COVID-19, repercutió en todo el mundo, por la esperanza de que acelere la producción de dosis.

En un comunicado, la representante de Comercio Exterior del gobierno de Joe Biden, Katherine Tai, explicó que Estados Unidos cree “firmemente” en la protección de la propiedad intelectual, pero considera necesario aumentar la producción de vacunas para acabar con la pandemia en el mundo.

“Esta es una crisis de salud global y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de COVID-19 exigen medidas extraordinarias”, argumentó Tai.

La decisión de Biden se produce después de días de intenso debate dentro del Gobierno estadounidense, que ha sufrido la presión de grupos empresariales y gigantes farmacéuticos.

El sector farmacéutico se opone a la suspensión temporal de patentes porque considera que podría dañar su modelo de negocio. Además, alega que no solucionará los problemas de distribución a corto plazo porque se necesitan medios y conocimientos técnicos muy específicos para producir las vacunas anticovid.

Entretanto, legisladores del ala progresista del partido Demócrata han presionado a la Casa Blanca para que apoyara la suspensión de patentes.

India y Sudáfrica, apoyadas por decenas de naciones en desarrollo, llevan desde octubre del año pasado pidiendo a la OMC que suspenda las patentes de vacunas, test y tratamientos contra el COVID-19 con el fin de que estos fármacos puedan producirse en otros países.

Hasta ahora, Estados Unidos y otros productores de vacunas, como la Unión Europea (UE), el Reino Unido y Suiza, se habían opuesto a la suspensión de patentes al alegar que la propiedad intelectual funciona como incentivo para el desarrollo de vacunas y otros productos contra esta y futuras pandemias.

Actualmente, la OMC está evaluando una nueva propuesta de India y Sudáfrica, cuyo contenido exacto no se ha desvelado pero con la que esperan captar el apoyo de los países hasta ahora reticentes. En concreto, esa propuesta podría incluir unos límites temporales estrictos sobre el período en el que las patentes estarían suspendidas. Esa propuesta será presentada antes de la próxima reunión del Consejo General de la OMC en junio.

El domingo Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del presidente Biden, ya había adelantado que Estados Unidos está trabajando para lograr que las farmacéuticas que han desarrollado una vacuna contra el coronavirus la distribuyan por todo el mundo a precio de coste con el objetivo de acabar con la pandemia.

“El resultado final es que creemos que las compañías farmacéuticas deberían suministrar (la vacuna) a precio de coste para todo el mundo para que no haya barreras a ser vacunado”, dijo Sullivan al canal ABC.

El asesor de Biden aseguró asimismo que la representante de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, estaba llevando a cabo “conversaciones intensivas” con la OMC para superar el problema de acceso a la vacuna y apuntó que debería haber un “camino a seguir en los próximos días”.

La directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, destacó ayer que, sea mediante las patentes o por otros medios, deben alcanzarse soluciones que permitan un aumento de la producción de las vacunas.

Dosis de vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP

En este sentido, pidió a laboratorios que desarrollan vacunas contra el covid en países como China, Rusia, Brasil o Cuba que aumenten sus contactos con la OMS para conseguir que más productos sean incluidos en la lista de uso de emergencia del organismo.

Estar en esa lista, donde la OMS ha incluido por ahora las vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen, supone poder distribuir dosis de las farmacéuticas designadas a los países en desarrollo a través del programa COVAX, que por ahora ha distribuido unos 50 millones de vacunas en unos 120 países.

La cifra está lejos de los 2.000 millones de dosis que este programa quiere repartir por el planeta antes de finales de año y el objetivo se ve dificultado por factores como la actual ola de covid en India, ya que en ese país se fabrican muchas de las dosis de AstraZeneca que se distribuyen con COVAX.

La producción de vacunas en ese país se ha redirigido en las últimas semanas al mercado doméstico ante el aumento de la transmisión del coronavirus, lo que ha dejado a la OMS con problemas de abastecimiento recientes de hasta 20 millones de dosis, según reconoció ese organismo esta semana.

La decisión de Estados Unidos de apoyar un levantamiento temporal de las patentes “es decepcionante”, afirmó la Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (Ifpma).

“Estamos completamente de acuerdo con el objetivo de que las vacunas anticovid 19 se repartan rápidamente y de forma equitativa en el mundo. Pero como hemos dicho constantemente, una suspensión es la respuesta sencilla pero incorrecta a un problema complejo”, afirmó el grupo farmacéutico en un comunicado.

Acciones caen en la bolsa

Las acciones de farmacéuticas con vacunas contra el COVID-19 como Pfizer y BioNTech, Moderna o Novavax cayeron con fuerza ayer miércoles tras el anuncio de que Estados Unidos apoyará suspender temporalmente la propiedad intelectual de las vacunas. Inmediatamente después de conocerse la noticia, los títulos de estas empresas se desplomaron en el mercado, aunque luego consiguieron remontar parcialmente desde los mínimos marcados antes del final de la sesión.

Confinados pero sin “baby boom”: cayeron los nacimientos en EE.UU.

Un “baby boom” pronosticado no se materializó en Estados Unidos en 2020, y los nacimientos bajaron un 4% en comparación con el año anterior, a pesar de las restricciones y confinamientos por la pandemia.

Unos 3,6 millones de bebés nacieron en 2020, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS). Fue el sexto año consecutivo que la cifra de nacimientos ha caído después de un aumento registrado en 2014. Es el número más bajo de nacimientos desde 1979.

La tasa de fecundidad total provisional fue de 1.637,5 nacimientos por cada 1.000 mujeres, lo que equivale a 1,6 hijos por mujer, muy por debajo de la marca de 2,1 requerida para garantizar que cada generación al menos se renueve.

Los nacimientos disminuyeron en cada grupo racial, pero cayeron de manera más marcada entre los estadounidenses de origen asiático, una caída del 8% con respecto al año anterior, seguidos por los nativos americanos, entre los cuales la caída fue del 6%.

En el caso de las mujeres blancas y de las negras, las caídas estuvieron en 4%, en tanto que en el caso de las hispanas tuvieron una baja de 3%.

Los nacimientos también disminuyeron en todos los grupos de edad.

Esto incluyó en particular una disminución del 2% entre la franja de mujeres entre 40 y 44 años, un grupo demográfico que había experimentado un aumento casi continuo en los nacimientos de 1985 a 2019.

Fuente: Elpaís