>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Detectan fallas y desvíos en fondo social de policías – Fm Ideal 90.1

Detectan fallas y desvíos en fondo social de policías

En concreto, la auditoría halló que en estos años no se consideraron aguinaldos en la recaudación del fondo, cuando deberían.

La auditoría alerta sobre la posible “desfinanciación” del Fondo de Tutela Social Policial. Foto: Estefanía Leal

Un informe de la Auditoría Interna de la Nación (AIN) revela serias fallas en el funcionamiento del Fondo de Tutela Social Policial, creado por ley en 2015 para generar beneficios a los efectivos (vivienda, seguro de vida e invalidez, gastos en sepelio, guardería, etc.), en base a un aporte obligatorio del 1% de sus remuneraciones nominales.

El trabajo de la AIN dentro de la Dirección Nacional de Asuntos Sociales del Ministerio del Interior, que abarcó 2019 y parte de 2020 y cuyos resultados se divulgaron ayer, detectó “ausencia y/o debilidades de los controles implementados” por dicha dirección, al punto que “no garantizan la adecuada integridad en la conformación del Fondo de Tutela Social”.

En concreto, la auditoría halló que en estos años no se consideraron aguinaldos en la recaudación del fondo, cuando deberían. “A valores constantes, desde la aprobación de la mencionada ley, el monto por el cual se omitió retener asciende a $ 80.000.000”, dice el informe.

Asimismo, se constataron diferencias entre lo vertido a la cuenta del fondo y lo efectivamente retenido por las distintas unidades ejecutoras en el período de enero a julio de 2020.

En este punto el informe es minucioso. Advierte que de un total de $ 2.407.986 a la fecha aún están pendientes de depositar $ 84.198. Esto responde a que “existen unidades ejecutoras que no realizan los depósitos respectivos”. A su vez, “se constató el depósito de unidades ejecutoras en otras cuentas bancarias, como ser en la de Retiros y Pensiones por un monto de $ 86.699, y no en la correspondiente al fondo”.

La AIN encontró que algunas unidades realizaron depósitos parciales o que lo hicieron hasta seis meses después, cuando el plazo máximo es de dos meses.

La criticidad de estos hallazgos, dice la auditoría, es “extrema”. Implican para el organismo una “inadecuada planificación financiera por desconocimiento del monto a disponer”. Además, la AIN alerta que se corre el riesgo de “desfinanciación del fondo, pudiendo determinar el incumplimiento de las prestaciones debidas en tiempo y forma”. Se asume la posibilidad de que se esté utilizando el fondo “para fines distintos para el que fue creado”.

Se identificaron también debilidades en la asignación de autoridad y responsabilidad, las cuales podrían “impactar al momento del llamado a responsabilidad ante irregularidades detectadas”.

El informe concluye que hay una “falta de información íntegra, confiable y oportuna”, y señala la omisión de rendición de cuentas a los aportantes”, lo cual “resta transparencia”.

Las cuentas poco claras

Entre las sendas recomendaciones de la AIN figura “establecer e implementar un criterio uniforme de registración (…) a efectos de contar con estados financieros básicos”. Y también “presentar rendiciones de cuentas de la gestión realizada por el ministerio respecto del Fondo de Tutela Social a sus aportantes”.

Fuente: Elpais