FM Ideal En Vivo Docente acusado de abuso estaba prófugo, iba a inaugurar un negocio de comida y lo detuvieron en Brasil – Fm Ideal 90.1

Docente acusado de abuso estaba prófugo, iba a inaugurar un negocio de comida y lo detuvieron en Brasil

El profesor de física de Rivera rompió la tobillera electrónica el 11 de febrero y escapó al vecino país, donde finalmente fue capturado.

Protesta contra abusos sexuales en Rivera. Foto: Fernando Ponzetto

“Se alejó del rastreo”, indicó la notificación de la Dirección de Monitoreo Electrónico (Dimoe) del Ministerio del Interior el 11 de febrero de este año. La tobillera electrónica que hizo saltar la alarma la tenía colocada un docente de física de Rivera por una denuncia que su expareja, con la cual había tenido una relación de 18 años y de la que nacieron dos hijas, le había radicado por violencia doméstica. Además, este profesor había sido imputado por abusar sexualmente de una alumna de una UTU en el departamento.

El día en que sonó la alerta del dispositivo electrónico, la Policía se dirigió a la vivienda en la que el hombre cumplía arresto domiciliario total por la investigación de abuso sexual. Cuando llegaron, los efectivos encontraron la tobillera colgada en una ventana.

A partir de ese momento se emitió una alerta roja a nivel internacional para poder capturar al hombre. Fuentes del caso indicaron a El País que los investigadores de Rivera sabían que el individuo se había fugado a Brasil, por eso comenzaron a intercambiar información con policías del vecino país para determinar en qué ciudad estaba.

De a poco, desde Uruguay se fueron recopilando pistas que indicaban que el docente podía estaría viviendo en la ciudad de Blumenau (Estado de Santa Catarina). Allí el hombre tenía una nueva pareja y estaba construyendo un comercio.

Durante cinco meses los investigadores realizaron trabajos de inteligencia e identificaron así quién era la pareja del docente. El 15 de julio pasado la Policía de Uruguay ya no tenía dudas: el docente vivía en un apartamento ubicado en dicha ciudad brasileña, estaba en pareja y había comenzado una construcción con el fin de inaugurar un negocio de comida en Blumenau. Todos las elementos de prueba recolectadas a lo largo de los meses en que el profesor estuvo prófugo fueron aportados a la Policía Federal de Brasil.

El pasado sábado, los efectivos brasileños se presentaron en el apartamento y lo detuvieron. Según indicaron las fuentes del caso, el mismo día que fue capturado por la Policía el hombre iba a inaugurar su local de venta de comidas.

Abuso sexual.

La fiscal Alejandra Domínguez era quien estaba a cargo de la investigación del docente de física por las denuncias de abuso sexual contra dos alumnas de la UTU de Rivera. La investigación había comenzado en 2019 y Domínguez solicitó en ese entonces la formalización por los delitos denunciados por la madre de una de las alumnas a comienzos de aquel año.

La mujer supo, según relató, que el docente le había enviado fotos desnudo y videos pornográficos a su hija. Incluso, siempre según la denunciante, el hombre había llegado a “manosear” a la menor dentro de la institución educativa.

Durante las audiencias judiciales, Domínguez pidió a la Justicia que se imputara al docente y que, mientras continuaba con la indagatoria de cara a un juicio oral, fuera enviado a prisión preventiva como medida cautelar.

Sin embargo, la Justicia entendió en ese entonces que no había riesgo de fuga por parte del hombre y, si bien hizo lugar a la formalización de la investigación, determinó que esperara el juicio bajo el régimen de libertad vigilada, de acuerdo a lo que informaron fuentes del caso.

En el curso de la indagatoria la fiscal encontró elementos como para ampliar la formalización e imputarle al docente un delito de abuso sexual.

A finales de octubre de 2020 comenzó el juicio oral por los dos delitos. La fiscal solicitó la condena de 10 años de penitenciaría por un delito de abuso sexual y un delito de abuso sexual especialmente agravado. El 11 noviembre la Justicia falló sobre el caso y condenó al docente a cuatro años de penitenciaria por un delito de abuso sexual, pero no se logró la condena por el abuso sexual especialmente agravado.

La resolución fue apelada por la fiscal y ahora el caso está en manos de un Tribunal de Apelaciones.

En enero de este año la fiscal solicitó una audiencia para pedir que el hombre fuera a prisión efectiva a la espera de ese fallo porque tenía información de que podría fugarse a Brasil. La justicia no hizo lugar al pedido y el docente escapó. Demoraron cinco meses en atraparlo y se espera que en las próximas horas sea extraditado a Uruguay.

Fuente: Elpaís