Fm Ideal 100% Online Dueños de salones de fiesta tras las medidas: “Hubo 0 casos de COVID-19 con los protocolos” – Fm Ideal 90.1

Dueños de salones de fiesta tras las medidas: “Hubo 0 casos de COVID-19 con los protocolos”

Según los directores de las diferentes asociaciones y cámaras, no ha habido ningún caso de COVID-19 vinculado a un evento social realizado con el protocolo vigente.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, anunció el martes el cierre de fiestas y eventos sociales hasta el 12 de abril. Foto: Estefanía Leal

Entre los anuncios que hizo el presidente de la República el martes se incluyó la cancelación de fiestas y eventos sociales hasta el 12 de abril. Quizá no fue una de las que más llamó la atención, pero generó mucho descontento en el sector. ¿Por qué?

Según los directores de las diferentes asociaciones y cámaras, no ha habido ningún caso de COVID-19 vinculado a un evento social realizado con el protocolo vigente.

“Se toman decisiones en base a sugerencias de terceros y no por las realidades”, dice la carta que difundió ayer la Asociación de Salones de Fiestas de Uruguay (ASFU).

El sector sin dudas fue uno de los más golpeados a partir de la llegada de la pandemia. El día en el que se declaró la emergencia sanitaria se cancelaron automáticamente todos los eventos y hasta setiembre hubo una sequía total para el sector.

La vuelta fue lenta y el ministerio de Salud Pública (MSP) se encargó de vigilar todo de cerca. Aforo máximo de 60 personas, uso obligatorio de tapabocas distancia física entre las persona: en esas condiciones se retomó la actividad. Luego, en noviembre se amplió el aforo a una capacidad de 80 personas en lugares cerrados y 100 en espacios abiertos. Además, había planes para seguir aumentando la actividad.

Hoy hay una marcha atrás absoluta con el cierre total de cualquier tipo de evento social.

“Acaso usted, señor presidente, no recuerda qué pasó el año pasado con esta medida, ¿los eventos se detuvieron? No. Se hicieron en otros lugares sin protocolo o con protocolos que no son los que hemos desarrollado con el MSP”, sostiene la carta de la ASFU.

Según el presidente de la asociación, Javier Abal, “es una incoherencia” que se termine con los eventos. “Nosotros somos los únicos que ofrecemos garantías de que no haya contagios, no se entiende cómo siguen limitando a los salones cuando están abiertos los shoppings y las ferias”, dijo.

Una fuente vinculada al gobierno dijo al respecto que “no se trata de si hubo o no contagios en esas actividades”, sino que el cierre está pensado sencillamente para “reducir la movilidad de la gente”.

El presidente de la Cámara de Eventos del Uruguay (CEU), Germán Barcala, también está de acuerdo en que el cero caso “demuestra que se ha logrado” realizar “eventos pequeños y seguros”. Sin embargo, Barcala no fue tan crítico de las medidas como la Asociación de Salones de Fiesta y dijo que desde la Cámara de Eventos entienden “que es un sacrificio” que deben hacer “para mejorar la calidad de vida y la salud de toda la gente”.

Medidas económicas.

En lo que todo el sector está de acuerdo es que el anuncio de Lacalle no incluyó medidas de apoyo económico para mitigar el cierre de actividad.

Según Barcala “hay empresas que han adelantado la renta y demás impuestos” a sus empleados, por lo que es “imprescindible” tratar temas relacionados a la “financiación de crédito bancario y de recategorización de muchas empresas como manera de poder rescatarlas y ayudar a la reactivación” del sector.

El presidente de ASFU dijo que “no se han hecho apoyos económicos” y el sector tiene que estar “rogando” por un porcentaje de descuento en un cargo fijo de los entes, que, según él, “son chirolas” mientras “se siguen pagando alquileres, DGI y BPS.

La Cámara de Eventos plantea que son más de 1.200 los trabajadores que fueron enviados a seguro de paro durante el año, además de que muchos trabajan por jornal y no llegan a calificar para el seguro.

Abal sostuvo que las medidas anunciadas el martes “nuevamente” dejan al sector “con un futuro incierto y haciendo imposible proyectarse comercial y económicamente”.

Foto: archivo El País.

El presidente dijo que lo recaudado con el tributo COVID-19 a los sueldos públicos se destinará para ayudar a “las actividades perjudicadas por la reducción de movilidad”, pero no especificó de qué manera. En ese sentido, en el sector mantienen expectativas.

“Después de un año casi sin trabajar se necesitan medidas de financiación, de créditos y de flexibilidad”, dijo el presidente de CEU.

La Cámara de Eventos del Uruguay envió ayer una carta al subsecretario de Economía, Alejandro Irastorza para “obtener una respuesta” al respecto.

La esperanza en el doble test

Con el comienzo del plan de vacunación, el Poder Ejecutivo en diálogo con el MSP, la OPP y el grupo de científicos asesores comenzó a idear un nuevo protocolo con un aforo mayor para eventos sociales. La idea era que las personas se realizaran un test serológico (de anticuerpos) y otro de antígenos en las farmacias para poder entrar a un evento. Hoy, con la marcha atrás en el sector, esto no se implementaría a la brevedad, aunque fuentes vinculadas al gobierno dijeron a El País que se continúa trabajando en la logística para ponerlo en marcha en el futuro.

Fuente: Elpaís